Archivo de la etiqueta: Cine Italiano

Breve historia desconocida: Golden City

Golden City fue el lugar de grabación de películas situado en el Parque regional de la Cuenca Alta del Manzanares y fue el primer poblado cinematográfico estable del ‘Oeste’ en España y en Europa.

En 1962, Eduardo Manzanos Brochero, productor, guionista y director, propone el proyecto y su construcción a los decoradores Jaime Pérez Cubero y José Luis Galicia (cuñado del propio Manzanos), para ello alquilan una explanada propiedad del Ayuntamiento. Fue construido por un centenar de hombres que emplearon 75.000 horas de trabajo en total. Se utilizaron 30 kilos de dinamita y 500 metros lineales de barrenos para volar las tierras pedregosas. En total se emplearon 300 metros cúbicos de madera, sesenta toneladas de cemento y medio millón de ladrillos, para la construcción de los edificios. Cubero y Galicia, llegarían a un acuerdo con el productor Eduardo Manzanos, para construir y gestionar ellos, todos los decorados de los rodajes.

Breve historia desconocida: Golden City

Golden City debe su nombre al escenario principal de «El sherrif terrible» (1962), la primera película producida en Hoyo. El set estaba formado por una calle ancha, de unos 100 metros de largo, cerrada por el lado norte por un gran saloon. El poblado contaba con unos 15 edificios estables, a los que se añadían construcciones formadas sólo por fachadas.

La primera película que se rodó allí fue «El sheriff terrible» de Alberto de Martino, en el año 1962. Dos años más tarde llegaría Sergio Leone para rodar la emblemática «Por un puñado de dólares«, película con la que empezaría el boom del Spaghetti Western.

Un total de 68 westerns se rodaron es esta localización desde 1962 hasta 1973. A partir de 1972, los rodajes empezaron a ser cada vez menos frecuentes, debido a la progresiva decadencia del género y a que los productores preferían rodar en Almería. Con el descenso del número de rodajes también bajaron los ingresos, con lo que los decorados se fueron deteriorando lentamente, como se puede ver por ejemplo en el western «Un, dos, tres, dispara otra vez» (Tulio Demicheli, 1973), uno de los últimos westerns rodados allí.

Breve historia desconocida: Golden City
Noticia publicada en la revista Blanco y Negro, el 22 de septiembre de 1962 

En 1962, la revista «Blanco y Negro» publicó un reportaje gráfico de seis páginas sobre Golden City titulado «El «lejano oeste» en Madrid». Su autores fueron Guillermo Bolín y Teodoro Naranjo. Se menciona al productor de cine Eduardo Manzanos. En aquel momento, la película «El sheriff terrible» ya se había terminado de rodar; «Cabalgando hacia la muerte (El Zorro)» se estaba grabando y tenían dos títulos en preparación: «Tres hombres buenos» y «Bienvenido, padre Murray», ambos estrenados en 1963.

Blanco y Negro, el 22 de septiembre de 1962 

El el último de los westerns rodado en esta localización sería «Mano rápida» (1973), dirigido por Mario Bianchi. Como resultado de ello, Eduardo Manzanos Brochero decidió, en 1975, no renovar el contrato, dejando una importante deuda. Los restos del set se mantuvieron unos años (hasta mediados de los 80 más o menos), para desaparecer posteriormente. Aún se pueden ver algunos rastros del poblado como: un par de abrevaderos, algún resto de estructura y un montón de ladrillos esparcidos por la pradera. Por otro lado, en las cercanías de Golden City, también se construyeron dos ranchos y un fuerte de los que tampoco queda nada.

Breve historia desconocida: Golden City
Equipo y actores esperando el inicio del rodaje

Por un puñado de dólares (1964), Sergio Leone, interpretado entre otros por Clint EastwoodGian Maria Volonté, es la producción más célebre que recaló en Hoyo de Manzanares. Casi la totalidad del metraje fue rodado en el set y en inmediaciones de la Comunidad de Madrid como Aldea del Fresno. Esta película supuso el despegue del euro western a nivel internacional, llamado despectivamente como spaghetti-western.

Breve historia desconocida: Golden City

El escenario aparece incluso filmes eróticos como «Las chicas del salón dorado» (1975) Gilbert Roussel, en el que aparecen escenas reutilizadas de «El vengador de California» (1963) Mario Caiano. Costumbre habitual en la época la de reutilizar metraje de otras películas.

