Archivo de la etiqueta: Relatos

Qué clase de sorpresa es esta

Anuncio Volkswagen Polo – 1997

– Pero, ¡¿qué clase de sorpresa es esta?!- preguntó ella indignada.

– El coche no es la sorpresa.- le respondió él pasivamente mirando fijamente a sus ojos enojados.

– Me traes aquí, a la playa en mitad de ninguna parte, con los ojos vendados, ¿para qué?

Sin escuchar sus palabras, el hombre dirigió su mano a la guantera del coche. Extrajo un revólver y sin mediar palabra disparó dos veces contra el cuerpo de su esposa, que yació en la arena tras salpicar al capó con su sangre.

Arrojó el arma contra la oscura guantera, sacó un paquete de cigarrillos del bolsillo de su chaqueta, lo golpeó un par de veces y dejó un cigarro atrapado en sus labios. Al encenderlo le dio dos fuertes caladas, y aspiró con satisfacción el humo. Tras su momentáneo éxtasis, salió del vehículo, con las llaves en la mano. Abrió el porta equipajes de donde recogió una pala, se alejó un par de pasos del coche y comenzó a cavar.

Hacía más de cuatro años que se habían casado, y nunca había llegado a ser feliz. Tenía poco más de treinta años, ella cuarenta y cinco, y nunca había probado la felicidad hasta el día en que conoció a la mujer de sus sueños.

Era de ese tipo de mujer que consiguen lo que se proponen, y aún siendo más joven que él tenía una mentalidad muy superior a la suya. Suya fue la idea.

Se acercó al cuerpo, y arrastrándola por las extremidades inferiores la condujo hasta el profundo pozo que había cavado en la arena. Poco a poco, la suelta arena, fue cubriendo el rostro desfigurado y sangrante. Hasta cubrirlo por completo.

Sacó las llaves del vehículo del bolsillo de la chaqueta, arrancó el coche y se dijo a sí mismo con voz alta.

– El aire acondicionado tampoco es la sorpresa.

@CharlesARByrne

Tovarich Puigdemont (una ucronía catalana)

Tovarich Puigdemoint Una ucronía Catalana - Charles AR Byrne -

Tovarich Puigdemont (una ucronía catalana)

Los guardamarinas rusos bebían vodka desinteresados de lo que ocurría en la calle. Por el tono rojizo de la piel, se notaba que eran recién llegados, y que el sol de la Costa Brava les había bañado pese a las fechas otoñales.

Brindaban con cada nuevo trago, mientras en la calle el gentío agitaban las senyeras al paso del desfile. Las calles estaban engalanadas con los colores nacionales. El amarillo, rojo y azul destacaban en los balcones y en los mástiles por toda la ciudad.

La presencia de los soldados rusos, ya no sorprendían a nadie y los tiempos en los que se les vitoreaban habían pasado. La consolidación del estado había olvidado en parte su importante participación en la enseña nacional. Todavía algunos viejos veteranos de la guerra de la independencia los saludaban con gesto marcial, pero muchos de los jóvenes reclutas eslavos desconocían la importancia y el honor de aquel gesto de respeto.

Los rusos llegaron para quedarse, y su llegada fue muy celebrada. Y no era para menos, con su participación cambió para siempre el curso del enfrentamiento y le dio pujanza internacional a los deseos de independencias. La llegada de los primeros barcos rusos al puerto de Barcelona fueron una sorpresa, y ni las protestas internacionales ni los intentos de bloquear la situación impidieron el desembarco de las primeras unidades y de los, ya por aquel tiempo, obsoletos sistemas de defensa S-400. Pese a su antigüedad, su fiabilidad cambiaron el sentido del enfrentamiento. Los aviones de la OTAN dejaron de sobrevolar la ciudad condal. Los residentes pudieron descansar sin los frecuentes bombardeos de la aviación aliada. Los barcelonenses volvieron a salir a la calle sin miedo y quizás fue el día que lo cambió todo.

