Geopolitica

Breve Historia Desconocida: El Círculo Dorado.

El Círculo Dorado fue una sociedad secreta que pretendió crear un imperio esclavista panamericano;
aunque nominalmente es definida como una sociedad secreta, la existencia de los Caballeros del Círculo Dorado no era, de hecho, un secreto.

Conocidos como Caballeros del Círculo Dorado (KGC por sus siglas en inglés) esta sociedad secreta fue fundada en 1854 por el estadounidense George W. L. Bickley, cuyo objetivo era la creación de una sociedad de corte imperialista y esclavista con la intención de establecer un gran país panamericano, que incluyera en su seno territorios de sus vecinos continentales; específicamente de México, aunque también se extendió subrepticiamente por territorio caribeño e incluso por el norte sudamericano.

Breve Historia Desconocida: El Círculo Dorado. George W. L. Bickley

A esta proposición de nuevo país se le asignó el nombre de Golden Circle (en español: El Círculo Dorado), donde la esclavitud sería legal. El país habría estado centrado en La Habana y habría consistido en estados del sur de los Estados Unidos y un «círculo dorado» de territorios en México (que se dividiría en 25 nuevos estados esclavistas), América Central, partes del norte de América del Sur, Haití, República Dominicana, y la mayoría de las otras islas en el Caribe, alcanzando las 2400 millas (3862,4 km) en diámetro.

Los caballeros eran originarios de los estados del sur de EE.UU y que el proyecto originario fue anterior a la Guerra de Secesión, siendo su origen el vinculado a la oposición del abolicionismo que se promulgaba desde los estados norteños norteamericanos, estos eran componentes o simpatizantes del Partido Demócrata, que se distinguían por ser los más reacios a terminar con el sistema esclavista imperante, con el objetivo de sustituirlo por una industrialización deshumanizada, pagadera con salarios míseros.

En sus inicios, los miembros de KGC abogaron por anexionar los nuevos territorios a los Estados Unidos, para de esta manera aumentar considerablemente el número de estados esclavistas y a la tanto el poder de las clases altas sureñas esclavistas.

Como respuesta al movimiento de agitación contra la esclavitud que inició la decisión Dred Scott (1857), un esclavo negro que reclamaba su libertad por haber conseguido refugiarse en el norte, debía ser devuelto a su antiguo dueño porque a los esclavos no se les reconocía la ciudadanía estadounidense. Estados Unidos quedó inmerso en una vorágine de violencia entre esclavistas y abolicionistas, unido al llamado Pánico de 1857, una terrible crisis económica que afectó tanto a la industria, el campo y la banca, especialmente en el norte estadounidense, que llevó a que los estados sureños consideraran era necesaria la secesión para proteger sus intereses.

Breve Historia Desconocida: El Círculo Dorado

En aquel contexto, el KGC retomó su idea de El Círculo Dorado, que estaría separado de los estados del norte por la línea Mason-Dixon; esto es una antigua frontera colonial que pasaba por Maryland, Pensilvania, Delaware y Virginia Occidental, y dentro de sus territorios se incluían ciudades como Washington D. C., San Luis, Ciudad de México y Ciudad de Panamá.

Los Caballeros decidieron que la mejor forma de mantener su estatus e influencia era mediante una secesión de los estados del sur de los Estados Unidos. Estos estados deberían separarse, formando su propio confederación, y luego invadir y anexar el área de El Círculo Dorado para expandir enormemente el poder de los estados del Sur.

Esta proposición llegó de parte de la KGC surgió de propuestas anteriores fallidas para anexar otros territorios como la isla de Cuba (mediante una propuesta de compra a España sobre la isla), partes de América Central (mediante las acciones del ejército filibustero estadounidense al mando de William Walker) y todo México (similares a los movimientos de independencia de la República de Texas). En Cuba, el asunto se complicó por el deseo de muchos en la colonia de obtener la independencia de España. Por su parte México y Centroamérica no tenían ningún interés en ser parte de los Estados Unidos.

Con el crecimiento, cada vez mayor del abolicionismo en los Estados Unidos en oposición a la esclavitud, los miembros de la KGC propusieron una confederación separada formada por los estados esclavistas, con los estados de EE. UU. al sur de la línea Mason-Dixon para separarse y alinearse posteriormente con otros estados esclavistas que se formarían a partir del «círculo dorado». El fin de sus propuesta, era básicamente aumentar el poder de la clase alta esclavista sureña para que de esta manera no pudiera ser desalojada de sus ámbitos de poder.

Los inicios de esta sociedad comienzan cuando George W. L. Bickley, (sus padres lo llamaron George Washington Lafayette Bickeley) quien tras una vida plena de aventuras se convirtió en un médico sin título, a la vez que fundador de una sociedad de estudios históricos y autor de una historia sobre las guerras indias, En 1851 se estableció en Cincinnati, donde comenzó a trabajar como profesor de medicina alternativa mientras seguía publicando libros sobre ciencias naturales y de ficción. Fue en Cincinnati, donde fundó la asociación y organizó el primer «castillo» o sucursal local en Cincinnati en 1854. Los miembros fueron aumentaron con lentitud hasta 1859, llegando a su máximo de miembros en 1860.

Breve Historia Desconocida: El Círculo Dorado.

Los miembros, se hallaban esparcidos desde Nueva York hasta California y en algunas regiones de Latinoamérica, nunca fueron muchos. Según registros de la convención de KGC que se celebró en 1860 se afirma que la organización «se originó en Lexington, Kentucky, el cuatro de julio de 1854, por cinco caballeros que se reunieron en una llamada realizada por el general George Bickley«.​

Viéndose asediado por sus acreedores, finalmente Bickley tuvo que abandonar Cincinnati al final la década de 1850. Comenzó a hacer un periplo por el este y el sur de los Estados Unidos, buscando financiación para organizar una expedición armada a México, siendo bien recibido en el estado de Texas que recientemente se había independizado. El objetivo original del grupo era constituir una fuerza expedicionaria que colonizara la parte norte de México y algunas Antillas.

Así, en fecha de 4 de julio de 1854, eligiendo esta fecha por su simbolismo, crearon el KGC, siendo constituido por cuatro miembros y el propio Bickley firmaron el acta oficial en Lexington (Kentucky), aunque la primera sede se radicó en la mencionada Cincinnati.

The New York Times definió en su publicación de agosto de 1892, a la orden como sucesora de otra sociedad, la Orden de la Estrella Solitaria, que había sido organizada con el propósito de conquistar Cuba y Nicaragua, teniendo éxito en esta última causa en 1856 bajo William Walker antes de ser expulsado por una coalición de estados vecinos.

En los siguientes cuatro años se hizo la apertura de nuevos «castillos» (nombre que se daba a las sedes) en Texas y Louisiana. Aquel mismo año el senador Samuel Houston, artífice de la independencia texana, alzó una propuesta a la Cámara para iniciar una campaña que llevaran a la creación de un protectorado al sur de Norteamérica, el cual debía tener su inicio en en tierra mexicana y se iría extendiendo a Guatemala, Nicaragua, Honduras, El Salvador y Costa Rica, pero la Cámara desoyó la propuesta.

Llegada la primavera de 1860, ya contaban con unos cuatro mil miembros, repartidos en alrededor de veinte “castillos” a las órdenes de Elkanah Greer, un general que terminaría combatiendo en la Guerra Civil a favor de la Confederación.

Viendo los éxitos relativos de la expedición filibustera, decidieron que podía ser viable adentrarse en el norte de México. En aquel momento, su principal objetivo era conseguir reunir un ejército de 16,000 hombres para conquistar, y «surenizar» México; lo que significaba volver a legalizar la esclavitud en México que con los españoles había sido abolida.​ Algunos de los miembros de KGC terminaron por integrar este contingente armado que llegó hasta Río Grande, donde Bickley debía unírseles con refuerzos traídos desde Nueva Orleans.

Siguiendo su plan, que no era otro que anexar el norte de México, pudiendo de esta forma extender las tierras susceptibles de cultivo a gran escala, esto es subdividiéndolas en veinticinco provincias dedicadas puntualmente a la agricultura, trabajadas con esclavos.

A pesar de los esfuerzos, Bickley no pudo encontrar fuerzas suficientes para la expedición, y todo quedó en la nada, acarreándole, eso sí, un enorme descrédito que conllevaron finalmente la expulsión de la sociedad. No contento con aquella decisión, al mes siguiente convocó a una convención de la sociedad en Raleigh, Carolina del Norte, y volvió a abocarse al control del KGC.

De nuevo a la cabeza del KGC, Bickley empezó a organizar una nueva campaña militar, pero ya por aquel tiempo las cosas habían comenzado a cambiar en los Estados Unidos. El KGC era un firme partidario del entonces presidente James Buchanan, en representación del Partido Demócrata desde 1857, en sustitución de su compañero ideológico Franklin Pierce, ya que Buchanan era partidario de respetar el derecho de los estados del sur al esclavismo. Así lo había declarado en el discurso inaugural advirtiendo del riesgo de fractura del país.

Breve Historia Desconocida: El Círculo Dorado.

En 1859 se produjo el incidente de Harper’s Ferry. Como resultante de una manifestación más extemporánea de una serie de incidentes menores y boicots mutuos entre ambos bandos, un grupo de fanáticos abolicionistas asaltó un arsenal, creando uno de los incidentes que sirvieron de prólogo a la Guerra de Secesión. Encabezados por el abolicionista John Brown, quien dirigió a un grupo de 21 hombres, cinco de ellos eran afroamericanos (tres libres, un esclavo liberado y un esclavo fugitivo).

En aquella época ayudar a los esclavos fugitivos era considerado ilegal a causa de la Ley de esclavos fugitivos de 1850. Brown atacó y capturó varios edificios con la esperanza de asegurar el dominio del depósito de armas y la intención de armar a los esclavos para comenzar una revuelta antiesclavista en el sur. Brown había traído también 1000 lanzas de acero forjadas en Connecticut por un herrero y simpatizante de los abolicionistas, Charles Blair; pero Brown no logró reunir a los esclavos para iniciar la sublevación y poco después fue capturado, juzgado y ejecutado.

Con la victoria de Abraham Lincoln en las elecciones presidenciales supuso el definitivo cambio de orientación de los Caballeros del Círculo Dorado: la KGC de Texas cambió su énfasis en la aventura mexicana, que quedaba aparcada para centrar sus esfuerzos en brindar apoyo a la Secesión de los Estados del Sur de la Unión.