Otras producciones como «Orgullo y pasión» (1957) Stanley Kramer, con Sophia LorenCary Grant y Frank Sinatra, también rodaron en estos escenarios como indica la hemeroteca de ABC, que se grabó parcialmente en Hoyo y la vecina Colmenar Viejo.

Breve historia desconocida: Golden City
Cary Grant con un grupo de oficiales del ejército español durante el rodaje de la película Orgullo y Pasión. (Juanjo-Urbanity)

En 1968 se construiría una calle estilo Chicago, para el rodaje de «Tiempos de Chicago» (1968) de Julio Diamante. En dichos decorados se llegarían a rodar como mínimo cinco producciones más.

Breve historia desconocida: Golden City
Calle recreando el Chicago de los años treinta. (Foto Tito Arróniz)

De Golden City apenas quedan vestigios: dos abrevaderos y algún bloque de ladrillos escondido bajo la vegetación. Además se pueden apreciar ocho cementerios y algunos con tumbas, donde existen aproximadamente 13 películas en las que aparecen estos cementerios, inclusive Por un puñado de dólares.

King Kong (1976)

El gigantesco muñeco animatrónico para King Kong (1976), diseñado y construido por Carlo Rambaldi (1925-2012), finalmente “desapareció” en el inverno de 1979 en Mar del Plata (Argentina). Era una estructura enorme de acero inoxidable, caucho, crines de caballos y plástico, con sus imponentes 17 metros de altura y 6,5 toneladas de peso.

King Kong (1976)

La versión de King Kong de 1976, fue dirigida por John Guillermin, contaba con los actores Jeff BridgesJessica LangeCharles GrodinJohn RandolphRene Auberjonois, Julius Harris, Jack O’Halloran y Denis Fimple en los papeles principales.

King Kong (1976)

A mediados de la década de 1970, el estudio Universal tenía pensado hacer una versión más fiel a la original, incluyendo escenas de dinosaurios y ambientado en la década de 1930, titulado The Legend of King Kong, que se dijo que sería dirigida por Joseph Sargent, con efectos especiales de Jim Danforth, usando la técnica stop-motion, y al parecer protagonizada por Peter Falk -conocido sobre todo por interpretar al teniente Colombo en la serie del mismo título- y Susan Blakely.

El film estaba basado en la novelización del guion original de 1933 escrita por Delos W. Lovelace. El proyecto fue paralizado cuando fue anunciada esta versión por Paramount. Algunos años antes la Hammer Productions también intentó hacer una versión, pero no pudo hacerse con los derechos de la película; incluso se rodaron algunos planos que finalmente fueron utilizados para el anuncio de un coche. Se «conformaron» con rodar Hace un millón de años en 1966. El guion de la versión de 1976 es de Lorenzo Semple Jr., basado parcialmente en la historia original de la película escrita por Merian C. Cooper y Edgar Wallace, con guion de James Ashmore Creelman y Ruth Rose.​

En 1976, el productor ítalo-americano Dino de Laurentiis quizo hacer una nueva versión de la película clásica del 33. Para ello resucitó a la bestia. En esa ocasión, Kong ya no era una figura articulada de 45 centímetros de altura y cubierta con pelo de conejo. Fascinado por el gigantismo, otra manera de exhibir la otredad, de Laurentis invirtió cerca de tres millones de dólares en construir dos enormes brazos mecánicos y un muñeco animatrónico (robot) de 17 metros de alto y 6,5 toneladas de peso.

King Kong (1976)

Durante la publicidad de la producción se declaró que la estrella de la película sería un gorila mecánico de 1,7 millones de dólares, pero lo único que se usó para algunas escasas tomas y el resto del metraje de Kong fue el brazo mecánico de Rambaldi. Kong fue interpretado por el gran maquillador Rick Baker en un traje de gorila de su propia creación. Luego se trató de reparar el bochorno con las siguientes palabras que pueden leerse en los créditos finales del filme: 

La producción certifica que King Kong fue diseñado y construido por Carlo Rambaldi y Glen Robinson, con una contribución especial de Rick Baker.

King Kong ,1976

Para las escenas finales de la película había que crear una enorme multitud para la escena de masas en que Kong muere. Rodada en el tristemente célebre World Trade Center, al estar la plaza está cerrada para el rodaje, había que llenarla de extras. De Laurentiis decretó que la plaza estaría abierta al público y puso anuncios en los periódicos invitando a la gente a asistir al rodaje, asegurándose de paso una gran publicidad. Lo que pasó fue que la plaza se llenó con miles y miles de asistentes… y la cosa se descontroló.

