Mes: mayo 2013

Pulgasari. 1985

 Pulgasari (en coreano: 불가사리) es una película propagandística norcoreana encauzada en los géneros de ciencia ficción y acción dirigida por Shin Sang-ok y Chong Gon-jo. Fue estrenada por primera vez en Corea del Norte en 1985. La película es una versión muy similar a la japonesa Godzilla, de hecho, tanto Teruyoshi Nakano como personal de la productora japonesa Tōhō participaron en la creación de los efectos especiales de la película.

Pero lo más destacable de ella es que durante el periodo en el que Kim Il-Sung era el gran líder de Corea del Norte, su hijo, Kim Jong-Il fue designado, entre otras muchas cosas, encargado de cultura, lo que viene a ser encargado de propaganda. Durante ese periodo, Kim se obsesionó por el cine como método propagandístico, lo que le llevó a producir y supervisar personalmente -aunque en la sombra- varias películas. Pero la maquinaria cinematográfica de Corea del Norte seguía siendo muy pobre. A Kim no se le ocurrió mejor opción que mandar a su servicio secreto a raptar a Choe Eun Hee, la que por entonces era la actriz de mayor éxito en Corea del Sur. Pero no contento con ésto, poco después también raptó a su marido, Sang-ok Shin, productor y director de igual éxito, y a ambos les puso a hacer películas para satisfacer su extraño ego.

En el apartado visual, los efectos son más propios de los años 60 que de los 80. Está claro que el resto no le iba a ir a la zaga.

La película es una de las pocas que el gobierno norcoreano permitió la proyección en Corea del Sur fruto de un intercambio cultural entre las dos Coreas, así como en otros países como Japón y Estados Unidos. Aun así y debido a que se trata de una versión propagandística de Godzilla con el fin de ensalzar los valores del régimen, la difusión de la misma fuera de Corea del Norte fue escasa. No obstante, en Corea del Norte es considerada como una película de culto.

Más curiosa es la historia de su director Shin Sang-ok, quien descubrió a los pocos meses de su divorcio que su ex mujer Choi Eun-hee había sido secuestrada por espías de Corea del Norte en una visita a Hong Kong. Cuando Sang-ok se marchó a Hong Kong para investigar, el realizador también fue capturado por los norcoreanos. Los secuestros fueron una orden directa de Kim Jong-il, quien quería establecer una industria cinematográfica en su país que reflejara los valores y puntos de vista del Partido del Trabajo de Corea y la ideología Juche. Aunque entonces las autoridades norcoreanas aseguraron, que el director huyó a Pyongyang por iniciativa propia, tanto Sang-ok como Eun-hee declararon más tarde que fueron capturados contra su voluntad.

Sang-ok, quién dirigió siete películas desde 1983 hasta 1986 en Corea del Norte, entre las cuales figuraba Kim Jong-il como productor ejecutivo, y volvió a casarse con Choi Eun-hee a petición de las autoridades norcoreanas. En 1986, ocho años después de su secuestro, Eun-hee y Sang-ok escaparon del país aprovechando su estancia en Viena por un encuentro empresarial y se refugiaron en la embajada de Estados Unidos, donde se les concedió asilo político

A Brief History of Robot Birds

 

A Brief History of Robot Birds

Our recent post on the history of the cuckoo clock inspired some research into other examples of early, non-timekeeping robot birds. For centuries, birds–pigeons and canaries in particular–have been a popular subject for inventors and engineers experimenting with early mechanical systems and robotics. Take, for example, Bubo, the ancient clockwork owl seen in the 1981 film Clash of The Titans. Bubo was forged by Hephaestus to aid Perseus in his quest and Bubo was, of course, purely fictional. There were however, actual avian automatons in actual ancient Greece.

The earliest example dates to 350 B.C.E. when the mathematician Archytas of Tarentum, who some credit with inventing the science of mechanics, is said to have created a mechanical wooden dove capable of flapping its wings and flying up to 200 meters, powered by some sort of compressed air or internal steam engine. Archytas’ invention is often cited as the first robot, and, in light of recent technological advancements, perhaps we could even consider it to be the first drone; the very first machine capable of autonomous flight. Very few details are actually known about the ancient mechanical dove, but it seems likely that it was connected to a cable and flew with the help of a pulley and counterweight. This early wind-up bird was chronicled a few hundred years later in the pages of a scientific text by a mathematician, Hero of Alexandria. – Continue reading at Smithsonian.com.

Image: Bubo the robotic owl from the 1981 film Clash of the Titans.

El Cachorro – Asalto a Almuñecar (Portada nº 120)

El Cachorro – Asalto a Almuñécar (Portada nº 120)

El cachorro fue una serie de cuadernos de aventuras creada por Juan García Iranzo y publicada por Editorial Bruguera entre 1951 y 1960 en forma de folletín.

El primer ejemplar de la colección se publicó en diciembre de 1951. El autor se inspiró para la creación de esta serie en las películas de piratas estadounidenses de los años treinta, como “El capitán Blood” o “El Corsario Negro”, así como en el libro “El médico de los piratas”, las memorias del médico del famoso capitán Morgan. Por otro lado, Iranzo ya había realizado anteriormente una historieta de piratas, El pirata desconocido (revista Chicos, 1945).

Hasta su desaparición en 1960 llegaron a publicarse un total de 213 números en formato de cuadernillos de aventuras. El autor prefirió acabar la serie, a pesar de su éxito, en lugar de plegarse a las exigencias de Bruguera, que pretendía aumentar el ritmo de publicación, lo que hubiese obligado a Iranzo a ceder su personaje a otros dibujantes.

Posteriormente tuvo una reedición 1976 en forma de cuadernos, pero comenzando en su lucha contra los piratas berberiscos, y en 1983 en su formato original.