Archivo de la etiqueta: Ilustración

El mito de Tartaria

Tartaria o Gran Tartaria (en latín: Tartaria Magna) es el nombre por el que se conocía en Europa, desde la Edad Media hasta el siglo XIX, a una gran extensión de tierra del centro y noreste de Asia que iba desde el mar Caspio y los montes Urales hasta el océano Pacífico y que estaba habitada por varios pueblos túrquicos y mongoles, a los que genéricamente llamaba «tártaros». Incluía lo que en la actualidad se conoce como Siberia, Extremo Oriente ruso, Turquestán (incluido el Turquestán Oriental), la Gran Mongolia, Manchuria y, ocasionalmente, el Tíbet.

En los mapas y textos europeos datados entre los siglos XVI y principios del XIX, Tartaria era el nombre genérico de los extensos territorios de Siberia y el Extremo Oriente ruso. Tomaba su nombre de los tártaros, nombre que se asignaba en Occidente a los pueblos mongoles. El término fue cayendo en desuso a medida que el Imperio ruso se expandía hacia el este y Siberia era más conocida en Europa.

Tartaria o Reino del Gran Khan
Tartaria o Reino del Gran Khan
Mapa de Tartaria dibujado por John Cary (1806) A New Map of Mongolian & Independent Tartary , From the Latest Authorities.
Mapa de Tartaria dibujado por John Cary (1806) A New Map of Mongolian & Independent Tartary , From the Latest Authorities.

El invento de la Gran Tartaria y el antiguo orden mundial

Tartaria o la Gran Tartaria habría sido una civilización perdida, un poderoso y extenso imperio que habría ocupado todo el norte de Asia hasta 1775, aproximadamente. Era como un Antiguo Orden Mundial, conocido como el «país más grande del mundo». Abarcó desde el territorio del mar Caspio y los montes Urales hasta las costas del océano Pacífico.

Mapa de la Gran Tartaria

La aparición en los libros de historia de referencia a esta nación, ocupando toda Siberia, ha llevado a mucha gente a pensar que, no sería una civilización perdida (totalmente), pero habría varios aspectos importantes que se dice que fueron suprimidos, como su carácter imperial e influencia sobre Europa y Asia. Tartaria aparece en varios mapas oficiales y publicaciones de antes del siglo XIX, pero posteriormente comienza a desaparecer de estos.

Pero, ¿realmente que es todo esto?

Esto corresponde a una conspiranoica que se extendió por por la red con el nombre de Tartaria, en torno a 2019. Esta nueva de conspiranoía nos habla del supuesto Imperio Tártaro y de Tartaria argumentando que se trataba de un gran imperio que existió, pero que, por extrañas razones, los libros de historia han decidido ignorar.

Pero esto no es todo, ya que la idea de la Gran Tartaria se retroalimenta de otra conspiranoía, asociada con otro «tema de moda» en la red esos años: la lluvia de barro (mud-flood) que afecto a grandes partes de la tierra, y que según afirman provocó el fin de la civilización tártara.

Si quieres descubrir más acerca de esta «verdad oculta», solamente tienes que poner en el buscador las palabras «Tartaria lluvia de barro» para ver toda las conjeturas y teorías.

La mayoría de gente que se ha sumado a este nuevo carro son terraplanistas consagrados. Los terraplanistas llevan muchos años hablando de lo mismo y este nuevo tema de Tartaria les vino como una nueva «prueba» de sus afirmaciones.

Unes la tierra plana, añades una inundación de barro a nivel mundial y una conspiración que ocultar pruebas y conocimiento, lo mezclas bien, y le pones un clickbait bonito. El resultado perfecto para conseguir miles de visitas y visualizaciones en video y redes sociales.


El arte de Vsevolod Ivanov

Vsevolod Borisovich Ivanov (en ruso: Всеволод Борисович Иванов) (14 de agosto de 1950, Belomorsk) es un ilustrador ruso, cuya obra se basa en el antiguo folclore eslavo, (no confundir con el escritor soviético fallecido en 1963, Vsevolod Ivanov.).

Nació en la ciudad de Belomorsk, República de Carelia, la región finlandesa de Rusia. Esta región fue disputada en la Edad Media entre Suecia y la República de Novgorod, un Estado fundado por vikingos en la Alta Edad Media. Con el auge de la Rusia zarista, toda Finlandia fue anexionada, incluyendo Karelia. La situación se mantendría hasta que la revolución bolchevique de 1917 facilitase el desmembramiento del Imperio de los zares, y por tanto la emancipación de Finlandia. La situación no duró mucho: en 1939, la URSS emprendió una serie de campañas contra Finlandia que durarían hasta 1944.