En estas escenas de la muerte de Kong, solo las primeras filas de multitud son de policías reales de Nueva York y extras contratados. Lo justo para rodear al Kong, y a Jessica Lange. El resto son neoyorquinos que fueron a ver el rodaje. Y a la larga se descontrolaron. Acabaron pasando las barreras policiales y destrozaron el muñeco gigante, el cual sufrió grandes daños, pues la multitud le arrancó el pelo, le destrozaron varios dedos de la mano y le sacaron un ojo que nunca apareció.

Después de la finalización del film, el gigante mecánico quedó en las playas de Nueva York, algo que aprovechó Marco Ferreri en su película Adiós al macho (1978), película protagonizada por Gérard Depardieu y Marcelo Mastroianni, film exitoso en su día.

King Kong (1976) - Adiós al macho (1978)

Lo que nadie imaginó por entonces fue que, a sólo tres años del estreno del film, esa maravilla tecnológica terminaría recorriendo exóticos rincones de América del Sur y, por un buen tiempo, “desapareciendo” casi por completo.

En setiembre de 1978, el gigantesco animatronic fue trasladado a Argentina para ser exhibido en un show de medio pelo en las instalaciones de la Sociedad Rural. Cuatro meses más tarde, en febrero de 1979, fue enviado a Mar del Plata para aprovechar la temporada de turismo estival. Pero el negocio fracasó y, desde fines de ese mes hasta finales de abril del mismo año, el robot permaneció abandonado en el predio del ex estadio Bristol, de Avenida Luro, esperando a que se resolviera un embargo. Allí se lo pudo ver, soportando la llovizna y el frío del crudo otoño marplatense, hasta de un buen día desapareció y nunca más se supo oficialmente de él.

Tras un conflicto judicial, Kong fue retirado y enviado provisoriamente al barrio de Devoto (Buenos Aires), para luego migrar a Estados Unidos y más tarde al Playcenter de San Pablo (Brasil), en determinado momento empezó a circular el rumor de que había acabado sus días en un terreno baldío de Batán, a las afueras de Mar del Plata, siendo desguazado por los habitantes de una villa de emergencia, en las inmediaciones de la penitenciaría local.

King Kong (1979)

Hoy sabemos que King Kong, sobrevivió a los múltiples avatares que debió soportar en la costa bonaerense, partió de gira por espacio de varios años, hasta anclar definitivamente en un depósito de Carolina del Norte (EE.UU.). Al fin de cuentas, salió bien parado, gracias a la asistencia legal de un abogado. Regresó a casa.

King Kong (1976)
King Kong (1976)

Obituario: Enzo Sciotti

Enzo Sciotti (Roma, 24 de septiembre de 1944-11 de abril de 2021) fue un artista e ilustrador italiano. Sciotti es conocido por sus ilustraciones de más de 3000 carteles de películas, generalmente para películas de terror, como The BeyondDemonsThe Blood of Heroes y varias otras películas de Lucio FulciDario Argento y Lamberto Bava. También pintó portadas para cómics y lanzamientos para videoclubs.

En la década de 1980, Sciotti se convirtió en uno de los artistas europeos de carteles de cine más conocidos. Si bien diseñó arte para muchas películas italianas y fue un artista popular para los carteles de películas estadounidenses lanzados en Italia, fue particularmente conocido por los carteles de películas de terror.

En su dilatada carrera, Sciotti trabajó en muchas películas dirigidas por Lucio Fulci, como La casa del cementerioManhattan Baby y Un gato en el cerebro, y también con otros directores como Dario ArgentoLamberto BavaDavid LynchGeorge RomeroDavid. Webb Peoples y los hermanos Coen.

Ilustró cómics en las décadas de 1970 y 1980 e hizo arte exclusivo para lanzamientos para el mercado de videoclub. Es mejor conocido por su trabajo en los carteles de El ejército de las tinieblas de Sam RaimiEl más allá de FulciTerciopelo azul de Lynch y Fenómenos de Argento. Una copia de su cartel de Terciopelo Azul se conserva en la Galería Nacional de Australia. 

Para The Beyond, Sciotti apareció en las características del making-of. Cuando el arte gráfico digital reemplazó a la ilustración tradicional y los DVD y las empresas corporativas se hicieron cargo, Sciotti se alejó de los gráficos y comenzó a pintar, generalmente retratos. 