El bloqueo naval se rompió y empezaron a llegar los alimentos rusos. Los niños volvieron a comer chocolate, y hoy en día «alenka» es como se le llama al chocolate en catalán. La llegada de los rusos trajo consigo el reconocimiento internacional, que tanto necesitaba la independencia. El primero fue Putin, y rápidamente los estados satélites del club de Valdai fueron reconociendo el derecho de independencia. Al final la simbiosis ruso-catalana favoreció a ambos. El estado eslavo afianzó su control del Mediterráneo con su triangulo Siria-Libia-Cataluña y los catalanes consiguieron las bases para obtener su independencia.

En las calles, el jolgorio aplaudía el desfile de la unidades aeroespaciales rusas. Los guardamarinas brindaban a su paso y bebieron un trago. Los catalanes conocen la importancia de la intervención de las tropas aeroespaciales, impidieron las operaciones de la OTAN y permitieron la apertura de vías para liberar las regiones sitiadas por las tropas españolas.

Las detenciones de los algunos miembros del Govern, y exilio de otros, provocaron protestas iniciadas en los ambientes universitario, que fueron extendiéndose a distintos sectores de la población. La intervención de las organizaciones sociales que pedían la independencia agotaron entre los distintos sectores de la población, prácticamente dividida en dos bandos. Internacionalmente estos disturbios se le conoció como el Maidan Catalán. En los meses anteriores, el presidente del Gobierno de España puso en marcha el artículo 155 de la Constitución que permitía suspender la autonomía de la comunidad y la anulación del Parlament, lo que llevó a convocar elecciones.

Estos movimientos alentaron los movimientos sociales y generaron olas de confrontación que obligaron a la movilización por par del Gobierno español de unidades del ejército. A partir de aquel momento el enfrentamiento militar comenzó. Varios ayuntamientos se alzaron y rompieron relación con el estado español. Las organizaciones sociales, poco a poco, se fueron reorganizando en brigadas sociales con un marcado organigrama militar. Las escala del conflicto terminó en un enfrentamiento armado abierto. Las fuerzas separatistas consistían en un número muy significativo de población que esperaban obtener la independencia. A pesar de la intervención militar española, el número de enfrentamientos directos fueron mínimos. Desde el Gobierno español no se quería acentuar el conflicto y atraer a más ciudadanos catalanes a las filas del independentismo.

Debido a esto, se creó un estado de stand by, con zonas bajo control del estado de la República Catalana y otras gestionadas por la República de Tabarnia, un entre pro español utilizado para enfrentarse a las unidades independentistas sin que el Estado español se viese implicado. Los enfrentamientos continuaron pese a los distintos llamamientos por parte del Parlamento español para que las partes negociaran un acuerdo de desmovilización.

Pero todo ello cambió con un acontecimiento inesperado. Fue durante el entierro de J.M. Aznar cuando el congresista A. Rivera dio su discurso soberanista que sirvió de base para reunir a las fuerzas nacionalistas bajo una voz. un discurso que parafraseaba las palabras de otro Rivera. Un año después se convertía en el nuevo presidente del Gobierno de España y su política hacia Cataluña y los territorios sublevados fue radical. Con un decreto prohibió los partidos políticos subversivos que apoyaban a los movimientos independentistas y envío a las tropas militare a territorio catalán y movilizó las fuerzas de seguridad del estado. Emitió ordenes para detener a los cabecillas de las organizaciones sociales, lo que radicalizó aún más a las brigadas sociales. Se asaltaron cuarteles militares y se sustrajo armas lo que provocó los primeros enfrentamientos armados entre ambos bandos.