Desde muy temprana edad demostró tener una gran afición por el dibujo, por lo que comenzó a estudiar diseño en la Escuela de Tver. Hasta 1974 participa en exposiciones de artistas aficionados. En 1978 se gradúa en la Escuela de Tver, en la especialidad de artista diseñador. Luego de perder su trabajo en 1999 decide ir por su cuenta, recreando una suerte de historia apócrifa del pasado ruso, en donde nos es presentada la mítica Hiperbórea, una civilización que habría desaparecido durante la última glaciación que afecto el norte del continente europeo.

Utiliza como línea de trabajo historia ficticia del pasado, una alternativa a la historia. La obra de Ivanov ilustra una supuesta civilización mítica en el extremo norte, que cayó con el advenimiento de la glaciación, y que forma parte del imaginario colectivo de la Europa clásica, presente en los griegos y en los romanos.

Sus ciclópeos y fantásticos paisajes, sean estos naturales o no… o una combinación de ambos y que parecen empequeñecer a los seres humanos que se desenvuelven en ellos, representan una Rusia plagada de dioses, monstruos antediluvianos, rituales paganos y cristianos, rastros de antiguas civilizaciones de desconocida tecnología, drakkars vikingos y portentosas iglesias ortodoxas de madera, todo ello rodeado de un aura mística que resulta irresistible para todo aquel que tiene la oportunidad de acceder a esta obra tan particular.

La obra de Vsevolod Ivanov está llena de ecos de lo que los griegos llamaban Hiperbórea y los romanos Última Thule: una supuesta civilización mítica en el extremo norte, que cayó con el advenimiento de la glaciación, y que forma parte del imaginario colectivo de la Europa clásica.

“Desde muy joven supe que… la historia de la Rusia medieval estaba distorsionada. La historia moderna estaba falsificada. Sin embargo, durante la última década ha sido posible publicar literatura sobre las verdaderas crónicas más antigua de Rusia. Y yo… como un estudiante tenía que dominar ese esplendor.

Vsevolod Borisovich Ivanov

El artista nos representa sociedades con viviendas de madera (explicaría que no hallemos restos de ellas, puesto que la madera se pudre con el tiempo), rituales paganos, escenas folklóricas idealizadas y huellas del paso de los vikingos, pero tampoco renuncia a representar iglesias ortodoxas del pasado medieval.

El arte de Vsevolod Ivanov.
“Fenómeno de estrella con cola” (2005)

“Fenómeno de estrella con cola” (2005).

Una estrella con cola (cometa) apareció en el cielo del atardecer. La aparición de la estrella con cola es un evento inusual para los habitantes de la antigua ciudad de Slovensk. Caminan en un proceso solemne y miran el firmamento. El sol se está muriendo, pero su círculo ya no es visible. Está oscurecido por el templo representado en la parte inferior derecha de la imagen. Sin embargo, los rayos del atardecer, como flechas, atraviesan la bruma de la tarde. ¿Qué presagia el milagro de la cola? La gente del pueblo habla entre ellos sobre esto, y los magos darán una respuesta exacta.

El arte de Vsevolod Ivanov.
“Portage abandonado”

“Portage abandonado”

Un gran barco de los varegos está solo entre los árboles. Hay un agujero en la proa. Cerca hay troncos medio podridos. La naturaleza poco a poco se apodera del barco. ¿Cómo podría estar aquí este bote? Al parecer, los vikingos solían marchar con este transporte hacia tierras desconocidas. Quizás hubo una pelea con los lugareños. La pelea continuó. Los varegos huyeron. El bando atacante logró dañar el bore, haciéndola inadecuada para nadar. Se necesitaría mucho tiempo para reparar un barco en una zona tan problemática. Vestigios de los vikingos, quienes durante una época proliferaron por toda Rusia, suponiendo para el país algo similar a lo que supusieron los visigodos en España.

El arte de Vsevolod Ivanov.
“En la época de Indra”

“En la época de Indra”

El reloj histórico llega a la mitad del VIII milenio antes de Cristo. Una hilera de mamuts (los rusos los llamaban Indriks) desciende desde la orilla elevada hasta la superficie nevada del río. Un destacamento de soldados, exploran la zona del río Rakhna (Ra, Volga).