El 15 de febrero de 1861, una fuerza de 500 hombres, unos 150 de los cuales eran Caballeros de el Círculo Dorado de seis castillos dirigidos por el ex-ranger Ben McCulloch, ocupó el arsenal federal de San Antonio, entregado sin lucha por el general David E. Twiggs, quien fue premiado con un mando en el ejército confederado.

Ese mismo año, varios Caballeros de el Círculo Dorado se adueñaron temporalmente de parte del Territorio de Nuevo México, a las órdenes del teniente coronel John Robert Baylor, en una campaña que se repitió al año siguiente. Paralelamente, otros atacaban intereses unionistas. En mayo de 1861, miembros de la KGC y los Confederate Rangers atacaron un edificio que albergaba un periódico pro-Unión, el Alamo Express, propiedad de J. P. Newcomb, y lo quemaron. Otros miembros de KGC siguieron al General de brigada Henry Hopkins Sibley en la Campaña de Nuevo México de 1862, que buscaba llevar el Territorio de Nuevo México al redil confederado. Tanto Baylor como Trevanion Teel, el capitán de artillería de Sibley, habían estado entre los miembros del KGC que viajaban con Ben McCulloch.

Pese a lo pudiera parecer, no todos los caballeros eran sureños. A principios de 1862, Republicanos radicales en el Senado, ayudados por el Secretario de Estado William H. Seward, sugirieron que el expresidente Franklin Pierce, quien era muy crítico con las políticas de guerra de la administración Lincoln, era un miembro activo de los Caballeros del Círculo Dorado, si bien él lo negó rotundamente.

Apelando a los amigos de la Confederación tanto en el norte como en los estados fronterizos, la Orden se extendió a Kentucky, así como a las partes del sur de estados de la Unión como Indiana, Ohio, Illinois, y Misuri. Se hizo más fuerte entre los Copperheads (un tipo de serpiente venenosa), que eran demócratas que querían poner fin a la Guerra Civil a través de un acuerdo con el Sur, oponiéndose al reclutamiento obligatorio y escondiendo a los desertores, lo que desencadenó su represión por el gobierno federal con múltiples detenciones.

Al comenzar la Guerra de Secesión, el KGC participó activamente, tanto en el plano institucional como en el individual, aunque en el primer caso la sociedad se vio envuelta en un turbio asunto de estafa con la emisión de bonos a su nombre cuando estafadores en el centro-sur de Pensilvania vendieron a los Pennsylvania Dutch (descendiente de emigrantes alemanes) boletos de papel de $ 1 a los granjeros supuestamente en nombre Caballeros de el Círculo Dorado. Junto con una serie de gestos y manuales secretos, se suponía que estos boletos protegían los caballos y otras posesiones de los poseedores de boletos de la incautación por parte de los soldados confederados invasores, cosa que no ocurrió.

A finales de 1863 se produjeron una serie de cambios tras una reorganización de su estructura que dejó fuera al fundador quien fuera sustituido por Clement L. Vallandigham el más prominente de los Copperheads, como su comandante supremo, quien reorganizó la orden comenzando con un nuevo nombre: Orden de los Caballeros Americanos, si bien poco después volvía a trocarse por el de Orden de los Hijos de la Libertad.

Breve Historia Desconocida: El Círculo Dorado.
Clement L. Vallandigham (centro) junto a otros líderes Copperhead.
Library of Congress, Washington, D.C.

Así, según algunas fuentes, en aquel momento la orden llegó a sumar unos trescientos mil miembros, pero su momento había pasado ya. La potencia industrial de la Unión y sus continuas victorias en el frente, que decantaban claramente la contienda hacia su lado, llevaron a la sociedad a la disolución a despecho de los sectores más extremistas, no obstante, minoritarios.

En la mayoría de los territorios, solo una minoría de sus miembros tenía la suficiente influencia radical como para desalentar los alistamientos, resistir el reclutamiento y proteger a los desertores. El KGC celebró numerosas reuniones de paz. Algunos agitadores, algunos de ellos alentados por el dinero sureño, hablaron de una revuelta en el Territorio del Noroeste, con el objetivo de poner fin a la guerra.

Como consecuencias del final de conflicto, Bickley, que servía como cirujano militar, estuvo en prisión desde el verano de 1863 hasta el otoño de 1865, acusado de espionaje y dudosas leyendas lo relacionaban como uno de los conspiradores del asesinato de Lincoln, y el intento de hacer otro tanto con Ulysses Grant y un de organizar un plan para iniciar una nueva secesión, financiándola con un tesoro enterrado por partes a lo largo del país, esperando el momento propicio, para ser utilizado para financiar una segunda Guerra de Secesión

Teorías de Conspiración en URSS y EE.UU.

Teorías de Conspiración en URSS y EE. UU.: Un Análisis Histórico y Desmitificación

Teorías de Conspiración en URSS y EE.UU. Un Análisis Histórico y Desmitificación 🌐

Teorías Conspiración han sido un fenómeno constante en la historia, suscitando interés y debate en torno a eventos históricos y narrativas oficiales. Sin embargo, existe un contraste notable entre la Unión Soviética y Estados Unidos en la prevalencia de estas teorías. En este artículo, exploraremos las razones detrás de la ausencia de teorías de conspiración en la URSS y su proliferación en Estados Unidos, destacando cómo las diferencias políticas, sociales e históricas de ambos países influyeron en este fenómeno.

1. Control Estatal y Libertad de Expresión:
Una de las principales razones detrás de la ausencia de teorías de conspiración en la URSS radica en el férreo control estatal y la censura impuesta por el Partido Comunista. Desde su fundación en 1922 hasta su colapso en 1991, el gobierno soviético ejerció un control total sobre los medios de comunicación y la información.

El Partido Comunista ejercía un dominio absoluto sobre la información, eliminando cualquier contenido que cuestionara la legitimidad del régimen. Esto suprimió efectivamente el surgimiento de teorías de conspiración, ya que cualquier narrativa alternativa era considerada una amenaza al poder establecido. La falta de libertad de prensa y expresión limitaba la difusión de teorías de conspiración que no fueran promovidas por el Estado.

En contraste, en Estados Unidos, la libertad de expresión permitía la multiplicidad de voces y la difusión de teorías conspirativas que desafiaban la narrativa oficial. La multiplicidad de opiniones y la apertura al debate permiten que distintos grupos y actores expresen sus creencias, incluso aquellas que cuestionan la versión oficial de los eventos.

La prensa independiente y la libertad de medios de comunicación también juegan un papel crucial en permitir la diseminación de teorías de conspiración, algunas de las cuales adquieren gran popularidad en momentos de tensiones políticas o incertidumbre.

Teorías de Conspiración en URSS y EE. UU.: Un Análisis Histórico y Desmitificación
«Todo el poder para los sóviets. Paz para el pueblo. Tierra para el campesino». Las líneas maestras del discurso soviético post-revolucionario, resumidas en un cartel modernista.

2. Propaganda y Cultura de Desconfianza:
La propaganda y la cultura de desconfianza desempeñaron un papel importante en la proliferación de teorías de conspiración en Estados Unidos. En una sociedad de consumo, la exposición constante a mensajes publicitarios creó un ambiente propicio para abrazar narrativas alternativas. La desconfianza hacia las instituciones gubernamentales y grandes corporaciones también contribuyó a la adopción de explicaciones conspirativas para eventos complejos o perturbadores.

La idea de Estados Unidos como un estado «héroe» y bastión de la democracia tuvo su talón de Aquiles en episodios como el Watergate, un escándalo político ocurrido en la década de 1970. En 1972, durante la campaña electoral presidencial, un grupo de individuos vinculados a la administración del presidente Richard Nixon irrumpió en el Comité Nacional Demócrata en el edificio Watergate en Washington, D.C. con el objetivo de obtener información comprometedora sobre sus oponentes.

Lo que comenzó como un robo a la sede del Partido Demócrata pronto se convirtió en un escándalo político de proporciones inmensas. A medida que se desarrollaba la investigación, se revelaron prácticas de espionaje y operaciones encubiertas dirigidas por la Casa Blanca. El presidente Nixon y su equipo intentaron encubrir las actividades ilegales, lo que finalmente llevó a la renuncia de Nixon en 1974 para evitar un juicio político.

El escándalo de Watergate socavó profundamente la confianza pública en el gobierno y las instituciones. La narrativa de Estados Unidos como el «estado héroe» y garante de la justicia y la transparencia se vio dañada, y la población se enfrentó a la realidad de que incluso los líderes más poderosos podían estar involucrados en actos de corrupción y encubrimiento. Esto alimentó la desconfianza en las instituciones gubernamentales y abrió la puerta a un mayor escepticismo y la proliferación de teorías de conspiración en el futuro.

Al otro lado del Telón de Acero, el gobierno soviético ejercía un control casi absoluto sobre la vida de los ciudadanos, desde la educación hasta la cultura y la religión. La propaganda estatal presentaba una versión oficial de la historia y la realidad que debía ser aceptada sin cuestionamiento. La sociedad estaba altamente ideologizada y se inculcaba desde temprana edad la lealtad y la devoción al Partido y a sus líderes. Como resultado, las teorías de conspiración que desafiaban esta narrativa oficial eran ampliamente rechazadas y desacreditadas como «enemigas del pueblo».

La represión sistemática de disidentes y opositores políticos en la URSS también contribuyó a suprimir la propagación de teorías de conspiración. Aquellos que se atrevían a cuestionar al gobierno o sus políticas se enfrentaban a la persecución, el encarcelamiento e incluso la ejecución. La falta de libertad de expresión y la represión de voces críticas disuadían a la población de difundir o creer en teorías conspirativas que no estuvieran respaldadas por el Estado.

El culto a la personalidad de líderes como Josef Stalin también contribuyó a evitar la proliferación de teorías de conspiración. La figura del líder supremo se presentaba como infalible e invulnerable, lo que hacía difícil para la población creer que pudiera estar involucrado en algún tipo de conspiración o maquinación oscura.

Teorías de Conspiración en URSS y EE. UU.: Un Análisis Histórico y Desmitificación

Is this tomorrow? (Anti-Communism poster) - 1947.
Is this tomorrow? (Anti-Communism póster) – 1947

3. La Guerra Fría y la Propagación Anticomunista:
La propaganda anticomunista durante la Guerra Fría jugó un papel clave en la creación y difusión de teorías de conspiración sobre la URSS. Operaciones como la «Operación Mockingbird», la difusión de la «Telón de Acero» y la creación de la «Amenaza Roja» fomentaron una percepción negativa sobre el comunismo y la Unión Soviética.