Los aliados de la OTAN apoyaron las acciones del Gobierno español, lo que suscitó grandes debates y empezó a posicionar el bloque ruso de parte del movimiento independentista catalán. El resto, es historia ya sabida por todos…

WormJammers: Marcando Diferencias

Isla de Ibsanor, en pleno océano de Allhêthamar. Entre los continentes de Terym y Marhil. Una isla de origen volcánico de poco más de quinientos setenta kilómetros cuadrados, de terreno abrupto, y abundante vegetación selvática. Descubierta hace siglos por navegantes ters, pronto formó parte del Imperio, como uno de los Territorios Adyacentes. En 1775 u.t.e. era la única posesión de ultramar del Imperio, en el hemisferio norte, con una Confederación que se iba expandiendo. Bajo la salvaje tierra se encontraron grandes bolsas de petróleo, combustibles fósiles y yacimientos de valiosos minerales, y gentes de todas partes acudieron a esta nueva fiebre del oro. Debido a esto, antes de la fatídica fecha del 26 de febrero de 1777 u.t.e., tropas procedentes de la Confederación desembarcaron en la isla, y tras violentos combates con las fuerzas imperiales ocuparon la zona este de la isla. A raíz de este incidente, uno más en la agravante tensión entre las potencias, se inició ese oscuro día una guerra termonuclear entre ambos países. Treinta años después de aquella brutal guerra, estas tierras se volvieron a ver sacudidas por un nuevo conflicto armado causado por la avaricia del género humano. Debido a discrepancias burocráticas entre el Imperio Ter y la Confederación de Marhil, comenzó un nuevo enfrentamiento, que por un período de trece años encaró a ambos países. Este conflicto tuvo una implicación local, pero su resultado tuvo repercusiones en las distintas áreas de influencia de ambos bandos. Aún hoy dura la enemistad entre ambas potencias, y desde que se llegó a una resolución pacífica, debido a la intervención de la Unión de Naciones, la isla está dividida en tres sectores. Uno controlado por tropas ters, al occidente, otro controlado por las tropas de la Confederación, a oriente. Y un tercer sector al sur, que incluye la ciudad de Mgilla, con el mayor puerto marítimo de la isla, controlado por tropas internacionales de las fuerzas pacificadoras de la Unión de Naciones.

WormJammers: El por qué de las cosas

Un nuevo día daba comienzo, para Cryw no era más que otro día en su existencia. Un día, que como anteriores, no sabría aprovechar, no desearía vivirlo. Pues la vida para él era una continua niñez, un nuevo renacer a cada día. Y cada día que pasaba era un paso más en ese círculo vicioso en el que se había convertido la vida para Cryw.

Al abrir los ojos se encontraba en la oscura habitación en donde vivía, una mísera habitación de unos pocos metros cuadrados que para Cryw le eran más que suficientes. La habitación completamente sumida en sombras lo acogía cada mañana, y desde que se despertaba hasta que por fin se decidía por hacer algo, se podía pasar horas y horas pensando. Por su vieja mente pasaban numerosas ideas, pero en lo que principalmente se debatía era en que estado iba abandonar su lecho. Pero aquel día, a diferencia de los anteriores, no contó con un elemento inesperado en la que era la ecuación de cada día.

La pesada puerta de la habitación cedió bajo el fuerte golpe que le propinó con una pierna izquierda. La puerta hizo su recorrido hasta estallar contra el muro, astillándose en mil y un pedazos. Cryw no tuvo más remedio que mirar hacía la entrada, al mismo tiempo que su cuerpo que ponía en guardia, sintiendo como sus tejidos se alineaban en conjunción perfecta en su propio ser.

Como un ángel con dos pistolas

» 21 a Sargento 68. Situación.

» Roger, 21. Sector controlado. Movimiento negativo, calma total. Cambio.

» 21 a 47. Análisis situación. Cambio.

» Roger 21. Scanner conectado, sistemas audio conectados. Identificación negativa. Cambio.

» Sargento 68 a 21. Sistema IAE detecta aproximación enemiga, sin registro visual. Cambio.