Su estilo de cartel de película «combinó la superposición fotográfica y la pintura alusiva, expresiva y goliardica «, contribuyendo a crear una escuela de diseño estético estrechamente vinculada a las comedias italianas de los años 80. 

Artista prolífico, creó más de 3000 carteles en su vida, y trabajó con su agencia hasta su muerte en abril de 2021; creó las portadas de lanzamiento para videoclubs de la colección Midnight Classics de películas de error clásicas de culto. The Guardian lo describió como uno de los tres «maestros indiscutibles» del arte de portada de VHS, que era «tan experto en producir paisajes petroleros como monstruos y mercenarios». 

Obituario: Enzo Sciotti autor de los mejores carteles de cine de los años  ochenta
Obituario: Enzo Sciotti
Obituario: Enzo Sciotti
Obituario: Enzo Sciotti
Obituario: Enzo Sciotti
Obituario: Enzo Sciotti
Obituario: Enzo Sciotti
Obituario: Enzo Sciotti
Obituario: Enzo Sciotti
Obituario: Enzo Sciotti
Obituario: Enzo Sciotti
Obituario: Enzo Sciotti
Obituario: Enzo Sciotti
Obituario: Enzo Sciotti
Obituario: Enzo Sciotti
Obituario: Enzo Sciotti
Obituario: Enzo Sciotti
Obituario Enzo Sciotti
Obituario: Enzo Sciotti
Obituario: Enzo Sciotti
Obituario: Enzo Sciotti

Detrás de las cámaras: El bueno, el feo y el malo (1966)

Detrás de las cámaras: El bueno, el feo y el malo (1966)

Fotografías promocionales con Clint Eastwood, Eli Wallach y Lee Van Cleef para el famoso spaghetti western titulado «El bueno, el feo y el malo» (Sergio Leone, 1966). Las fotografías fueron tomadas en Burgos, durante el rodaje de la película entre Salas de los Infantes y Covarrubias.

Clint Eastwood, Eli Wallach, Lee Van... - Malati di Cinema | Facebook
Clint Eastwood, Eli Wallach y Lee van Cleef | Cultura | EL PAÍS
El bueno, el feo y el malo viven para siempre en Burgos | Cine | Fotos de  cine, Cine western, Fotografía de cine

El Guernica y la última mujer fértil

El Guernica y la última mujer fértil aparecen tratados de similar manera en dos obras muy dispares. comparten similitudes de composición «Hijos de los Hombres» (2006) de Alfonso Cuarón basada en la novela homónima de P.D. James y «2019 Tras la caída de Nueva York» (1983) de Silvio Martino explotation de Mad Max, 1990 Rescate en Nueva York, The warriors o El planeta de los simios.

El Guernica y la última mujer fértil. Hijos de los Hombtres
Hijos de los hombres (2006) Alfonso Cuarón

Hijos de los Hombres (2006)

Año 2027: el ser humano afronta su posible extinción. La humanidad ha perdido la capacidad de procrear, y el mundo se estremece ante la noticia de la muerte de la persona más joven de la Tierra, que tenía 18 años. Gran Bretaña continúa en pie cuando el caos irrumpe. Theo, un desilusionado ex-activista radical convertido a burócrata, es contratado por Julian su exmujer y líder un grupo militante que defiende los derechos de los refugiados. Theo se ve obligado a ayudar y ser el protector de la persona más buscada sobre la faz de la Tierra… la única mujer fértil.

El Guernica y la última mujer fértil. Hijos de los hombres

El Guernica y la última mujer fértil: 2019 Tras la caída de New York
2019 Tras de la caída de Nueva York (1983) Sergio Martino

2019 Tras la caída de Nueva York (1983)

Veinte años después de una guerra nuclear, en las ruinas de un mundo devastado, los supervivientes intentan perpetuar la especie humana, pero la contaminación radiactiva hace inviable la procreación. La Federación, institución gubernamental constituida por una parte de la sociedad tras la hecatombe, ha localizado a la única mujer fértil, que se convierte en la esperanza de la Humanidad. Sin embargo, la mujer se encuentra atrapada en Nueva York. La Federación pide a un mercenario llamado Parsifal que rescate a la moderna Eva a cambio de garantizarle un lugar en la nave espacial que el Gobierno fletará para iniciar una nueva era en el sistema estelar de Alfa Centauri. El mercenario acepta la misión y se dirige a Nueva York, donde debe enfrentarse a los Eurac, una facción de los supervivientes del holocausto nuclear dirigida por la cruel Ania.