Estas narrativas conspirativas contribuyeron a moldear la opinión pública y a generar desconfianza hacia la URSS, lo que, combinado con otros factores, resultó en una profunda diferencia en la prevalencia de teorías de conspiración entre ambos países. Es importante considerar cómo estas estrategias de propaganda históricas han dejado un legado en la cultura y el pensamiento contemporáneo.

La CIA y otras agencias de inteligencia financiaron operaciones encubiertas para difamar al bloque comunista y presentarlo como una entidad malévola que tramaba infiltrarse y subvertir gobiernos. Estas narrativas conspirativas se arraigaron en la sociedad y persistieron incluso después de la caída de la URSS.

Una de las operaciones más notorias de propaganda anticomunista fue la denominada «Operación Mockingbird». Esta iniciativa, supuestamente dirigida por la CIA, buscaba influir en los medios de comunicación y periodistas para que informaran de manera favorable sobre los intereses estadounidenses y presentaran a la URSS y sus aliados comunistas de manera negativa. Se alega que algunos periodistas y medios de comunicación fueron utilizados para diseminar información sesgada y teorías de conspiración que retrataban a la URSS como una amenaza para la democracia y la libertad en todo el mundo.

El término «Telón de Acero» fue acuñado por Winston Churchill en 1946 para describir la división ideológica y política entre Europa Occidental y los países bajo la influencia soviética en Europa del Este. Esta metáfora de la separación y el aislamiento jugó un papel importante en la propaganda anticomunista y en la creación de una percepción negativa sobre la URSS. La noción de la «Amenaza Roja» se utilizó para infundir temor en la población, sugiriendo que el comunismo se extendía como un virus que debía ser contenido y combatido.

La propaganda anticomunista no solo se limitó a desacreditar el comunismo como una ideología, sino que también impulsó teorías de conspiración sobre el alcance y las intenciones de la URSS. Algunas de estas teorías incluían la creencia de que la Unión Soviética estaba infiltrando gobiernos extranjeros y organizaciones internacionales para manipular sus políticas. Además, se propagaron rumores de que altos funcionarios soviéticos estaban involucrados en complots secretos para desestabilizar el orden mundial.

4. Desmitificación y Nueva Perspectiva:
El colapso de la URSS y la desmitificación gradual también pueden ofrecer una valiosa lección para Estados Unidos. A pesar de ser una democracia establecida, el país enfrenta su propio talón de Aquiles en forma de desinformación y polarización. La presencia de teorías de conspiración puede ser un síntoma de una sociedad que se ha vuelto cada vez más dividida y desconfiada hacia las instituciones establecidas.

Para abordar este desafío, es esencial fortalecer el pensamiento crítico y la alfabetización mediática en la educación. Enseñar a los ciudadanos a evaluar la información y verificar fuentes confiables es fundamental para evitar que teorías infundadas se propaguen sin control. Además, los líderes políticos y los medios de comunicación tienen una responsabilidad importante en fomentar un discurso constructivo y basado en hechos, evitando la promoción de narrativas conspirativas para obtener beneficios políticos o audiencias masivas.

La historia también nos enseña que el debilitamiento de la confianza en las instituciones puede tener consecuencias perjudiciales para una sociedad. La construcción y mantenimiento de una confianza sólida entre el gobierno y los ciudadanos es esencial para enfrentar los desafíos colectivos y forjar un futuro próspero. Los líderes deben esforzarse por la transparencia y la rendición de cuentas, así como por escuchar las preocupaciones legítimas de la población y abordarlas de manera responsable.

En conclusión, tanto la ausencia de teorías de conspiración en la URSS como su proliferación en Estados Unidos pueden ser entendidas a través del análisis histórico y contextual de cada sociedad. La combinación de factores políticos, culturales e ideológicos ha dado forma a la presencia o ausencia de estas narrativas en ambas naciones. Mientras que en la URSS el control estatal y la represión de la disidencia silenciaron cualquier intento de difusión de narrativas alternativas, en Estados Unidos, la libertad de expresión y la desconfianza hacia las instituciones facilitaron la propagación de teorías de conspiración.

Aprender de la historia nos brinda la oportunidad de abordar desafíos presentes y futuros, reconociendo que las teorías de conspiración pueden ser tanto un reflejo de divisiones sociales como una amenaza para la cohesión y la confianza en nuestras comunidades. Al fomentar el pensamiento crítico, la transparencia y el diálogo constructivo, podemos aspirar a una sociedad más informada, unida y resistente ante la desinformación.

Es esencial comprender cómo estos factores históricos dieron forma a la interpretación de eventos y narrativas en ambas sociedades.

Señal Divina

Señal Divina
Imagen captada por el fotógrafo brasileño Fernando Braga. Instagram: @fsbragaphotos

Señal Divina. El día en que el presidente de Brasil, Lula da Silva, se reunió con el cabecilla del régimen norteamericano, Joe Biden, un rayo impactó en el monumento del Cristo Redentor en Río de Janeiro.

El fotógrafo brasileño de paisajes y naturaleza Fernando Braga compartió una serie de fotografías de descargas eléctricas que cayeron el pasado 10 de febrero sobre el monumento al Cristo Redentor o Cristo del Corcovado, en la ciudad de Río de Janeiro.

Braga explicó que hizo el registro de los rayos que cayeron en la escultura y en las antenas del Corcovado entre las 18:55 y 19:03 de ayer, utilizando para ello una cámara Nikon D800.

Los medios brasileños reportaron que los rayos que impactaron en la cabeza del Cristo dejaron daños en la estructura, obra del escultor francés de origen polaco Paul Landowski.

La estatua, de 30 metros sobre un pedestal de ocho metros adicionales, cumplió ya 92 años,pues fue inaugurada en 1931. No solo es un referente turístico, sino un lugar de peregrinación para los creyentes y punto de referencia para los artistas, como Braga. 

Señal Divina
Imagen captada por el fotógrafo brasileño Fernando Braga. Instagram: @fsbragaphotos

Breve Historia Desconocida: Proyecto IceWorm

Breve Historia Desconocida: El proyecto IceWorm: Túneles nucleares secretos de EEUU bajo el hielo de Groenlandia.

Durante la Guerra Fría, los Estados Unidos y la Unión Soviética se vieron envueltos en una competencia constante no solo por las armas nucleares más capaces y poderosas, sino también por enfoques novedosos para entregarlas. Ambas potencias mundiales sabían que cualquier ataque nuclear probablemente comenzaría con ataques contra los arsenales nucleares de la nación opuesta con el objetivo de limitar su capacidad de respuesta en especie. Como tal, se emprendieron esfuerzos masivos para hacer que las armas nucleares enormes fueran móviles, ocultas o aisladas del ataque.

Mientras que la Unión Soviética invirtió en trenes blindados que podían transportar sus enormes misiles balísticos intercontinentales alrededor de Siberia y artilugios de helicópteros tipo Frankenstein capaces de llevar enormes cargas nucleares a sitios de lanzamiento distantes. Estados Unidos, igualmente motivado por el miedo a la aniquilación nuclear, también buscó enfoques cada vez más novedosos para la guerra nuclear, a veces incluso en suelo extranjero.

Si bien el ejército ruso ha estado trabajando exhaustivamente en los últimos años para asegurar y fortificar grandes franjas del Círculo Polar Ártico, el concepto del gélido norte como teatro de batalla ciertamente no es nada nuevo. En muchos casos, la distancia más corta entre los sistemas de armas y los objetivos estadounidenses y rusos es el norte, sobre el Círculo Polar Ártico. Como tal, competir por una posición en el Ártico parecía una inevitabilidad estratégica.

Breve Historia Desconocida: Proyecto IceWorm
Campamento Century (Ejército de EE. UU.)

Con ese concepto en mente, Estados Unidos estableció un acuerdo con el gobierno danés en 1960 para comenzar la construcción de lo que sería una gran instalación militar bajo el hielo del norte de Groenlandia. Según el Pentágono, este programa que llevaría a la construcción del “Campamento Century” tenía varios objetivos importantes: probar varios métodos de construcción en ambientes árticos, evaluar el uso de un reactor nuclear semimóvil para generar energía y apoyar experimentos científicos en curso en la región. Por supuesto, al más puro estilo de la Guerra Fría, estos objetivos aparentemente lógicos tenían más que ver con la cobertura que con el progreso.

Los detalles del proyecto de la base de misiles fueron secretos durante décadas, pero salieron a la luz por primera vez en enero de 1995 durante una investigación del Instituto Danés de Política Exterior (DUPI) sobre la historia del uso y almacenamiento de armas nucleares en Groenlandia . La investigación fue ordenada por el Parlamento de Dinamarca luego de la publicación de información previamente clasificada sobre el accidente de la Base Aérea Thule B-52 en 1968 que contradecía afirmaciones anteriores del Gobierno de Dinamarca. 

El «propósito oficial» de Camp Century, como lo explicó el Departamento de Defensa de los Estados Unidos a los funcionarios daneses en 1960, era probar varias técnicas de construcción en condiciones árticas, explorar problemas prácticos con un reactor nuclear semimóvil, así como brindar apoyo científico y experimentos en la capa de hielo. 

La verdadera intención detrás de esta nueva iniciativa era establecer una serie masiva de túneles bajo el hielo capaces de soportar el almacenamiento, transporte y lanzamiento de misiles balísticos nucleares especialmente diseñados, denominados Proyecto Iceworm. Al aprovechar los túneles en el hielo para este propósito, Estados Unidos podría lanzar un grupo de armas nucleares contra sus oponentes soviéticos desde debajo del hielo, mientras mueve misiles con frecuencia para hacer casi imposible que los soviéticos se defiendan o incluso ataquen las colocaciones de misiles.

Breve Historia Desconocida: Proyecto IceWorm
Camp Century (Foto del ejército de EE. UU.)

Para probar la viabilidad de las técnicas de construcción, el ejército de los Estados Unidos inició un sitio de proyecto llamado » Campamento Century «, ubicado a una altura de 6,600 pies (2,000 m) en el noroeste de Groenlandia , a 150 millas (240 km) de la base aérea estadounidense Thule. El radar y la base aérea de Thule habían estado activos desde 1951.

Camp Century estaba ubicado a menos de mil millas del Polo Norte, la temperatura ambiente en el área promediaba 10 grados (F) bajo 0, con situaciones comunes que alcanzan los -70. La acumulación promedio de nevadas en el área en ese momento era de cuatro pies por año, con ráfagas de viento de 70 millas por hora. Entonces, construir una instalación militar en la superficie de la capa de hielo del norte de Groenlandia era casi imposible.