» Roger. Aquí 47. Sistemas audio detectan proximidad de ASH. El Scanner refleja 2 miembros ASH. Cambio.

» Roger. Sargento 68. Detecto DERA aproximándose a gran velocidad. Contacto visual en 5,89 segundos. Lo tengo en el visor. Espero ordenes. Cambio.

» 21 a Equipo. Activar sistemas de control. 4,54 segundo para contacto con DERA. Id por él y cuidado. Cierro.

Las sombras cubren las calles de una ciudad cualquiera en cualquier parte del mundo. La noche envuelve con su oscuridad la ciudad entera, solo iluminado por las miles de luces artificiales, que como estrellas iluminan las noches de la ciudad.

En una de esas calles pocos transitadas, caminaban dos jóvenes bajos las tenues luces de las farolas. Los dos jóvenes conversaban distendidamente.

– … la viste, viste a la rubia. Jo. Que pedazo tía. – decía uno al otro.

– Si la verdad, es que era muy guapa. – respondía el otro.

– Cómo que muy guapa, era sublime, ¿es que no vistes sus ojos? Menudos ojos tenía. Jo. Era precio… ¡Mierda, que coño es eso! – gritó señalando con el dedo hacía una masa de sombras, que al final de la calle se envolvía extendiéndose hacia ellos.

Con una rapidez inimaginable la sombra fue acercándose hacía los jóvenes, extendiendo filamentos de sombras tras los cuales desaparecía la ciudad. De entre el núcleo de sombras emergió un rostro mortecino, de rasgos negros y cadavéricos de mirada fija y oscura. Envolviendo a los dos jóvenes entre sombras en casi su entera totalidad.

– ¡Dita sea! Rápido ante de que los ASH sean absorbidos. – elevó una voz al aire.

Repetidas detonaciones tronaron en el aire. El cañón de un rifle escupía amplias andanadas de fuego que rasgaban el tejido de las sombras haciendo surgir de ellas a la ciudad y a los jóvenes, que estaban sumidos en un estado de éxtasis catatónica.

– Sargento 68, cubra el flanco derecho, no podemos dejar escapar al DERA. – gritó el cabecilla de un extraño comando compuesto por cuatro miembros.

– Entendido 21. Halla voy. – Tras ello corrió al extremo derecho de la calle mientras disparaba repetidas veces contra la sombra.

A medida que los impactos golpeaban la sombra, esta se iba replegando, absolviéndose por si misma. Una vez la sombra se hubo comprimido en si misma, en el centro de la calle apareció una gigantesca figura robusta, de aspecto humanóide. Con rostro humano, cadavérico, pero con rasgos reptilóides, y negros. Con una amplio pecho y cuatro gruesos brazos terminados en grandes manos de cuatro dedos con afiladas garras. En los tobillos le surgieron puntiagudos espolones y una larga cola terminada en un aguijón, como si de un escorpión se tratase.

Las armas seguían escupiendo su fuego, pero los proyectiles que arrojaban ya no producían daño alguno a la espantosa criatura.

– Es un DERA de segundo nivel. No le afectan los proyectiles convencionales, habrá que recurrir a las hojas a falta de armamento pesado. – gritó 21, a la vez que desenvainaba una larga katana de una vaina a su espalda..

Con un enorme salto 21 se precipitó sobre el demonio, este se defendía con las largas y afiladas garras de sus manos del ataque de su rival. Pese a todos los esfuerzos la espada de 21 segó al demonio de parte a parte. Las dos mitades del cuerpo cayeron al suelo, formando un amplio charco de un líquido viscoso e inestable.

– 47 analiza al DERA, y asegúrate de su total eliminación. – ordenó 21. – Sargento – continuó diciendo volviéndose a su otro compañero – analiza el estado de las ASH y asegura el perímetro. –

Tras ello se alejó de sus compañeros hacía un portal cercano, que daba a la calle, extrajo un cigarrillo y lo encendió dándole dos profundas caladas.