El Guernica y la última mujer fértil: 2019 despues de la caída de nueva york

Vademécum de Her Doktor: Karate Kimura 3 (Karate Rock) (1990)

Vademécum de Her Doktor: Karate Kimura 3 (Karate Rock) (1990)

El nombre verdadero de esta tercera entrega originalmente es “Karate Rock”, y no tienen nada que ver con la continuidad de la saga, aunque comparte director con algunas de las pelis anteriores, Fabrizio De Angelis bajo el de Larry Ludman. El cambio de título se debió para aprovechar el nombre de la saga, aunque en Italia ya existia un “Il ragazzo dal kimono d’oro 3″. Convirtiéndose en un explotation de un explotation.

Director: Fabrizio De Angelis

Nacionalidad: Italiana

“Karate Rock” se ha ganado un digno puesto en la lista de películas cuyas copias deben ser destruidas. Son 86 minutos de anticine acompañado de la peor música del programa “Puesta a punto” de Eva Nasarre. La historia es la de siempre: chico encuentra a chica, le aporrea el malo con sus secuaces, se encuentra a maestro oriental, recupera su dignidad batiendo en combate al villano y se queda con la chica. En este caso, a la chica (Nathalie Hendrix) le hacen el cansino truco de ponerle unas gafas para hacerla pasar por pardilla y camuflar que sin ellas podría ser portada del Playboy. Como innovación a los horribles peinados de las chicas de la saga Kimura, esta vez aparecen cabellos tratados con plancha, toda una revolución en esa época, pero en la misma línea hortera. Técnicamente “Karate Rock” es anticine, es una basura en lo que concierne fotografía, iluminación, coreografía de las peleas, interpretación, guión, técnicas narrativas… pura calidad Telenieve. Las escenas están compuestas con muy mal gusto, destacando negativamente las de la discoteca.
Esta película es la confirmación social de que si sabías karate y además bailar, no necesitabas nada más en la vida, las hembras acudirían a comerte el sargo crudo sin dudarlo.
En conclusión, probablemente la peor película del karatekidexplotiation, además de los combates más penosos de toda la historia del cine, no tiene ningún aspecto antológico salvo su eventual pertenencia a la saga Kimura.

Her Doktor

Vademédum de Her Doktor: Karate Kimura (1987)

Vademédum de Her Doktor: Karate Kimura (1987)

“Karate Kimura” con título italiano de “Il ragazzo dal kimono d’oro”, conocida en EEUU como “Karate Warrior”. Fue rodada en Filipinas por Fabrizio de Angelis, productor de los mejores films de Lucio Fulgi,  que como otros tanto directores italianos del explotation firmaba como Larry Ludman.

Se filmaron hasta 6 pelis de la saga. A nuestro pais solo llegaron las tres primeras bajo el nombre de Karare Kimura, pero siendo la tercera en españa “Karate Rock”.

Director: Fabrizio de Angelis

Nacionalidad: Italia.

“Kárate Kimura” es una película mala pero que se deja ver, y que en los ochenta era bastante aceptable. Lo más importante es lo peor, o sea, las peleas. Es una de las películas de artes marciales con menos artes marciales de la historia. Sin embargo, lo compensa con un guión algo cuidado (atención que no digo que sea bueno) para este tipo de películas, unos actores medianamente aceptables, y un protagonista algo carismático. El que carece de carisma totalmente es Quino (¡al poco llegaría el grandioso Tom-Po!). A momentos es entretenida a momentos es aburrida. El maestro Kimura dice que le agobia que hablen pero se pasa todo su metraje dándole a la sin hueso. El áctor que lo interpreta se llama Ken Watanabe. Pensé que sería pariente del científico alelado de Godzilla, pero se ve que no tiene nada que ver. Kim Rossi Stuart, protagonista de “Kárate Kimura”, continuaría como actor, e incluso director, en mejores películas posteriores. Así que este es una excepción a los casos de “one-hit” ochentosos.

El kimono dorado debe ser estupendo y suavecito para ir a dormir pero para luchar me parece que no es muy práctico. Eso sí, vistoso y elegante más que ninguno. En conclusión, mala pero no tan mala.

Por último, al final de la película aparecen trailers a la antigua usanza. Qué elegancia y qué pena que ahora sea imprescindible añadirles ruidos de coches derrapando y acelerar las imágenes a mil fotogramas por segundo.

Solo por decir “Yo he visto la saga Karate Kimura, aparta gafapasta que crees saber de CINE” merece la pena.

                                     Her Doktor