Después de la muerte de Daariya-Arctida, los supervivientes entre los “nietos de Dazhdbog” se establecieron en Siberia, donde crearon muchas ciudades, la principal de las cuales fue Asgard. Sin embargo, después de la guerra con los Atlantes, el clima en Siberia se volvió mucho más frío y los rusos (que domesticaron a los mamuts) tuvieron que trasladarse a regiones más cálidas.

El arte de Vsevolod Ivanov.
“En la ciudad de la estirpe rusa”

“En la ciudad de la estirpe rusa”

Han pasado muchos milenios desde que los arios se establecieron en Siberia. Habiendo sobrevivido a poderosos cataclismos y guerras, la poderosa etnia creó centros de cultura en muchas partes de Eurasia. La pintura muestra una parte de la ciudad adyacente a la muralla defensiva.

Las poderosas bestias indrik domesticadas (mamuts) enfatizan aún más la fuerza de los habitantes de la ciudad. El dios Indra era un compañero del dios Perun. Patrono de los soldados. El simbolismo de la Vara es visible en el cielo. El clima en Siberia en esos milenios distantes no era duro.

El arte de Vsevolod Ivanov.
“Cautiverio del destructor de rusos. Caza exitosa”

“Cautiverio del destructor de rusos. Caza exitosa”

Una multitud de personas se mueve por las calles de la legendaria ciudad de Slovensk. La gente está en júbilo: los cazadores lograron capturar a la Serpiente Gorynych. Durante mucho tiempo, el monstruo se burló y causó todo tipo de desgracias a los rusos. Finalmente, la serpiente se cansó y se durmió en la cueva como un ladrón cansado. Aprovechando la oportunidad, los slovensk consiguieron “hacerse con” la terrible bestia. Encadenaron a la serpiente con un cepo y un hierro y la llevaron en una jaula al patio del príncipe. Ahora Gorynych pasará de ser de un enemigo feroz a un hazmerreír divertido durante los días festivos.

El arte de Vsevolod Ivanov.
“La tan esperada reunión”

“La tan esperada reunión”

El ambiente nocturno reina en la naturaleza. El sol poniente calienta el follaje otoñal de los árboles con rayos, se acuesta suavemente sobre los cálidos troncos de la torre. En la parte inferior de la imagen, vemos a un guerrero que regresa de una patrulla o campaña, conversando con su prometida. En la esquina inferior derecha hay una estatua de Dios iluminada por los rayos del sol. ¿Dónde y cuándo pudo haber sucedido esto? Quizás esto sea la antigua Arctania o Ruskolan. O tal vez esta sea la región de Valdai de la época de la misma ciudad antigua y épica de Slovensk.

El arte de Vsevolod Ivanov.
“La piedra celestial que cae”

“La piedra celestial que cae”

Los cazadores avanzaban lentamente por la orilla del lago. De repente, su atención fue atraída por una vista sin precedentes. Vieron una bola incandescente al rojo vivo que se estrelló contra la superficie del lago cubierta con una fina capa de hielo. Y luego el estruendo de la caída de la piedra celestial golpeó los oídos de los rusos. Una pared de agua, mezclada con pequeños fragmentos de hielo, se disparó. El mensajero celestial al rojo vivo todavía brilla bajo el hielo, pero el espíritu del mes de Studich pronto enfriará la furia ardiente del cielo.

El arte de Vsevolod Ivanov.
“Vuelo. Yogini-Madre”

“Vuelo. Yogini-Madre”

Esto sucedió simplemente, pero las imágenes más antiguas de las deidades védicas rusas son las más distorsionadas. La diosa Yogini es una de ellas. El autor presenta a “la malvada Baba Yaga, con una pierna de hueso” en su verdadera apariencia: una joven rubia. Vuela sobre una estructura que luego se llamará estupa. Un chorro de llamas que expulsa habla de las capacidades técnicas de este avión, un legado de la tecnología del mundo antediluviano. Yogini sostiene una barra para equilibrarse en forma de dos plumas con forma de abanico.

«Noche de la víspera de la fiesta de Kupala» (2005). Actualmente, el dia de Ivan Kupala (22-23 de Julio) equivale a San Juan, pero antiguamente era un festival pagano dedicado a honrar a Kupala, una diosa ancestral de la fertilidad, como el artista imagina en esta obra. La fiesta sigue siendo muy popular en Polonia, Bielorrusia, Ucrania y Rusia, a veces con matices más cristianos, otras bajo un aspecto más espontáneo y folklórico.