En el otro extremo de la calle los jóvenes se recuperaban del estado catatónico en el que se encontraba sumidos. Recuperaron la conciencia, y pronto recuperaron su capacidad de racionamiento, aunque estaban tremendamente asustados, sus miembros temblaban sin cesar, y un escalofrío les recorría el cuerpo de arriba abajo. Una mujer joven se acercó a ellos, era delgada y muy alta, de cabellos blancos con tonalidades azuladas, grandes ojos azules, carnosos labios de rojo color intenso, rosadas mejillas, angelical mirada y tierna sonrisa. Pese a su angelical aspecto vestía con botas altas, vaqueros ajustados de color grisáceo, chupa de cuero negro sobre una ajustada camiseta de color rojo intenso. Mitones de cuero negro en las manos, un cuchillo de hoja ancha y dentado en el muslo derecho, una dos katanas largas y de hoja estrecha en la espalda, un revolver de cañón ancho en el cinto, a la altura del estómago y un pesado fusil de combate en la mano derecha apuntando hacía el suelo.

La joven se agachó junto a los dos jóvenes que descansaba sentado en el bordillo de la acera y les dijo:

– ¿Estáis bien? – su voz era dulce y delicada, el cabello suelto caía sobre su inocente rostro y sus ojos lo miraba con un agradable calor.

– Sí, … sí, est… estamos bien. – consiguió balbucear uno de los jóvenes sin dejar de observar los ojos de ella.

– No os preocupéis pronto pasará todo, ahora sufrís un ligero dolor de cabeza y mareo a causa de un efecto residual de la neurona extirpadora del DERA, pronto pasara. – les mostró al terminar la frase una reconfortante sonrisa.

– ¿Qué… qué es un DERA? – preguntó tímidamente el más avispado de ellos.

– Un DERA es Demonio Espectral Recaudador de Almas, o sea en otras palabras un demonio que se desplaza hasta este nexo temporal en busca de almas que llevar a su amo. – respondió súbitamente a la pregunta el capitán del comando a la vez que terminaba de calar el cigarrillo.

– Demonios, no me jodas. – interrumpió el otro joven escéptico – ¿y vosotros me diréis que sois ángeles? – pregunto con ironía.

– No, somos MAD, – respondió 21 – estamos en este nexo temporal para cazar DERA, y así impedir que las fuerzas ACI sean superiores en números. –

– Disculpe señor. – volvió a preguntar el primer joven – ¿Qué son MAD y ACI? –

El hombre encendió un nuevo cigarrillo, mirando fijamente al joven con unos grandes ojos castaños y dejando escapar una ligera sonrisa.

– Nosotros somos MAD – dijo entonces – Miembros de Ángeles Divinos. –

– Sois ángeles de verdad. – interrumpió el joven algo sorprendido.

– En parte sí, somos una parte de los ángeles. –

– ¿Entonces por qué tenéis armas y fumáis como carreteros? – preguntó escéptico el otro joven.

– Estamos en una guerra, y para poder vencer necesitamos armas, además fumo porqué me gusta. – le respondió acercando su rostro al del joven y dejando escapar el humo del tabaco en plena nariz.

– Entonces los ACI, o como se llamen, son el diablo. – preguntó curioso el primer joven.

– Los ACI son, Almas Corrompidas Inevitablemente, son las almas que recogen los DERA y que las pervierte en el infierno. El Alto Corruptor de Almas las preparas para el juicio final, cuando ellos y nosotros no enfrentaremos por última vez ante del fin de los tiempos. Por ello si ahora impedimos que el número de ACI aumente, más probabilidad de victoria tendremos. – respondió la joven a esta pregunta.

– Entonces existe Dios, le habéis visto alguna vez. – preguntó de nuevo el joven con un brillo especial en los ojos.