A partir de 1959, el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EE. UU. comenzó a excavar dos millas de túneles debajo de la capa de hielo del norte de Groenlandia utilizando un método conocido como «cortar y cubrir». Este enfoque aprovechó máquinas rotativas de labranza masivas construidas en Suiza que cavarían grandes zanjas en la nieve y el hielo. Una vez que se cavaron las trincheras, se colocó un techo de acero arqueado sobre la nueva trinchera, que luego se volvió a enterrar.

Breve Historia Desconocida: Proyecto IceWorm
Camp Century en 1964 (Ejército de EE. UU.)

Debajo del techo de acero arqueado y la capa de hielo y nieve, el Ejército de los EE. UU. había creado lo que en realidad eran túneles , que luego podrían usarse para construir espacios de trabajo, viviendas e incluso áreas para actividades recreativas, además de los previstos seiscientos misiles nucleares y todo el equipo de acompañamiento solicitado por el proyecto clandestino Iceworm.

Desde 1960 hasta 1963, el suministro eléctrico estuvo a cargo del primer reactor nuclear móvil/portátil del mundo , denominado PM-2A y diseñado por Alco para US Army. El agua fue suministrada por los pozos de Rod que derriten los glaciares y se analizó en busca de gérmenes como la peste. Aunque a medida que avanzaba el programa y se agravaban los problemas, y finalmente el generador nuclear se cambió por un equipo diésel más tradicional.

Breve Historia Desconocida: Proyecto IceWorm
Gráfico del generador nuclear seimóvil PM-2A

El espacio de trabajo debajo del hielo creció rápidamente y, a fines de 1960, Camp Century incluía un área conocida como «Main Street» que tenía más de 1,100 pies de largo, 26 pies de ancho y 30 pies de alto, así como varias instalaciones de barracas, una capilla, una biblioteca base, un completo gimnasio y hasta una sala de cine. Cada instalación de cuartel incluía una gran área común y cinco habitaciones individuales, que estaban separadas del hielo que las rodeaba por un espacio de aire para minimizar el derretimiento causado por el calentamiento interno de la habitación. Se perforaron agujeros profundos en la capa de hielo para proporcionar una fuente fresca de aire frío, y también para ayudar a controlar el derretimiento.

En su apogeo, Camp Century albergaba a más de 200 soldados, ocultos del frío gélido del mundo exterior bajo un manto de nieve y hielo.

Toda esa mano de obra y tecnología no se trataba solo de probar la viabilidad de las operaciones militares en el frío gélido, por supuesto, y el Proyecto Iceworm de Estados Unidos fue el verdadero impulso detrás del esfuerzo. Todo, desde el despliegue del reactor nuclear PM-2A hasta el esfuerzo logístico realizado para establecer líneas de suministro constantes y, a menudo, encubiertas a la instalación, se trataba realmente de evaluar la viabilidad de la plataforma de hielo como plataforma de lanzamiento de armas nucleares.

El plan a largo plazo requería la construcción y el mantenimiento de 2.500 millas de túneles subterráneos para albergar una reserva de 600 misiles nucleares de alcance medio especialmente modificados denominados misiles «Iceman». Estos misiles se desarrollaron modificando la reserva existente de misiles Minuteman de la Fuerza Aérea de los EE. UU. para su uso en condiciones de frío extremo.

Breve Historia Desconocida: Proyecto IceWorm
Montaje de un misil Minuteman en la Planta 77 de la Fuerza Aérea, alrededor de 1960. 
(Foto de la Fuerza Aérea de EE. UU.)

Muchos de estos túneles albergarían vías de ferrocarril que podrían usarse para transportar los grandes misiles de forma rápida y sencilla de un lugar a otro, mientras que los equipos se encargarían de excavar y fortificar nuevos túneles cada año. Cada nuevo túnel ofrecería una nueva ubicación para almacenar o lanzar misiles, lo que haría casi imposible rastrear o atacar el arsenal subterráneo.

Si se hubiera completado el complejo de túneles del Proyecto Iceworm, eventualmente abarcaría unas 53,000 millas cuadradas (130 000 km2) y emplearía a la friolera de 11,000 militares. Por contexto, aproximadamente tres veces el tamaño de Dinamarca

Si bien el valor estratégico de un complejo masivo de misiles subterráneos fue fácil de determinar, los desafíos de construir y mantener instalaciones militares debajo de la superficie de una capa de hielo pronto resultaron ser más de lo esperado. 

Si bien el Departamento de Defensa creía que el hielo era bastante estacionario y estable, la realidad era que dentro de los tres años posteriores a su excavación, las muestras de hielo tomadas por los geólogos que trabajaban en Camp Century demostraron que el glaciar se movía mucho más rápido de lo previsto y destruiría los túneles y las estaciones de lanzamiento en unos dos años. 

Breve Historia Desconocida: Proyecto IceWorm
Diseño de Camp Century (WikiMedia Commons)

Para 1962, el techo de la sala que albergaba el reactor nuclear de Camp Century ya se había bajado cinco pies, lo que obligó a reparaciones costosas para mantener las operaciones. Pronto, se tomaron muestras del núcleo que confirmaron las preocupaciones apremiantes de los científicos involucrados: la capa de hielo se movía tan rápido que toda la instalación resultaría inutilizable en solo unos pocos años.

En 1963, el reactor nuclear fue reemplazado por generadores diésel y los sueños de Estados Unidos de un vasto complejo subterráneo de misiles en Groenlandia estaban casi muertos. La instalación fue evacuada en 1965 y se retiró el generador nuclear. 

Durante el cierre planificado del reactor por mantenimiento a fines de julio de 1963, el Ejército decidió operar Camp Century como un campamento solo de verano y no reactivó el reactor PM-2A.. El campamento reanudó sus operaciones en 1964 utilizando su planta de energía diésel de reserva, el reactor portátil se retiró ese verano y el campamento se abandonó por completo en 1966, solo para ser revisada por un equipo de especialistas en 1969 para evaluar su estado.

El proyecto generó valiosa información científica y proporcionó a los científicos algunos de los primeros núcleos de hielo , que todavía utilizan los climatólogos en la actualidad.

El Proyecto Iceworm había estado envuelto en secreto desde su inicio y, según las conclusiones entregadas por el equipo, ese secreto permanecería intacto gracias a la fuerte presencia de hielo y nieve en el área. Es importante destacar que, en lo que respecta al Departamento de Defensa, se dejó una cantidad significativa de equipos, combustible diésel e incluso desechos nucleares en los túneles abandonados para ser tragados por el hielo del Ártico para siempre.

Breve Historia Desconocida: Proyecto IceWorm
El portal noreste de Camp Century en 1964, poco antes de que se abandonara la base. 
(Ejército EE.UU)

Por supuesto, «para siempre» es mucho tiempo y, como hemos descubierto en las décadas posteriores, las capas de hielo no son tan permanentes en el mundo de hoy como alguna vez parecieron. Gracias al cambio climático, el hielo que cubre los restos de Camp Century continúa reduciéndose.

Cuando el campamento fue desmantelado en 1967, su infraestructura y desechos fueron abandonados bajo el supuesto de que serían sepultados para siempre por las nevadas perpetuas. Un estudio de 2016 encontró que la porción de la capa de hielo que cubre Camp Century comenzará a derretirse para 2100, si continúan las tendencias actuales. Cuando el hielo se derrita, la infraestructura del campamento, así como los desechos biológicos, químicos y radiactivos restantes , volverán a entrar en el medio ambiente y potencialmente alterarán los ecosistemas cercanos. Esto incluye 200.000 litros de diésel, PCB y residuos radiactivos.

Cuando el hielo bajo Camp Century comience a derretirse, liberando desechos radiactivos y humanos en el océano, quedará por decidir si Estados Unidos o Dinamarca, o tal vez incluso la ahora autónoma Groenlandia serán responsables de la limpieza.

Breve Historia Desconocida: El Imperio Ruso y la Unión

Breve Historia Desconocida: El Imperio Ruso y la Unión

Durante el transcurso de la Guerra Civil americana (1861-1865), el Imperio Ruso apoyó a la Unión debido principalmente a que su principal enemigo geopolítico en ese momento, Gran Bretaña, simpatizaba con la Confederación.

Breve Historia Desconocida: El Imperio Ruso y la Unión
La flota rusa en el puerto de Nueva York. Las fragatas Alexánder Nevski, Peresvet, las corbetas Variag, Vitiaz y el clipper Almaz. Ilustración en el periódico Harpers Weekly, el 17 de octubre del 1863.

Desde los inicios de la guerra civil, el Imperio Ruso expresó su apoyo total al gobierno de Abraham Lincoln, afirmando que era la única autoridad legítima en el territorio de Estados Unidos. Entre los países europeos, únicamente Suiza apoyó fuertemente a la Unión como Rusia.

En lo que respecta a las dos potencias europeas de la época, Gran Bretaña y Francia, sus dirigentes discutieron la posibilidad de intervención de parte de la Confederación, pero más tarde abandonaron esta idea y se mantuvieron neutrales.

El papel del Imperio Ruso en la guerra civil americana fue más palpable que simplemente expresar el apoyo diplomático.

Breve Historia Desconocida: El Imperio Ruso y la Unión
Los comandantes de la Flota Rusa en el Atlántico

Se envió una en septiembre de 1863, una flota rusa de seis buques de guerra a la costa este de América del Norte y permaneció allí durante siete meses. El presidente Lincoln, enfermo y postrado en la cama, envía a su esposa junto a varios dignatarios estadounidenses a recibir al primer buque ruso que atraque en Nueva York. La flota tomo puerto en Nueva York, y desde allí patrullaron las costas.

Durante las diez semanas siguientes, el almirante Lesovski y sus oficiales fueron agasajados sin reparar en gastos. Los eventos más lujosos fueron dos banquetes en el Astor House y un baile en su honor en la Academia de Música. Todo ello, para agradecer la gratitud de Rusia por el apoyo moral hacia el Norte en la Guerra Civil Norteamericana. Los neoyorquinos se apretujaban en las aceras para aclamar a los rusos desfilando en sus carruajes, las calles decoradas con banderas de ambos países.

Breve Historia Desconocida: El Imperio Ruso y la Unión
Marineros del barco ruso Varyag en su visita a la ciudad de Nueva York. Fotografías de la guerra civil 1861-1865 División de Grabados y Fotografías de la Biblioteca del Congreso.

Una situación similar ocurrió en la costa oeste americana, donde una flota de seis buques de guerra del Imperio Ruso tuvo su base de operaciones en San Francisco. Con estás actuaciones se previno ataques de asaltantes de la confederación en estas importantes ciudades portuarias de la Unión.