El arte de Vsevolod Ivanov.
“Ofrenda a los espíritus del río” (2005)

«Ofrenda a los espíritus del río» (2005).

La veneración hacia los espíritus de los ríos, de los vientos, de los bosques, de los árboles, de las casas, de los campos y de la Naturaleza en general, es un rasgo característico de la espiritualidad eslava.

En la orilla del río hay un templo de Veles. El hechicero desciende lentamente los escalones hasta el río. Tiene en sus manos un recipiente ritual para ofrendas a los espíritus del río. Nuestros antepasados ​​lejanos sabían cómo llevarse bien con la naturaleza. Sentían que eran parte de ella, no sus maestros. Y la naturaleza les dio todo lo que necesitaban. La gente de esa época estaba conectada con la naturaleza por una multitud de hilos excelentes. A través de rituales secretos interactuaban con los espíritus de los ríos, los lagos, los bosques.

El arte de Vsevolod Ivanov.
“El lago sagrado de las montañas Siversky”

“El lago sagrado de las montañas Siversky”

La pintura representa un lago entre montañas. Las montañas de Siversky en la antigua Rusia a veces se llamaban Urales. Templos y pilares conmemorativos se elevan a lo largo de las orillas del lago. Una ciudad amurallada es visible en la distancia. En un lejano acantilado atípico y rocoso, esta tallado un enorme signo. Se acerca el invierno. El lago está cubierto por una costra de hielo.

Los barcos de la Rus, alabando a sus dioses, todavía son visibles en el lago cerca del santuario rocoso. En el lado izquierdo de la imagen, está una cueva templo, cuya parte frontal está tallada en piedra. Tiene la apariencia de un fabuloso grifo.

El arte de Vsevolod Ivanov.
“La llegada de los Rus-Magi”

“La llegada de los Rus-Magi”

Hay un templo antiguo en la orilla de un gran río siberiano. Fue construido hace muchos milenios, en los días de los daarianos (hiperbóreos). Este templo sobrevivió al Diluvio, muchas partes del templo se derrumbaron, las decoraciones se derrumbaron, aunque se conservaron esculturas de arcilla y signos védicos en algunos lugares. Desde hace mucho tiempo, los arios-rus viven en estos lugares. Su tierra natal del Norte fue tragada por las aguas del Océano Glacial (Ártico). La pintura representa la próxima visita al templo de los magos.

El arte de Vsevolod Ivanov.
“Santuario de Chislobog”

“Santuario de Chislobog”

Las procesiones del clan local de Rus se están trasladando al templo de Chislobog. La valla está decorada con pilares de imágenes de signos zodiacales. En lo alto de la torre, el sacerdote de la deidad sostiene en su mano derecha un disco sagrado con inscripciones. La mano izquierda agarra la empuñadura de la espada con fuerza. Un calendario de disco dorado se adjunta a la parte superior de la estructura de la torre. Chislobog, entre los antiguos rus, estaba a cargo del curso del tiempo, que se dividía en muchos segmentos diferentes: grandes épocas y eras, y meses y días.

El arte de Vsevolod Ivanov.
“El Arctida está llamando”

“El Arctida está llamando”

El sol poniente del verano. A orillas del Mar Blanco se encuentra el pueblo de los marineros intrépidos de Pomors. Un barco está congelado frente a una silueta oscura en el muelle. El amanecer de la tarde refleja el resplandor en la tranquila superficie del agua. Cerca del barco, un hombre y una mujer están hablando tranquilamente. Con los primeros rayos del nuevo día, la flotilla de pequeños barcos emprenderá un viaje lejano y lleno de riesgos por el mar frío. Las nubes en forma de cisne se mueven lentamente hacia el norte, indicando la dirección del camino.

El arte de Vsevolod Ivanov.
«Visión de la diosa hiperbórea ante los pomor» (2005)

«Visión de la diosa hiperbórea ante los pomor» (2005).

Los pomor eran colonos rusos que, procedentes sobretodo de la República de Novgorod, poblaron las costas del Mar Blanco.

El arte de Vsevolod Ivanov.
«Templo de Sventovit, Dios de la primavera» (2006)
El arte de Vsevolod Ivanov.
«Templo de Sventovit en Arkona» (2006).

«Templo de Sventovit en Arkona» (2006).