– No, nunca lo hemos visto. – respondió el hombre. – Nosotros somos soldados y nunca le hemos llegado a ver, pero dicen que existe. –

– Oh venga ya 21 – le reprochó la joven – claro que existe, no sigas con tu absurda idea de que todo es un montaje, claro que existe vas a dudar de su palabra. –

– Oye, mira. Soy un soldado, arriesgo mi estúpido pellejo por esas paparruchas, o sea que tengo el puñetero derecho a planteármelo como crea, entiendes. – subiendo el pesado rifle hasta el hombro derecho se alejó de los dos joven y la mujer.

– Es un buen soldado, aunque a veces se comporta como un verdadero hijo puta. – se disculpó la joven mostrándole una tierna sonrisa.

– ¿No tenéis nombre, como los arcángeles? – preguntó de nuevo el joven cada vez más entusiasmado.

– Bueno – respondió la joven – todos nos llamamos MAD, y nos conocemos por un número identificativo, yo soy MAD 11. Él es MAD 21 – señaló al hombre que acababa de marcharse – y ellos dos son MAD 47 y el Sargento MAD 68. Somos miembros del tercer batallón GALEN. –

Mientras la joven continuaba hablando con los dos jóvenes a pocos pasos de ellos, MAD 47 le decía a 21:

– Señor, analizado residuo neuronal DERA. Conformado mapa genético total. Configurada base de datos y trasmitiendo a CIELO. No queda rastro alguno de existencia de vida en el residuo neuronal. Balance de daño operacional al comando 0% señor. Funcionamiento mecánico y biológico 100%. Todo preparado para salto temporal, apertura del campo de energía cuántica en 6,84 segundos señor. Partiremos cuando lo ordene.

– Gracias por el informe 47. – y mientras este se alejaba, se dirigió al otro hombre. –  Sargento informe del reconocimiento del perímetro.

– Señor, perímetro confirmado. Movimiento negativo, el IAE no ha detectado ningún movimiento de agentes sospechoso. El scanner a confirmado la falta de distorsión del campo cuántico.

– Señor – interrumpió 47 – 5,66 segundos para apertura de campo cuántico.

– Gracias. Señores – se dirigió a todos los presentes – reunión para la partida, de vuelta a CIELO.

Los tres miembros restantes se reunieron en torno a 21 y esperaron firme.

– El scanner registra distorsión en el campo de energía cuántica, portal abierto volvemos a casa.

Con un fogonazo de luz, los cuatro sujetos desaparecieron dejando la calle completamente vacía, solo las sorpresivas miradas de los dos jóvenes habían visto aquello.

– ¡Guau! – exclamo uno de ellos – Ángeles de verdad, vez como existían.

– Venga hombre, quien se cree eso, con esas armas y esas ropas. Seguro que era un grupo paramilitar, de esos que están todos tocados del tarro.

– ¿Cómo explica lo del ser de negro y la forma de marcharse?

– Por culpa de drogas, seguro que lanzan al aire drogas síquicas para dominar a la población, después aparecen ellos y hacen de buenos y de salvadores de una humanidad en peligro. A quien van a engañar. – los dos jóvenes volvieron a sus casas caminado lentamente sin decir palabra alguna, hasta que de nuevo el joven dijo: – Has visto a la tía, que cara, y que culo, seguro que es modelo, nunca había visto una tía con semejante culo, y esas tetas, estaba buenísima… la viste. Jo. Que pedazo tía. ¿Es qué no vistes sus ojos? Menudos ojos tenía. Jo. Que curvas, la verdad nunca había visto una tía como esas. La verdad es que tenía una cara de ángel.