La presencia de la Armada Rusa fue celebrada tanto por los ciudadanos como el gobierno de la Unión, quienes le dieron una calurosa bienvenida, y los testigos de la época describieron que los estadounidenses estaban ansiosos por ver a los marineros y oficiales rusos e invitarlos a banquetes y celebraciones.

Breve Historia Desconocida: El Imperio Ruso y la Unión
Procesión de rusos a través de Broadway y East 10th Street;, bajo la escolta de la milicia y la policía. Harper’s Weekly 17 de octubre de 1863.

El zar Alejandro II era famoso por haber abolido la servidumbre en 1861, apenas dos años antes de que Lincoln aboliera la esclavitud. Pero pese a esto, el zar no estaba preocupado por el conflicto interno en América, él tenía razones pragmáticas para apoyar a la Unión.

Durante la segunda mitad del siglo XIX, el Imperio Ruso tuvo difíciles relaciones internacionales. Tras el desastre de la Guerra de Crimea (1853 – 1856) ante la alianza de Gran Bretaña, Francia y el Imperio otomano, el Imperio Ruso se enfrentó otro desafío unos años más tarde. En 1863, hubo un levantamiento en las regiones de la unión polaco-lituana anteriormente bajo dominación rusa.

Breve Historia Desconocida: El Imperio Ruso y la Unión

Alentados por la reciente derrota militar rusa, Polonia trató de recuperar su independencia, y en este marco tanto Gran Bretaña como Francia planteaban una posible intervención en favor del lado polaco.

Así que una de las razones para trasladar parte de la Armada rusa a América era para utilizarla en caso de guerra con las potencias europeas. Al estar situada en puertos neutrales, los buques de guerra rusos podían atacar con mayor facilidad buques británicos y franceses tanto en el Atlántico como en el Pacífico.

El mensaje con esta operación era claro: si las potencias occidentales no intervenían para apoyar a los rebeldes en Polonia, el Impero Ruso no se aliaría con la Unión. Al mismo tiempo, la presencia de los buques rusos en Nueva York y San Francisco, dejaba claro que las líneas comerciales del Imperio británico y el francés, podían ser dañadas severamente por el Impeiro Ruso, lo cual no convenía a los intereses comerciales de estas naciones europeas.

Para demostrar este punto, barcos de la Flota Rusa del Atlántico hicieron viajes a Baltimore, Honduras, La Habana, Jamaica, Curaçao, Cartagena y Bermuda. Alguno de los buques de la Flota Rusa del Pacífico visitó Honolulu, Sitka (Alaska) y Vancouver.

Breve Historia Desconocida: El Imperio Ruso y la Unión
Tripulación de la fragata rusa Osliabia en Alexandria, Virginia, 1863. Fuente: Getty Images

Pero finalmente esto no fue necesario porque Gran Bretaña y Francia no apoyaron el levantamiento polaco, que fue aplastado por las tropas rusas.

Pese a que las acciones tomada por la Armada Rusa respondían a los intereses del zar Alejandro II, la Unión se vio favorecida por esta decisión, debido a que sus aguas costeras estaban seguras, lo que ayudó al Norte a prevalecer en la Guerra Civil.

Sería posible imaginar que, sin la Marina rusa, tanto los puertos estratégicos de Nueva York como San Francisco podrían haber sido atacados y gravemente dañados, lo que a su vez hubiese sido un duro golpe para el esfuerzo y la moral de la Unión.

@Charles A.R. Byrne

Donbass y 8 años de crisis ucraniana

Donbass y 8 años de crisis ucraniana

Donbass y 8 años de crisis ucraniana

En el año 2010 Ucrania vota dos modelos políticos: Por un lado la corrupta y multimillonaria Yulia Timoshenko, nacionalista ucraniana de derechas. Y por otro lado al autonomista y prorruso Victor Yanukovich, también de derechas pero descentralizador.

Donbass y 8 años de crisis ucraniana
Yulia Timoshenko

La situación de Ucrania se presenta como un país diverso, con importantes minorías, como la rusa, que representaba el 25%, la búlgara, la tártara, la rumana, la húngara y la griega.

Donbass y 8 años de crisis ucraniana
Victor Yanukovich

Donbass y 8 años de crisis ucraniana

Durante la década de 2010 se contraponen dos modelos políticos en la esfera internacional: El de Yanukovich, que quiere buenas relaciones con Rusia; y el de Timoshenko, amiga de Bush, que quiere una alianza con Occidente. En las elecciones celebradas ese año, el resultado es una victoria de Yanukovich, gracias al voto en el sur y del este diverso.

Donbass y 8 años de crisis ucraniana

El resultado de las elecciones nunca fue aceptado por los sectores nacionalistas, de derechas ucranianos y sobre todo de ultraderecha, que como ya venían haciendo desde 2004, buscaban la forma de alzarse. Para ello, cuentan con financiación occidental de forma descarada.

Tras varios intento , por fin encuentran la oportunidad en noviembre de 2013, cuando el Gobierno ucraniano suspendió un tratado de librecomercio con la UE. Automáticamente, se iniciaron las protestas del mal llamado «Euromaidán». La excusa: el rechazo al libre comercio y la corrupción.

Donbass y 8 años de crisis ucraniana

La manipulación informativa en Occidente para presentar a los manifestantes del Maidán como corderos fue digna de Goebbels, ocultándose de manera deliberada quienes estaban detrás. No faltó un periodista occidental allí.

La mayoría de manifestantes en el Maidán eran rabiosamente derechistas, revisionistas de la historia. Y las verdaderas tropas de choque del Maidán fueron los nazis y fascistas, dato que se ocultó en medios occidentales. Como fueron denunciados en 2014.

Durante las protestas se llegaron a poner francotiradores para matar en directo a manifestantes, que luego después se supo que eran miembros de la misma oposición, matando a sus manifestantes, para así derrocar al gobierno ucraniano elegido en 2010. Actos que llegó a denunciar el ministro estonio de Exteriores.

Debido a estos acontecimientos, se instaló en Kiev una junta compuesta por derechistas y ultraderechistas, con gente de partidos nacionalistas abiertamente contrarios a las minorías jamás elegida por nadie y solo con apoyo del norte y oeste de Ucrania. Pero reconocidos por Occidente.

Donbass y 8 años de crisis ucraniana

Una de las cosas que garantizó el nuevo régimen del Maidán es IMPUNIDAD a los elementos más ultraderechistas: Y desde entonces se sucedieron los asaltos, ataques y agresiones a partidos como el PCU (Partido Comunista de Ucrania), el PR o a las minorías rusa y húngara, además de otras.

Donbass y 8 años de crisis ucraniana

De hecho, como reconoce años después un medio poco sospechoso de afinidad a Moscú, como ElDiario (dulcificando la situación), los grupos neonazis marcan la agenda en Ucrania desde entonces. Hasta vigilan a la policía y forman parte del Ejército.

Donbass y 8 años de crisis ucraniana
Seguidores de diferentes partidos nacionalistas llevan antorchas durante una marcha celebrada en enero en honor a Stepan Bandera, una de las primeras figuras nacionalistas de ucrania. SERGEY DOLZHENKO / EFE

En mitad de este contexto, de agresiones y ataques de las «nuevas autoridades» y ultraderechistas de Kiev, aupados por Occidente ocurre la masacre de Odessa en mayo de 2014.En la casa de los sindicatos de Odesa, 48 personas murieron en el incendio y más de 250 sufrieron heridas algunos de ellos menores de edad.

Donbass y 8 años de crisis ucraniana
© Sputnik / Alexandr Polischuk

Es en esta situación, donde ya está rota la legalidad constitucional en Ucrania por el Maidán, que las autoridades de Crimea celebran un referéndum de secesión, donde arrasa el sí y la participación es altísima. Nunca fue reconocido por la «comunidad internacional».

Y es también en este contexto, rota la legalidad constitucional en Ucrania por el Maidán, pasándose por el forro el sufragio, y con el contexto de violencia nacionalista ucraniana desatada, que Donetsk y Lugansk declaran su separación de Ucrania.

Los rebeldes tomaron edificios gubernamentales en las regiones de Donetsk y Luhansk y proclamaron la creación de repúblicas populares, no reconocidas por ningún estado hasta el lunes, y se enfrentaron con tropas y batallones de voluntarios ucranianos.

Con esta situación lo que existe en Ucrania es un régimen que ataca a su propio pueblo. Los bombardeos y ataques contra la población civil son constantes desde 2014 en Donbass. Las escenas, siempre silenciadas en Occidente, terribles. En los medios occidentales se llega a usar el lenguaje belicista de Ucrania, hablando de «operación antiterrorista», pero lo que hay es un verdadero caso escandaloso de guerra contra civiles desarmados por parte del Ejército Ucraniano.

Unas republicas secesionadas compuestas de población rusa donde Kiev y el régimen de Maidán está cometiendo un verdadero genocidio y limpieza étnica, ocultada por los medios occidentales durante 8 malditos años.

A consecuencia de ellos, se estima en millón y medio las personas que han huido del Este de Ucrania, ante la limpieza étnica realizada con esmero por el Ejército ucraniano y grupos nazis como Azov y SD, que les acompañan. Solo el primer año se marcharon 750.000 personas.

Y las denuncias de limpieza étnica son constantes. No es algo que se diera solo en 2014, ha sido constante. El Ejército ucraniano y los nazis de Azov, valga la redundancia, se esmeran en limpiar de «cerdos» aquellas aldeas y ciudades que caen en sus manos.

Con este contexto en 2015 se firmaron los acuerdos de Paz de Minsk, forzados por Rusia, ante la matanza que estaba teniendo lugar y ante la posición de Rusia, no partidaria de intervenir militarmente en las republicas secesionadas (que en aquel momento ni siquiera las había reconocido).

Pese a los acuerdos firmados, estos acuerdos son constantemente violados por el gobierno ucraniano, pero en los medios occidentales o no se dice quien o se responsabiliza a los grupos armados que asisten a las Repúblicas secesionadas, omitiendo que es Ucrania quien en la mayoría de casos viola los acuerdos y tiene un Ejército armado.

De hecho, una de las razones que explica -no es la única- la decisión rusa de concentrar tropas en la frontera, según Moscú, es la cada vez más escandalosa violación de los acuerdos de paz de Minsk por parte del régimen del Maidán de Kiev.

Todo esto en un contexto ucraniano desde 2014 donde los grupos ultraderechistas y nazis que reinan en las calles de Ucrania pueden señalar comercios donde se habla ruso poniendo imágenes de cerdos y amenazando al linchamiento. Donde las minorías son señaladas, no solo la minoría rusa. Se señala también a otras minorías, donde grupos fascistas ucranianos amenazan a la minoría húngara con envenenarlos y acuchillarlos. «Nunca hay detenciones».