… a principios del segundo milenio, los alemanes conquistaron muchas tierras de la Rus Báltica. Entonces Lipetsk, Drozdyany, Berloga, Pereslavl, Branny Bor, etc. se convirtieron en las ciudades de Leipzig, Dresde, Berlín, Breslau (Wroclaw), Brandeburgo. Quedaba el último pedazo de tierra eslava: la ciudad de Arkona. En la plaza de Arkona había un gran templo de madera dedicado a Sventovit. La pintura representa uno de los muchos ritos festivos en honor del Gran Dios.

Arkona era un santuario en la isla báltica de Rügen (actual Alemania), donde pueblos tanto germánicos como eslavos y bálticos, rendían culto a un dios de cuatro cabezas llamado Svantovit (los romanos tenían a su dios Jano, un dios con dos caras, a quien había que invocar tanto para abrir como para cerrar rituales), quien era un dios de la guerra, la abundancia y la fertilidad, representado con una espada en una mano y un cuerno de la abundancia en la otra (a modo de la torques o herradura sostenida con las puntas hacia arriba por el dios céltico Cernunos).

Este dios iba asociado al caballo blanco, y cada cabeza suya era pintada de un color: blanca la del Norte, roja la del Oeste, verde la del Este y negra la del Sur. En 1169, cristianos daneses al mano del obispo Absalón, destruyeron el santuario y cristianizaron la isla.

El arte de Vsevolod Ivanov.
“Día de la diosa del mar”

“Día de la diosa del mar”

En un pasado lejano, la costa sur del Mar Báltico pertenecía a tribus eslavas. A veces se les llamaba “Rugami” o “Ruyanami”. Había muchos asentamientos y santuarios en la isla de Ruyane (Rügen). La ciudad de Arkona era sagrada en el mundo eslavo. Entre los grandes edificios de la plaza se encontraba el templo de Dios Sventovid. Pero los ruyanami también eran gente del mar. La diosa Ran personificaba el poder y el misterio del mar. La pintura muestra un promontorio que se adentra en el mar, sobre el que se encuentra un ídolo de piedra que representa a una diosa. Los sacerdotes van en un bote sagrado.

El arte de Vsevolod Ivanov.
“Puestas Celestiales”

“Puestas Celestiales”

Era de noche. La luna llena se ha elevado sobre los bosques circundantes y su luz se refleja en la superficie del agua del río. Un joven Rusich camina por la orilla. Su compañero es un oso domesticado. Vesey está bastante cerca. Pero de repente el cielo nocturno se iluminó y una vista verdaderamente maravillosa apareció ante los ojos de los testigos presenciales. Se abrieron las puertas cósmicas y aparecieron en la Tierra criaturas de un universo distante. Se asemejan a pájaros mágicos y emiten una luz dorada brillante.

El arte de Vsevolod Ivanov.
“El príncipe de Rus voló en la primavera”

“El príncipe de Rus voló en la primavera”

La imagen legendaria, pero no menos histórica, del Príncipe Rus es conocida por muchas leyendas y crónicas rusas. Hermano del legendario Sloven, fundó la ciudad rusa más antigua, no lejos del lugar donde ahora se encuentra el centro regional Staraya Russa. De las leyendas también se sabe que el Príncipe Rus tenía a su disposición un “carro celestial” en el que volaba. Es probable que el extravagante avión se creara durante la era de alta tecnología hiperbórea antediluviana. A lo largo de una serie de milenios, fue al príncipe Pycy.

El arte de Vsevolod Ivanov.
«La flota de los hiperbóreos llevará al cabo la orden» (2006).

«La flota de los hiperbóreos llevará al cabo la orden» (2006).

Aquí los barcos parecen a medio camino entre el drakkar vikingo y el navío español.

El arte de Vsevolod Ivanov.
“En la ciudad de Prince Lagarto”

“En la ciudad de Prince Lagarto”

El sol poniente ilumina la misteriosa ciudad rusa con una luz naranja-dorada. El ídolo de Rod, cubierto con finas planchas de oro, brilla con los rayos del sol poniente. En el foco (centro) del ídolo de Rod, hay un (cristal) autocortado de tres lóbulos hecho de cristal de roca. Esta piedra contiene una gran vitalidad. Tiene la capacidad de cambiar los tonos de color en respuesta a los cambios en el clima y los pensamientos de las personas cercanas.