                Publicado originalmente el 21 de enero de 2004 en WormHole CiFi.com

Rompehielos

Kann denn Liebe Sünden sein… la sintonía mientras las palabras de William Burroughs se desplazan desde el papel al cerebro… a golpe de Industrial. Los trazos de memoria se confunden, se mezclan… los huecos vacíos se rellenan sin saber de donde proceden esos recuerdos, el colapso espacio-temporal de la memoria. El dolor se difumina, se pierde… lo importante se vuelve banal, se olvidan los sentimientos y sólo perdura su recuerdo…

La fractura se desplaza sobre la superficie, für immer

Una línea de puntos suspensivos cortando las palabras, un viaje a Irlanda que nunca llega. El fin de una era, sin un próximo comienzo, y todo ello a través del Industrial. Aportes sin gracia, felinas con su propio Facebook, redes sociales capturando almas…. continuando, actualizando el perfil para decir que continuas vivo… Mareo de invocación.

Y un día al despertar el mundo se habrá acabado, y ya no sabrás que hacer… Acompañado de soledad.
El tiempo corre sin sentido, escapando hacia adelante sin detenerse para mirar atrás. Y sentado lo ves diluirse, confundido con tu vida; oscuros hilos que se pierden ante cualquier intento para recuperarlos, y de fondo el tic-tac de un reloj. La sintonía de la vida.

Veneno de sol muerto fundiéndose en humo, Internet es como un padre, que sabes que siempre estará ahí. Internet de lo da todo, y te lo quita todo. ¿qué era de tu vida antes de Internet?

Safe Creative

RompehielosCC by-nc-sa 4.0Charles A.R. Byrne

Bahía Mala

La mañana se levantó fría en el estrecho. El viento de levante azotaba un día más sin compasión las frías aguas. Una gran y oscura nube llevaba ya varios días atrapada por El Hacho, ocultando la multitud de antenas situadas en la cima del peñón. Las olas bramaban contra la piedra de los acantilados, fuerte y constante, levantado nubes espumosas. El fuerte viento impedía navegar por el estrecho, los paines eran incapaces de levantar el vuelo sin ser arrastrados, y se encontraban posados en las laderas de la roca.

Fue extraño que nos convocara el máximo responsable de la base naval. Cuando llegamos ante su presencia, nos sorprendió que allí, junto al comandante, se encontraban dos coroneles con trajes oficiales, en donde resaltaban condecoraciones de orden al mérito. Inmediatamente nos pusieron al tanto de la situación; nos informaron que dentro de las veinticuatro horas anteriores, un submarino nuclear de la clase Trafalgar había entrado en aguas del Mediterráneo. A una distancia de doscientas millas náuticas una vez pasado Punta Europa, en la base de telecomunicaciones de la Royal Navy recibieron un S.O.S. proveniente del submarino. Despegó inmediatamente un caza que sobrevoló la zona desde donde se emitió el mensaje de auxilio. El piloto informó que no vio nada. Inmediatamente enviaron un equipo de salvamento marítimo a la zona, que informó que el submarino se había hundido en las aguas del Mediterráneo situándose a unas diez millas de profundidad. Nos comunicaron, que según cálculos, a la tripulación les debía de restar oxígeno para doce horas más como mucho, siempre y cuando no se hubieran abiertos vías en el casco; o existieran fugas del reactor. Razón ésta, por la que movilizaron inmediatamente a mi tripulación.

Cuando llegamos a las coordenadas facilitadas por el mando del Mediterráneo, frente a Punta Pasajes, nos extrañó no encontradnos ninguna baliza de señalización, y tampoco había en la zona ninguna otra embarcación de salvamento. La fuerte marejada estaba a punto de hacer zozobrar la embarcación antes de que los buceadores pudiéramos tirarnos al agua. Una vez establecido contacto visual deberíamos de utilizar el sumergible portátil. El fuerte oleaje, no aconsejaba la inmersión. Pero junto a la tripulación en nuestra embarcación viajaban uno de los dos coroneles, con un par de escoltas, ataviados con un completo equipo antirradiación. Y antes su insistencia tuvimos que arrojarnos al agua.