Así, la nueva Ucrania resultante del Maidán, comienta a limitar la enseñanza de las lenguas minoritarias y pone trabas a su uso, vetando canales de TV por la lengua. De la misma forma se ha denunciado la política de genocidio cultural contra las minorías del régimen del Maidán. El ucraniano ha pasado a ser la única lengua oficial.

Junto a esto realizan una serie de ilegalización de partidos políticos. De esta forma Ucrania ilegalizó a uno de los partidos más votados en el este y sur del país, al Partido Comunista de Ucrania, el PCU(r) y el PCTCU. Además, una de las cosas que más rechazo genera del régimen del Maidan en el este de Ucrania es que se están derribando estatuas de héroes en la guerra contra los nazis y convirtiendo en héroes a colaboracionistas nazis y fascistas como Stephan Bandera.

Donbass y 8 años de crisis ucraniana

El revisionismo histórico a favor del fascismo que las autoridades ucranianas están realizando es tan escandaloso que incluso ha motivado sanciones del Gobierno ucranio a historiadores por denunciarlo y protestas de países como Polonia.

Dentro de este contexto a situación socieconómica de Ucrania es desastrosa, la inflación está disparada, las protestas, incluso, se intensifican. ¿Cuál es el recurso de los ultraderechistas y derechistas ucranianos? Usar el fantasma de la invasión rusa. Llevan haciéndolo desde 2014. Ucrania aprovecha estas falsas invasiones para armarse hasta los dientes y usar esas armas en Donbass contra su propio pueblo. De hecho, hasta ha planteado comprar armamento nuclear, lo que, evidentemente, inquieta a Rusia.

Por si fuera poco Reino Unido, que tiene metidas sus zarpas en Ucrania más incluso que EEUU, no deja de armar y ganar dinero con esto, y los comisionistas ucranianos del Maidán embolsándose jugosas mordidas.

La posibilidad de Ucrania de entrar en la OTAN es una amenaza directa a la seguridad rusa, sería poner misiles para bombardear Moscú a 600 kms de la ciudad. En este contexto, presentar a Ucrania como una víctima es tener la cara muy dura. Si a eso le sumamos los intereses de la familia Biden en Ucrania desde el Maidán y la baja popularidad de Biden, tenemos algunos motivos para la crisis, además de la necesidad de Putin también de ganar popularidad en su país.

No podemos olvidar del interés económico y geoestratégico que tiene Ucrania y como Occidente ha hecho el agosto desde que colocó a las marionetas del Maidán en 2014 y es el principal responsable de la crisis.

Y entonces Rusia comienza a mover ficha frente a esta situación, la Duma Rusa vota una proposición de ley presentada por el Partido Comunista (oposición) para que Rusia reconozca las dos repúblicas del Donbass, Donetsk y Lugansk, algo a lo que Rusia y Putin, desde el inicio del conflicto en 2014, nunca habían accedido.

En Febrero 2022 la Duma Estatal de Rusia (Parlamento) aprueba por mayoría absoluta la solicitud para el reconocimiento oficial de las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, secesionadas tras el Golpe de Estado del Maidán en 2014. Rusia además de reconocer la independencia de la República Popular de Donetsk y la de Lugansk, firma una alianza defensiva.

Breve Historia Desconocida: Apertura de la Verja de Gibraltar

Durante el periodo de 1969 y 1982 las relaciones hispano-británicas en torno a la situación de Gibraltar hicieron que la Verja de Gibraltar permaneciera totalmente bloqueada, quedando también prohibido el tránsito aéreo hasta el año 2006.

En el año 1953 el gobierno español del general Franco, reclamó la devolución del Peñón en virtud de supuestos acuerdos hispano-británicos alcanzados previamente, sin obtener respuesta por parte del gobierno de Londres.​

Tras esta declaración, en 1954, coincidiendo con la visita de la reina Isabel II del Reino Unido a Gibraltar, el Gobierno de España empezó a tomar las primeras medias de protesta. El consulado español en Gibraltar fue clausurado y el paso de españoles, ya fueran trabajadores o turistas, a Gibraltar fue prohibido por las autoridades españolas durante los días en las que la reina británica permaneció de visita en la colonia.

Tras la aprobación por parte de la Asamblea General de la ONU de dos resoluciones sobre el tema (2231 (XXI), «Cuestión de Gibraltar» y 2353 (XXII), «Cuestión de Gibraltar»), se realizó la primera propuesta formal de devolución, llevada a cabo el 16 de mayo de 1966 por el Ministro de Asuntos Exteriores Fernando María Castiella, en nombre del Gobierno de España. En ella se solicitaba la anulación del Tratado de Utrecht.​ El Gobierno británico rechazó contundentemente esta propuesta.

Breve Historia Desconocida: Apertura de la verja de Gibraltar

En 1966 las telecomunicaciones fueron cortadas, militarizando a los trabajadores de telefónica, para juzgarlos por lo militar en caso de negarse. Manuel Cámara cortó el cable de teléfonos dejando Gibraltar incomunicada, hasta 2007, entre España y dicha colonia, así como la conexión por transbordador entre Algeciras (Cádiz) y el Peñón (hasta 2009), debiendo la colonia británica abastecerse a través de vías específicas alternativas.​

Como medida de presión, el gobierno britanico realizó una consulta censitaria entre los ciudadanos de Gibraltar el 10 de septiembre de 1967, denominada «referéndum de soberanía«. La consulta, que no reunió las garantías democráticas más básicas, arrojó más del 99 por ciento de votos en contra de la devolución del Peñón a España.​ El Reino Unido ratificó una nueva legislación principal para el territorio en 1969, dando paso a la creación del llamado «Gobierno de Gibraltar».

En respuesta a estos resultados, y a que aviones de guerra británicos comenzaron a hostigar a la población de La Línea de la Concepción (Cádiz) violando el espacio aéreo español, el Jefe del Estado español, el general Francisco Franco, ordenó el cierre permanente de la Verja el 8 de junio​ de 1969 y el corte de todas las comunicaciones de España con el Peñón.

La idea del Gobierno franquista era que Gibraltar cayera como fruta madura, tal como había afirmado Franco al diario Arriba en 1950, se equivocaba de pleno. La situación volvía a ser similar a las vividas en el siglo XVIII, pues no se cerraba la frontera terrestre de manera continuada desde los famosos asedios. Además, durante los años del cierre de la verja influyó un asunto que, en el siglo XVIII, no era tan poderoso: la propaganda mediática.

En Gibraltar se podía ver la televisión española o escuchar la radio, y fueron testigos de la maquinaria informativa que se creó en España frente a Gibraltar, con el fin de convencer a la opinión pública española de que había sido una decisión correcta. De este modo, no podía más que aumentar la desconfianza de los gibraltareños hacia España, que se tornó en decidida aversión. Todavía se recuerdan en Gibraltar los difíciles primeros momentos, en los que la carestía de alimentos y de otros recursos (que entraban por la frontera) complicaron mucho sus vidas.

Breve Historia Desconocida: Apertura de la Verja de Gibraltar
Personas que trata de comunicarse con el otro lado de la verja, algo que tenían que hacer a gritos.

Esto incluía las conexiones terrestres para peatones y vehículos, las conexiones aéreas directas entre Gibraltar y España, la conexión marítima del transbordador entre Algeciras (Cádiz) y el Peñón, así como las conexiones de telecomunicaciones. ​

Las peores consecuencias del cierre de la verja la sufrió la ciudad de La Línea que dependía económicamente de la colonia británica. Como resultado de esto, más de 4.800 ciudadanos españoles perdieron sus empleos en Gibraltar, lo que dio lugar al inicio de una depresión económica en la inmediata comarca del Campo de Gibraltar. En dos años perdió la mitad de su población y miles de familias huyeron de la ciudad.

Separó a centenares de familias que, desde entonces, tenían que acudir a la verja a verse y hablarse a gritos, salvando una distancia de unos cien metros, o bien coger un barco hasta Marruecos para llegar a Algeciras, en una alternativa que hacía infinitamente más largo cubrir una distancia que, andando, era de apenas unos kilómetros.

Durante el tiempo que transcurrió el cierre de la frontera y las conversaciones sobre el futuro de la colonia británica detenidas, el Gobierno español de la época decidió, como medio para presionar aún más a Gibraltar, urbanizar todo el suelo neutral entre esta valla y la antigua Línea de Contravalación, que hoy en día se corresponde con la Avenida del Ejército de la ciudad linense.

Breve Historia Desconocida: Apertura de la verja de Gibraltar
Apertura de la Verja de Gibraltar

En este espacio fueron construidos, entre otras instalaciones, el puerto, el Palacio de Congresos, la estación de autobuses, el Parque Municipal y el estadio de fútbol de la Real Balompédica Linense, todos ellos adscritos al municipio de La Línea de la Concepción (Cádiz). La posición española de cierre de la verja se mantuvo sin cambios durante el resto del tiempo de vigencia del régimen franquista.

Breve Historia Desconocida: Apertura de la Verja de Gibraltar. Infografía de Juan Pérez Ventura.
Infografía de Juan Pérez Ventura.

Durante la década de los 60, el Gobierno español puso en marcha los Planes Nacionales de Desarrollo. En ese marco se calificó el Campo de Gibraltar como Zona de Preferente Localización Industrial, que favoreció que en la bahía de Algeciras se instalaran varias grandes empresas que favorecieron el crecimiento económico de la zona, que hoy es el primer polo industrial de Andalucía. Entre ellas, una refinería de petróleo (1967), la procesadora de papel CELUPAL (1969), la factoría de ACERINOX (1973) o la central térmica de carbón de Los Barrios (1974), entre muchas otras.

Tras la muerte de Franco y la llegada de los primeros gobiernos democráticos, el cierre de la frontera permaneció, demostrando que el contencioso trascendía los regímenes políticos de ambos países. Finalmente el 10 de abril de 1980 el Ministro de Exteriores de España, Marcelino Oreja, y su homólogo del Reino Unido, Peter Carington, firmaron la Declaración de Lisboa, comprometiéndose a resolver el problema de Gibraltar y acordando restablecer las comunicaciones directas en la región,​ lo que sin embargo no se llevó a la práctica de forma inmediata.

Finalmente se puso fin al bloqueo para el tránsito de peatones el 14 de diciembre de 1982, siete años después de la muerte de Franco, al inicio de la presidencia española de Felipe González.