El arte de Vsevolod Ivanov.
“Anastasia”

“Anastasia”

Frosty Széchen (febrero) reina en la naturaleza. Debido a las heladas severas, a menudo se le llama “Feroz”. Es cierto que el día que se muestra en la imagen resultó ser soleado y atractivo. Hay rastros del deshielo reciente: carámbanos. En las tierras bajas, detrás de árboles y arbustos cubiertos de escarcha, fluye un río. Una escalera de madera en una colina pasa a un puente. Una chica con un elegante vestido de invierno está parada sobre él. Unos momentos más y la belle seguirá adelante. Detrás de ella existe una ciudad atestada de iglesias y torres.

El arte de Vsevolod Ivanov.
“El exiliado o el intruso”

“El exiliado o el intruso”

Pie Grande salió corriendo de su cueva para asustar al molesto leñador. El campesino se atrevió a cortar leña cerca de la cueva, violando así los intereses vitales de sus habitantes. El gigante agarró varias ramas de abeto para azotar al imprudente temerario. Pero el campesino conduce su caballo de tal manera que el gigante no realice una persecución “fría”. Basta que el temerario tenga miedo. La próxima vez, cosechará leña en otro lugar.

El arte de Vsevolod Ivanov.
“Prosich (noviembre)”

“Prosich (noviembre)”

Dos signos del zodíaco dominan en noviembre: Escorpio y Sagitario. Se reemplazan en el último tercio del mes. Representa esa época del año en la que todos los signos del verano han desaparecido, pero el invierno aún no ha llegado.

La figura de Kitavras (Polkan), que personifica la imagen del arquero, se congeló en medio del bosque por un árbol hueco, cuyos crecimientos en la corteza se asemejan claramente a la apariencia de un escorpión. En el lado derecho de la imagen, se destaca un árbol, en el que se ha movido el Espíritu de Prosich. Hay dos signos védicos en el tronco del árbol: los símbolos de Escorpio y Sagitario.

El arte de Vsevolod Ivanov.
“Beloyar (marzo)”

“Beloyar (marzo)”

Beloyar, el antiguo nombre del mes de marzo, en honor al gran gobernante de Rusia, el Antiguo Busa Beloyar. El mes de Beloyar marca el comienzo del año, la época del despertar de la naturaleza del tenaz abrazo del invierno. Más tarde, cuando la imagen del Busa Beloyar fue borrada de la memoria del pueblo, este mes sonó en boca de los rusos como “berezen” o “berezozol”. La imagen refleja el tiempo cercano al cambio de los caminos divinos. Aparecieron huecos descongelados en el río. A la derecha hay un templo dedicado a Busa Beloyar.

El arte de Vsevolod Ivanov.
“Floreciendo (abril)”

“Floreciendo (abril)”

Este mes está bajo los auspicios de Lada, el pastor divino y el elegido de Lada – Lel. En abril, dominan dos signos. En la segunda mitad del mes, Tauro reemplaza a Aries. La pintura muestra finales de abril, cuando los árboles están cubiertos de vegetación temprana. Hay dos signos del zodíaco en el cielo: Z – Aries, U – Tauro. El letrero en el techo de la puerta significa el símbolo de la entrada a la Ley, la personificación del desarrollo y el futuro. En el patrón de árboles y follaje, puedes leer las caras de Aries y Tauro.

El arte de Vsevolod Ivanov.
“La Rus de los arios desapareció, vinieron los lobos”

“La Rus de los arios desapareció, vinieron los lobos” (2007).

La Rus siberiana existió hace muchos milenios. Numerosas ciudades adornadas entre bosques y estepas. Así pasaron siglos y milenios. Pero un día llegó una repentina ola de frío. Se muestra el momento en que los habitantes de esta ciudad, como la mayoría de las ciudades y pueblos vecinos, abandonaron sus hogares habitados. La vida en un clima así se ha vuelto simplemente insoportable. Todo el tiempo y la energía se gastaban solo para sobrevivir. Las heladas invernales severas y un verano corto finalmente han decidido la cuestión del reasentamiento en regiones más cálidas.

El arte de Vsevolod Ivanov.
Volkodlak

“Volkodlak”

En la mitología eslava, un hombre lobo es una persona con la habilidad sobrenatural de convertirse en lobo. Los hombres lobo son ayudados por la milagrosa hierba tirlich. Y, sin embargo, para convertirse en lobo, es necesario lanzar de izquierda a derecha más de doce cuchillos clavados en un tronco de álamo. Cuando quieras volver a ser un ser humano, hazlo de derecha a izquierda. Pero el problema es que, si alguien quita al menos un cuchillo: ¡el lobo Volkodlak nunca podrá volver a convertirse en hombre!