Las aguas estaban turbias debido al temporal de levante, apenas se podía ver algo, y la corriente producida por las olas dificultaba la inmersión. En la oscuridad de un mar revuelto observé la sombra del sumergible. Cual fue mi sorpresa, y por no decirlo, mi terror al observar aquello. Aquello era un disco de cristal completamente transparente de cuarenta pies de diámetro, a través del cual se podía observar el interior. La tripulación eran únicamente dos extraños humanoides, de piel verdosa, con grandes cráneos y ojos saltones que resaltaban en un rostro pequeño. No se movían, estaban atados por una especie de cintas plásticas a unos asientos ergonómicos muy extraños.

Estoy seguro que aquello no era un submarino de la Royal Navy, ni ningún otra embarcación en servicio, aquello era otra cosa; un ingenio que no había visto jamás. Cuando consiguieron emergerlo a la superficie, lo cargaron en un buque militar que rápidamente partió hacia la ensenada del puerto militar en la Bahía. Nadie nunca supo de la noticia, hoy en día, aquel objeto no identificado, permanece custodiado por un regimiento del ejército, y descansa en uno los hangares situados en las galerías excavadas bajo la gran roca de Gibraltar.

Fin

Puedes oír este relato en La Rosa de los Vientos – Onda Cero

Safe Creative

Bahía Mala – CC by-nc-sa 4.0 – Charles A.R. Byrne

Soy escritor

Soy escritor, pero sobre todo soy lector. Me gustan los libros, me gustan los comics, me gustan los juegos de mesa. Disfruto con el cine, escucho un poco de música y de cuando en cuando vivo un poco.

Cuando me presento nunca digo que soy escritor, comento que soy informático, que hago un poco de todo hago programación, diseño web, trabajo de community manager y hago mil y una chapuza con los ordenadores. Pero a pesar de eso soy escritor.

Este blog es un blog personal para ir subiendo todos aquellos trabajo que he ido publicando a lo largo de mi carrera y aquellos otros que he escrito y que me gustaría compartir con aquellos que estén interesados en leer mis textos. Es un largo paseo entre tiempo y realidades, entre textos y opiniones.

Escribo sobre ciencia ficción, sobre cine y sobre geopolítica. Quizás los temas que más me gustan o al menos que más disfruto escribiendo.

WormJammers: Clínicas Negras.

WormJammers RPG

Las Clínicas Negras

Las clínicas negras de Koonlow Town son conocidas por todos los que frecuentan a menudo los bajos fondos de esta ciudad. Pistoleros a sueldo para la mafia, traficantes de órganos y prótesis cybernechtia, matones de guante blanco, mercenarios a sueldo de las grandes corporaciones; estos son sus principales clientes, pero aparte sus potenciales clientes, otros muchos vienen a estos locales. Matones de tres al cuarto en busca de reforzar sus habilidades violentas con la sustitución de parte de tejido con piezas de tecnología cybernechtia, delincuentes en busca de una operación de cirugía que los haga completamente irreconocible para poder escapar de sus perseguidores, ya sean tanto los Cuerpos de Seguridad, como grupos mafiosos. En estas clínicas se pueden encontrar servicios, que no estarán disponibles en un hospital confederacional, ni pagando. Estos ambulatorios ocultos, financiados por las mafias locales, son, sin duda, los mejores de toda la Confederación. Aunque las clínicas negras ubicadas en las ciudades de la costa este del país, no tienen nada que envidiar a estas.

Algunos, a estas clínicas, las llaman los fast-food de la medicina tecnológica. Están a la última, tienen los últimos adelantos cibernéticos. En algunos hospitales no reconocerían un circuito quemando ni teniéndolo ante sus narices. La mejor parte de estas clínicas negras, es la cybernechtia avanzada que sólo conocen unos cuantos, y mucho menos los que se pueden pagar el coste de las operaciones. En estos lugares, los mejores técnicos en ordenadores, implantes y aleaciones aceptan clientes especiales en los que probar su más moderno hardware.

Imagen © Maciej Kuciara

(c)2005-2021 Wormjammers