Breve Historia Desconocida: Apertura de la verja de Gibraltar
Un Policía Nacional saluda a un Bobby inglés en el límite de la Verja, horas antes de su apertura al tráfico en 1985. / EFE

De esta manera terminaban 13 años de bloqueo terrestre y aislamiento del Peñón,​ en la acción más hostil por parte de España hacia Gibraltar desde el sitio de Gibraltar entre 1779 y 1783. Tras esta primera apertura al tránsito de peatones, permanecieron sin embargo el resto de restricciones establecidas en junio de 1969.

Se produjo entonces un nuevo acuerdo hispano-británico, la Declaración de Bruselas del 27 de noviembre de 1984, firmada por el Ministro de Asuntos Exteriores de España, Fernando Morán, y el Secretario de Relaciones Exteriores del Reino Unido y de la Commonwealth, Geoffrey Howe, con el objeto de implementar lo acordado en la Declaración de Lisboa de 1980. De forma progresiva, se ampliaron las condiciones de circulación, pero pasarían sin embargo décadas hasta el restablecimiento de algunas otras de las formas de comunicación cortadas en 1969.

Pasadas las campanadas de la medianoche, después de trece años de interrupción de comunicaciones desde el lado español, unas quinientas personas se hallaban concentradas en los alrededores de la frontera, deseosas de saludar a sus familiares o amigos al otro lado de la verja. 

La apertura de la verja se produjo entre la emoción de las personas concentradas y de las primeras que atravesaron la frontera. Francisco Romo Martín, un linense de 52 años (y tío de mi padre), fue el primero en pasar desde el Peñón, adelantándose en el último momento a Carmen Worb, mientras se descorchaban botellas de champaña y una tuna amenizaba el histórico acontecimiento.

Breve Historia Desconocida: Apertura de la verja de Gibraltar
Francisco Romo Martín, mí tío paterno, en el momento de cruzar la Verja desde Gibraltar

La Línea esperó ayer con ansiedad las doce campanadas de medianoche, que en esta ocasión traían consigo la reapertura de la verja que la separa de Gibraltar. Durante todo el día las comunicaciones telefónicas con Gibraltar estuvieron bloqueadas por las llamadas entre familiares que viven a un lado u otro de la verja, y que establecían sus citas.

La decisión del Gobierno de la colonia de mantener cerrado el lado británico de una a seis de la madrugada fue anulada anoche, por presiones del Gobierno de Londres. Francisco Romo Martín, linense de 52 años y residente en Gibraltar, fue la primera persona en pasar la verja, a las cero horas de hoy. Para conseguirlo ganó en apretada carrera a Carmen Word. Una hora después, alrededor de unas quinientas personas esperaban a cada lado de la verja el momento de traspasarla. La noticia de que Gibraltar iba a mantener abierto su lado durante toda la noche, en contra de lo anunciado, colaboró al carácter festivo de la jornada.

Desde dos horas antes del momento fijado para la apertura, la medianoche, a ambos lados de la verja había una gran cantidad de personas, más en la parte española que en la británica. En los dos lados había vivas a España, algunas botellas de champán y frecuentes cánticos. A las doce en punto, Carlos Pozas, director de la aduana, abrió el cerrojo que hasta ahora impedía el paso peatonal de la zona gibraltareña a la española. Carmen Word y Francisco Romo eran las dos personas situadas en cabeza de la cola formada para pasar hacia el lado español.

Carmen Word atravesó antes la verja, pero Francisco Romo la adelantó briosamente en los tres metros que separan la verja de la garita y depositó su pasaporte antes que ella. Las personas que pasaron del lado español al gibraltareño tenían la desventaja de atravesar los cien metros de zona de nadie que ocupan las aduanas, con lo que se quedaron sin posibilidades de competir por el primer puesto. Francisco Romo tiene 52 años, nació en La Línea y trabaja durante los inviernos en Gibraltar como pintor de brocha gorda. Vivía en una embarcación hasta que hace poco el cura párroco de una iglesia católica del Peñón le permitió dormir en un remolque junto a la iglesia, a cambio de ejercer tareas de guardián nocturno.

ALFREDO RELAÑOhttps://elpais.com/diario/1982/12/15/espana/408754802_850215.html
La Línea – 15 DIC 1982 – 00:00 CET

Al Borde Del Spoiler: Operation A Bomb (1952)

Al Borde Del Spoiler: Operation ABomb (1952) Biurton Benjamin

Operation A Bomb‘ es un documental filmado durante la realización de una prueba nuclear norteamericana en 1952, filmado por Burton Benjamin, y narrado por Bob Considine. Filmado por camarógrafos del cuerpo de marines de los Estados Unidos de América.

El corto fue distribuido por los cine norteamericano de la mano de RKO, que también formó parte de la producción de este film. El documental fue filmado en color mediante el sistema Eastman Color. Era más barato que los otros dos sistemas principales de rodaje en color de la época Technicolor y Trucolor. pero tenía el problema de que con el paso de los años los colores se desteñían, por una inestabilidad química de la película.

En el documental de 16 minutos se muestra el asombroso poder de la energía atómica, capturado en una película por un equipo de fotógrafos de la Infantería de Marina, que instalaron sus cámaras a poca distancia de una prueba de bomba atómica de 1951 en el desierto de Nevada. 

La idea era simular la explosión de la bomba en condiciones de combate, aunque nadie sabe qué tipo de combate se podría librar después de un evento tan catastrófico. Narrada por el periodista Bob Consodine, ‘Operation A Bomb‘ fue escrita y supervisada por Burton Benjamin, quien más tarde ayudó a crear la serie de televisión ‘The 20th Century‘.

A-Bomb Blast Effects (1959) Montaje procedente de una prueba atómica: Operation Tumbler-Snapper.

Parte del metraje de este video, donde se puede ver una prueba de una Bomba-A, aparece en el metraje de ‘Operation A Bomb

La Operación Tumbler-Snapper fue una serie de pruebas atómicas realizadas por Estados Unidos entre abril y junio de 1952 en el Sitio de Pruebas de Nevada.

La fase «Tumbler» consistió en tres lanzamientos desde el aire que estaban destinados a explicar las discrepancias entre el daño de la onda expansiva real y el estimado, que se observó en detonaciones anteriores, y establecer con mayor precisión la altura óptima de la detonación, para crear el máximo daño.

La fase «Snapper» consistió en una bomba lanzada desde un avión y cuatro explosiones desde una torre, destinadas a probar varios desarrollos de nuevas armas atómicas.

Durante la serie de pruebas tuvo lugar el ejercicio militar Desert Rock IV, con la participación de 7350 soldados. Durante las explosiones de las bombas Charlie, Dog y George los soldados realizaron entrenamientos de guerra (para observar los efectos de la radiación en personas), mientras que durante la explosión de la bomba Fox los soldados se limitaron a observar la explosión a corta distancia.

Mercenarios. Señores de la Guerra

Mercenarios. En el mundo globalizado actual dominado por el neoliberalismo, en el que todo está regido por el mercado, nos encontramos con el fenómeno de que hasta la guerra se privatiza.

Mercenarios. En el mundo globalizado actual dominado por el neoliberalismo, en el que todo está regido por el mercado, nos encontramos con el fenómeno de que hasta la guerra se privatiza. A lo largo de la historia podemos comprobar la existencia de los mercenarios, como un fenómeno real pero muy puntual. Sin embargo, los niveles actuales son muy preocupantes, porque actúan fuera de cualquier tipo de control.

En el año 1998, la Asamblea General de la ONU decidió examinar el papel que podían tomar los mercenarios como instrumento para violar los derechos humanos y obstaculizar la libre autodeterminación de los pueblos. El relator nombrado por la ONU, el peruano Enrique Ballesteros, concluía: “el mercenario suele acometer atentados, sabotajes, actos de terror y torturas«.

Cualquiera de esas acciones son consideradas como netas violaciones de los derechos humanos por los tratados internacionales sobre la materia. Pero esta transgresión es mucho más grave si es cometida por un mercenario, porque el mercenarismo está en el origen de las violaciones mismas, tiene conexión con gobiernos corruptos que intentan imponer una dominación feroz e ilegítima y con empresas multinacionales que quieren controlar y hacer negocios lucrativos con los recursos naturales de los países pobres”.

Con la expansión del empleo de los mercenarios y de las Corporaciones Militares Privadas, la globalización da un paso total en su dominio. Ya no sólo se privatiza el agua, los servicios públicos, educación, sanidad, etc; ahora ya se privatiza el ejercicio de la violencia que estaba reservada en exclusividad a los Estados. Como dice Daniel Bensais: “En realidad no es sorprendente que la privatización generalizada del planeta tenga por corolario una globalización de la violencia social y militar, así como una privatización de sus usos por mafias, milicias y otras tropas mercenarias”.

La principal característica del mercenario es que presta sus servicios militares a cambio de una retribución económica. No importa quien lo contrata, pudiendo ser un Estado, una empresa, una banda de traficantes o la mafia. A cambio de un dinero, está dispuesto a combatir en cualquier lugar del mundo y contra quien le señalen. Carecen de ética y moral, no respetando ni las leyes ni las convenciones internacionales. No hay respeto por los derechos humanos ni tienen patria ni bandera. Lo único importante es el dinero.

Existen dos categorías de mercenarios. Aquellos considerados de alto nivel, entre los que se encuentran ingleses, norteamericanos y ucranianos, y los que ingresan en estas actividades debido a la miseria y el hambre, siendo de cualquier parte del mundo. Los mercenarios de alto nivel son los que tienen experiencia en combate o que tienen especialidades muy demandas y en consecuencia son bien retribuidas.

Suelen recibir una media de 15.000 dólares mensuales y algunos llegan a cobrar 2.000 dólares diarios en función del riesgo de la operación. Se calcula que existen más de treinta empresas norteamericanas importantes y unas cuantas inglesas, siendo Londres uno de los centros más activos en el reclutamiento. Estas empresas mezclan las actividades puramente militares, proporcionando personal armado y equipado, junto a labores de logística, que realizaban antiguamente el cuerpo de Intendencia, como son las tareas de aprovisionamiento y apoyo de tropas.

La participación de empresas privadas en asesoramiento, entrenamiento y dotación de personal al ejército norteamericano costó en el año 2002, la cifra de 100.000 millones de dólares, cifra importantísima. Los mercenarios juegan un papel muy importante como especialistas en torturas y rigurosos interrogatorios, no recatándose en saltarse los derechos humanos de las personas. Veamos donde han actuado últimamente. África es un lugar donde los mercenarios son muy conocidos. En Sierra Leona, actuaron durante los ocho años de su guerra civil. En la República del Congo y en la República Democrática del Congo hubo participación en los conflictos internos de estos países, al servicio de las multinacionales europeas y norteamericanas de minería y petróleo, para así garantizar sus explotaciones.