El arte de Vsevolod Ivanov.
“Santuario del Dios de la Justicia”

“Santuario del Dios de la Justicia”

Se representa el santuario del Dios de la justicia. El sacerdote del templo mantiene una conversación invisible con la imagen de la deidad de los eslavos occidentales. Los líderes y los ancianos están parados a distancia. El resto de la poderosa tribu observa la ceremonia a lo lejos. Al parecer, se está resolviendo algún asunto importante, ya que acudieron en busca de consejo al sumo sacerdote del santuario. Quizás esto sea una cuestión de guerra y paz. O una disputa entre familiares, que, como siempre, debe resolverse de forma pacífica.

El arte de Vsevolod Ivanov.
“La llegada de Perun a la Tierra”

“La llegada de Perun a la Tierra”

“Hace cuatro mil años, el carro espacial de Dios Perun rodó rápidamente por la cúpula celestial de la Tierra”. Esto es lo que dicen las leyendas antiguas. Los Rusichi dan la bienvenida con alegría a la llegada de su deidad. Las uniones tribales honran y cumplen sagradamente todos los preceptos de Perun, que contienen el poder y la sabiduría del Gran Cosmos. Quizás el claro con el santuario de Dios se encuentra en la tierra de Slovensk, cerca del lago Ilmen… El Gran Perun pronto dejará la Tierra durante los próximos cuatro mil años.

El arte de Vsevolod Ivanov.
«La época turbulenta»

«La época turbulenta«

En los siglos IX y X, los viajeros y científicos persas y árabes conocieron tres civilizaciones rusas: Kiev, Novgorod y Arctania. La capital de Arctania estaba ubicada en el sitio de la actual ciudad de Tomsk, a orillas del río Dark (Tom). Los Rusichi vigilaban atentamente las fronteras de sus tierras. Había muchas formas de traer “invitados” no deseados a los bosques y pantanos muertos e impenetrables. La imagen muestra una atalaya. Dos guerreros, mirando atentamente hacia el paso distante, donde aparecieron los enemigos.

El arte de Vsevolod Ivanov.
“Rastros del pasado”

“Rastros del pasado”

Érase una vez, en este lugar cerca de la costa del mar de varego, el bosque sagrado de los eslavos. La imagen de uno de los dioses védicos estaba erigida justo en la orilla, sirviendo como faro para los barcos que pasaban. Pasó el tiempo. En los siglos XI-XII, los enemigos capturaron esta tierra. La arboleda fue talada, la imagen fue destruida. Poco a poco se cubrió con una capa de tierra y se cubrió de musgo, escondiéndose bajo un velo verde de las miradas indiscretas. Las runas brillan en lo alto del cielo, un signo oculto de un Dios abandonado.

El arte de Vsevolod Ivanov.
“Chernobog”

“Chernobog”

Este dios de los eslavos era lo opuesto al dios blanco: Belbog. Chernobog fue venerado como una deidad malvada. Como la noche se opone al día, como el frío se opone al calor, así el mal tiene al bien por adversario. Así es como se mantiene el equilibrio en nuestro mundo. Pero el triunfo absoluto de Chernobog en la Tierra es imposible, así como el dominio completo de Belbog.

El arte de Vsevolod Ivanov.
“Belbog y Chernobog”

“Belbog y Chernobog”

Dos jinetes viajan, cada uno en su propio camino, luego dos dioses: Belbog y Chernobog. El primer Dios fue retratado como un anciano sabio de barba gris, el segundo, la personificación del mal. Sin embargo, los rusos los veneraban por igual. Son inseparables entre sí, como el día de la noche, la luz de la oscuridad, etc. Estos dioses observan eternamente a una persona y registran sus actos en libros especiales. El bien es “registrado” por Belbog, el mal por Chernobog. Sin embargo, las personas tienen la libertad de elegir qué camino tomar.

El arte de Vsevolod Ivanov.
“Puesto de avanzada Kashcheya”

“Puesto de avanzada Kashcheya”

El arte de Vsevolod Ivanov.
“En el palacio de Kashchei”

“En el palacio de Kashchei”

El siervo inmortal Navi mira de cerca la aguja dorada, visible a través del cascarón de un huevo de pato. En el cofre entre las joyas hay un pato dorado. La aguja contiene la vida eterna de Kashchei. Un mapa del mundo antediluviano cuelga de la pared de un poderoso edificio de troncos. La isla de Poseidón es claramente visible, donde Kashchei era uno de los principales servidores de Chernobog. Ahora el siervo Navi vive en algún lugar de las profundidades de la taiga siberiana.