Qué decir del intento de derrocamiento del presidente Obiang en la excolonia española de Guinea, con la participación del hijo de Margaret Thatcher. En la guerra civil angoleña fue notoria su participación en el lado de Savimbi, con un destacado papel en el tráfico de diamantes. En América, destacaría en la década de los ochenta, el hostigamiento militar al gobierno sandinista, con la creación de “la contra”, donde llegaron a participar hasta 10.000 hombres todo bajo financiación norteamericana.

El llamado Plan Colombia y el Plan Puebla-Panamá donde se intenta implantar el dominio norteamericano en la zona, los mercenarios campan a sus anchas. Un ejemplo a seguir, será en Venezuela donde se detuvo a 56 mercenarios colombianos vestidos con uniformes militares venezolanos y conocidas son las ganas del gobierno de Bush de derrocar a Hugo Chávez.

El gigante petrolero británico British Petroleum ha contratado a mercenarios para proteger sus instalaciones de extracción de posibles ataques guerrilleros. Otro caso emblemático es el de Cuba, con la intención de derrocar a Fidel Castro, con la actuación de mercenarios en Bahía Cochinos en 1961. La voladura de un avión cubano cuando sobrevolaba la costa de Barbados, en 1976, por el mercenario Posada Carriles, cuyo procesamiento impide Estados Unidos, o los continuos intentos de asesinato del propio Fidel Castro.

Pero las dos guerras donde se ha hecho más evidente este proceso de privatización de la guerra han sido en Afganistán e Iraq. Con la ocupación soviética de Afganistán, comienza una guerra que será patrocinada por Estados Unidos a través de la CIA con la finalidad de debilitar el régimen soviético. En ella, no participó un solo norteamericano, empleándose mercenarios a sueldo, afganos, pakistaníes, árabes de distintos países e incluso musulmanes de China.

Es conocido, que Osama Bin Laden trabajó en Afganistán para la CIA siendo uno de sus hombres de confianza y que tras la retirada soviética siguió colaborando, prácticamente hasta la instauración de los talibanes en Kabul.Se calcula que durante la guerra contra los soviéticos participaron más de 100.000 mercenarios y si hacemos caso al ex-jefe de los servicios secretos pakistaníes fueron hasta 150.000 hombres. Fue un conflicto que duró diez años y que supuso un gasto de muchas decenas de miles de millones de dólares, financiados por los norteamericanos.

En Iraq, la actuación de estos es escandalosa. En marzo de 2004, murieron cuatro mercenarios norteamericanos a bordo de un transporte militar en Faluya, trabajando para la Blackwater Security Consulting Company, que dio origen a que posteriormente fuera arrasada esta ciudad por las tropas norteamericanas. Actualmente, en Iraq por cada diez soldados norteamericanos hay dos mercenarios, lo que duplica en número al existente en la primera guerra del Golfo.

El Departamento de Defensa ha acudido a las Corporaciones Militares Privadas, que ya en abril del 2004, contaban con más de 20.000 mercenarios y se calculan que irán aumentando hasta los 30.000 hombres en la medida que el ejército norteamericano se vaya retirando. Según informaba The Washtington Post, cada empresa privada tiene organizado un batallón y ahora están coordinándose para crear el mayor ejército privado del mundo. Las cárceles iraquíes no respetan los derechos humanos, donde la participación en éstas de los mercenarios está clara, tienen libertad de movimiento, y por las órdenes que imparten al personal militar, indican claramente que desempeñan papeles de responsabilidad en la conducción de los interrogatorios.

Como vemos, existe un enorme peligro con la privatización de los conflictos armados, porque son fuerzas sin control alguno, impidiendo la posibilidad de arreglo de los mismos, ya que su solución se escapa de los poderes nacionales. La globalización nos aporta muy pocas cosas positivas y casi todo son problemas, tomemos conciencia y acabemos con esta globalización neoliberal que perjudica a amplios sectores de la población y sólo beneficia a los de siempre.

@CharlesARByrne

El mito de Tartaria

Tartaria o Gran Tartaria (en latín: Tartaria Magna) fue el nombre por el que se conocía en el occidente de Europa, al comienzo de la Edad Media hasta finales del siglo XIX, a una gran extensión de tierra del centro y noreste de Asia que iba desde el mar Caspio y los montes Urales hasta el océano Pacífico y que estaba habitada por varios pueblos túrquicos y mongoles, a los que genéricamente llamaba «tártaros».

Esta región incluía lo que en la actualidad se conoce como Siberia, Extremo Oriente ruso, la región del Turquestán (incluido el Turquestán Oriental), la Gran Mongolia, Manchuria y, en algunos tratados, el Tíbet.

Entre los siglos XVI y principios del XIX, en los mapas y textos europeos, Tartaria era el nombre genérico de los extensos territorios de Siberia y el Extremo Oriente ruso. Tomaba su nombre del término tártaro, nombre con el que se designaba en Occidente a todos los pueblos mongoles. El uso de este término fue cayendo a medida que se producía la expansión del Imperio ruso hacia el este, y los territorios de Siberia era más conocida en Europa.

Tartaria o Reino del Gran Khan
Tartaria o Reino del Gran Khan

El surgimiento de la Gran Tartaria y el antiguo orden mundial

Esta teoría de la conspiración de la Gran Tartaria, se originó en Rusia, a partir de la difusión de la llamada Nueva cronología de Anatoly Fomenko, en ella se presenta a Tartaria como una civilización perdida, posteriormente fue popularizado por Nikolai Levashov.

Hay que tener en cuanta que en la pseudociencia rusa, y quizás como en la mayoría de este tipo de teorías, predomina un sentimiento de nacionalismo rancio. Es por eso, que se presenta a Tartaria como el nombre «verdadero» de Rusia, y que de manera deliberada y maliciosamente ha sido «ignorado» en Occidente.​

A raíz del surgimiento de esta «nueva cronología», desde aproximadamente 2016, las teorías de conspiración sobre un supuesto «imperio perdido de Tartaria» fueron obteniendo popularidad entre los internautas de habla inglesa, mayoritariamente en los Estados Unidos, estas versiones de la conspiración se desprendían del marco nacionalista ruso e integradas otras teorías marginales de los grupos QAnon, una de las principales teorías de la conspiración de la extrema derecha estadounidense.

Mapa de Tartaria dibujado por John Cary (1806) A New Map of Mongolian & Independent Tartary , From the Latest Authorities.
Mapa de Tartaria dibujado por John Cary (1806) A New Map of Mongolian & Independent Tartary , From the Latest Authorities.

Así, en la versión occidental de Tartaria o la Gran Tartaria se fundamenta en una en una lectura ahistórica del desarrollo de la arquitectura; entre sus defensores se considera que ciertos edificios de estilo clásico ya demolidos como la Singer Tower en Manhattan o la Estación Pensilvania de Nueva York, así como los pabellones temporales de las Ferias Mundiales de finales del siglo XIX e inicios del XX, fueron en en realidad construcciones de un vasto imperio mundial, Tartaria, que fue suprimido de la Historia.

Así dentro de esta lista de monumentos se pueden encontrar también otras grandes edificaciones, desde la Casa Blanca a las pirámides en Egipto, atribuidas a esta civilización, supuestamente muy avanzada, y que en algunos relatos incluso fueron habitada por gigantes.

El núcleo central de todas esta construcciones sería un poderoso imperio que habría ocupado todo el norte de Asia, desde el mar Caspio y los montes Urales hasta las costas del océano Pacífico hasta 1775, aproximadamente. Era como un Antiguo Orden Mundial, conocido como el «país más grande del mundo»

Entre diferentes versiones de la teoría de la conspiración se postula que Tartaria logró trasmitir energía por medio de ondas a grandes distancias, tal como intentara hacer Nikola Tesla, usando para ello las espiras de las torres características de la arquitectura rusa, que serían receptores de dichas ondas, de igual manera creen que los postes telegráficos visibles en algunas fotos antiguas son conductores de esa misma energía.​

Dentro de este mito, sostienen que Tartaria logró alcanzar la paz mundial, pero fue finalmente fue destruida por una inundación de lodo; para cubrir sus restos y ocultar su existencia, tras estos acontecimientos las «elites» inventaron acontecimientos tales como las dos guerras mundiales para hacer desparecer todo rastro de esta civilización. Es en este punto donde se habla de como tuvo lugar un reset o «reinicio» de la civilización que dio origen al mundo actual. 

Mapa de la Gran Tartaria

La aparición en los libros de historia de referencia a esta nación, ocupando toda Siberia, ha llevado a mucha gente a pensar que, no sería una civilización perdida (totalmente), con menciones de sus símbolos como banderas o emblemas, es evidencia de su existencia, así como su desaparición en los mismos, indica que fue suprimido por intereses ocultos, pero habría varios aspectos importantes que se dice que fueron suprimidos, como su carácter imperial e influencia sobre Europa y Asia. Tartaria aparece en varios mapas oficiales y publicaciones de antes del siglo XIX, pero posteriormente comienza a desaparecer de estos.

Pero, ¿realmente que es todo esto?

Como se ha comentado arriba, todo esto corresponde a una conspiranoica que se volvió popular y se extendió por por la red con el nombre de Tartaria, en torno a 2019. Esta nueva de teoría de la conspiración nos habla del supuesto Imperio Tártaro y de Tartaria argumentando que se trataba de un gran imperio que existió, pero que, por extrañas razones, los libros de historia han decidido ignorar.

Pero esto no es todo, ya que la idea de la Gran Tartaria se retroalimenta de otra conspiranoía, asociada con otro «tema de moda» en la red esos años: la lluvia de barro (mud-flood) que afectó a grandes partes de la tierra, y que según afirman provocó el fin de la civilización tártara.

Si quieres descubrir más acerca de esta «verdad oculta», solamente tienes que poner en el buscador las palabras «Tartaria lluvia de barro» para ver toda las conjeturas y teorías.

La mayoría de gente que se ha sumado a este nuevo carro son terraplanistas consagrados. Los terraplanistas llevan muchos años hablando de lo mismo y este nuevo tema de Tartaria les vino como una nueva «prueba» de sus afirmaciones.

Así, unes la teoría de la tierra plana, añades una inundación de barro a nivel mundial y una conspiración que ocultar pruebas y conocimiento, lo mezclas bien, y le pones un clickbait bonito. Obtienes el resultado perfecto para conseguir miles de visitas y visualizaciones en video y redes sociales.