El arte de Vsevolod Ivanov.
“El dueño del lago. El misterio del lago Brosno”

“El dueño del lago. El misterio del lago Brosno”

El lago profundo Brosno se encuentra al oeste de la región de Tver. Una vieja leyenda habla del líder varego quien, mientras navegaba por la superficie del agua de Brosno, fue asesinado por un enorme monstruo. En los años 30 del siglo XX, los vecinos de los alrededores lograron atrapar a al monstruo de Brosno. Durante mucho tiempo, la piel invisible lució en el patio de una de las casas, pero no interesó a los científicos. A juzgar por los datos conocidos, era un reptil enorme, similar a un plesiosaurio o pliosaurio.

El arte de Vsevolod Ivanov.
“Honrando el día del cielo”

“Honrando el día del cielo”

Érase una vez, un carro celestial envuelto en llamas que hizo un aterrizaje de emergencia en la Tierra. Han pasado muchos miles de años. El esqueleto súper fuerte milagrosamente no pudo ser destruido una vez que fue volando por el abismo de los siglos pasados. Sin embargo, para nuestros antepasados protoeslavos la nave estelar no es en absoluto un milagro.

Su civilización aún está lejos de los grandes logros de épocas antiguas, pero estas personas viven una vida feliz, siendo parte del mundo que los rodea. Al mirar al misterioso alienígena celestial, comprenden que el camino hacia el desarrollo desenfrenado de la tecnología no siempre es aceptable para el desarrollo del espíritu.

El arte de Vsévolod Ivanov
El arte de Vsevolod Ivanov
El arte de Vsevolod Ivanov
El arte de Vsevolod Ivanov
El arte de Vsevolod Ivanov

Carteleras de libro: Portadas de libros de bolsillos

Carteleras de libro: Portadas de libros de bolsillos de la Editorial Astri, para su colección Grandes Aventuras.

Carteleras de libro: Portadas de libros de bolsillos

La Editorial Astri fue un sello editorial barcelonés fundado en 1985 para la edición de bolsilibros, destacando la colección paródica Indiana James. Comenzó a editar tebeos en 1987, continuando colecciones de autores españoles ya iniciadas por otros editores (de Manel, de Boix), y se especializó en la traducción de tebeos eróticos y pornográficos italianos, entre los que destacaron algunos títulos como Hessa o Pig.

Lanzó, con escaso éxito, una revista satírica de actualidad titulada TC, en 1988. Cesó la edición de 1999, año en que relanzó historietas ya publicadas bajo otros títulos y recopilatorios. 

Carteleras de libro, portadas de libros de bolsillos de la Edtorial Astri, para su colección Grandes Aventuras.
Carteleras de libro, portadas de libros de bolsillos de la Edtorial Astri, para su colección Grandes Aventuras.
Carteleras de libro, portadas de libros de bolsillos de la Edtorial Astri, para su colección Grandes Aventuras.
Carteleras de libro, portadas de libros de bolsillos de la Edtorial Astri, para su colección Grandes Aventuras.
Carteleras de libro, portadas de libros de bolsillos de la Edtorial Astri, para su colección Grandes Aventuras.
Carteleras de libro, portadas de libros de bolsillos de la Edtorial Astri, para su colección Grandes Aventuras.

Jayne Mansfield por Peter Bash y Rafael Corteilla.

Jayne Mansfield por Peter Bash.

Peter Basch fue a un fotógrafo de revista y glamour estadounidense. Nació en Berlín, vivió y murió en la ciudad de Nueva York. El cuerpo principal de su trabajo se produjo en los años cincuenta y sesenta.

Jayne Mansfield por Peter Bash.

Jayne Mansfield por Rafael Cortiella.

Rafael Cortiella nació en Barcelona (1931), debutó como historietista en pequeñas editoriales como Ameller y Símbolo, pero ya en 1954 empezó a trabajar para la editorial Bruguera.

Rafael Cortiella enfocó su carrera hacia la ilustración, aunque todavía realizó algunas historietas para «Futuro», también de Cliper, y las novelas gráficas de la editorial Toray.

Jayne Mansfield por Rafael Cortiella.