Archivo de la etiqueta: Cine de los 2000’s

Obituario: Sonny Chiba

Sonny Chiba, estrella japonesa que interpretó al creador de katanas, Hattori Hanzo en Kill Bill (2003) Quentin Tarantino, falleció el 19 de agosto 2021 a los 82 años.

Nacido Sadaho Maeda en Fukuoka, Japón, fue el tercero de seis hijos de la familia de un piloto de pruebas militares. Cuando era niño, manifestó interés tanto en teatro como en gimnasia, y fue lo suficientemente serio en esto último como para ganarse un lugar en el Equipo Olímpico Japonés en los últimos años de su adolescencia hasta que se retiró por una lesión en la espalda.

Obituario: Sonny Chiba

​Mientras era un estudiante universitario, comenzó a estudiar artes marciales con el renombrado maestro de Karate Kyokushin Masutatsu «Mas» Oyama (a quien más tarde retrató en una trilogía de películas), lo que le condujo a convertirse en cinturón negro (primer dan) el 15 de octubre de 1965. Obtuvo su cuarto grado el 20 de enero de 1984.

En torno a 1960 (las fechas son inciertas, ya que es posible que haya tenido apariciones televisivas en su haber ya en 1959) fue descubierto en una búsqueda de talentos (llamada «New Face») por el estudio de películas Toei, y comenzó su carrera en la pantalla poco después como Shinichi Chiba.

Obituario: Sonny Chiba

Su carrera como actor dio comienzo en la televisión, protagonizando dos shows de superhéroes de Tokusatsu, primero reemplazando a Susumu Wajima como personaje principal Kotarô Ran/7-Color Mask (Nana-iro kamen) y posteriormente, en la segunda mitad de la serie, a Gorō Narumu/El Mensajero de Alá en The Messenger of Allah (Allah no Shisha).

Su debut en el cine y primer papel como protagonista fue en las películas de ciencia ficción Invasion of the Neptune Men (1961) Koji Ota. Más tarde ese año Chiba apareció en la primera película de Kinji Fukasaku, Wandering Detective: Tragedy in Red Valley (1961) que marcó el comienzo de una larga serie de colaboraciones entre los dos. Durante la siguiente década, fue contratado principalmente en películas de suspense. También adoptó el nombre inglés Sonny Chiba, en un principio debido a su asociación con una campaña publicitaria de Toyota para un auto llamado Sunny-S.

Obituario: Sonny Chiba

Sus proyectos posteriores incluyen trabajos como Bullet Train (1975) Junya SatōKarate Warriors (1976) Kazuhiko YamaguchiDoberman Cop (1977) Kinji Fukasaku, y The Assassin (1977) Yukio Noda, Shun’ya Itô. También de vez en cuando volvió al género de ciencia ficción, en películas como Invasores del espacio (Uchu kara no messeji, 1978) Kinji Fukasaku.

Chiba estuvo aún más ocupado en los 80, participando en docenas de largometrajes e incursiones en la televisión, y con papeles en aventuras de tan alto perfil como la popular cinta de Hong Kong basada en un cómic: The Storm Riders (1998) Andrew Lau, protagonizada junto a Ekin Cheng y Aaron Kwok. Su fama en Japón se mantuvo constantemente en los 90.

Obituario: Sonny Chiba

Cuando tenía cincuenta años volvió a trabajar bajo el nombre de Shinichi Chiba cuando lo hizo como coreógrafo de escenas de artes marciales. En los albores del siglo XXI, Chiba estuvo tan ocupado como siempre en los largometrajes, y también protagonizó sus propias series en Japón. Papeles en Deadly Outlaw: Rekka (2002) de Takashi Miike y en Battle Royale II (2003) de los directores Kenta y Kinji Fukasaku.

Obituario: Sonny Chiba

La duradera carrera de Chiba en la pantalla recibió un homenaje cuando apareció en un rol clave como Hattori Hanzo, el dueño de un restaurante de sushi y samurái artesano de espadas retirado, en Kill Bill (2003) Quentin Tarantino.

Chiba ha protagonizado más de 125 películas de Toei Studios y ha ganado numerosos premios en Japón por su actuación. En noviembre de 2007, anunció el retiro del nombre artístico Shinichi Chiba y a partir de ese momento sería conocido (en Japón) como J.J. Sonny Chiba (Justice Japan Sanī Chiba?) como actor y Rindō Wachinaga director.

Obituario: Sonny Chiba

Sonny tuvo apariciones en varias películas de Hollywood como en la citada Kill Bill (2003), Águila de acero III (1992) John Glen que fue su debut en Hollywood. The Fast and the Furious: Tokyo Drift (2006) Justin Lin. Debido a su indiscutible talento, no se pudo evitar que Chiba fuera comparado con el reconocido artista marcial, Bruce Lee, incluso lo nombraron como ‘Bruce Lee de Japón’. Chiba fue uno de los primeros actores del cine de artes marciales en alcanzar fama, primero en Japón y más tarde internacionalmente.

La causa de su muerte estaría relacionada a complicaciones con la covid-19La confirmación de su deceso se dio mediante su agente al medio Variety.

Obituario: Sonny Chiba

Como curiosidad, el personaje de Samuel L. Jackson en la película Pulp Fiction (1994) Quentin Tarantino, recita un credo falsamente atribuido a Ezequiel 25:17, comenzando: «El camino del hombre recto está por todos lados rodeado por las desigualdades [sic] de los egoístas y la tiranía de los malos» y finalizando, «…y sabrás que mi nombre es el Señor cuando caiga mi venganza sobre ti.» Este credo fue usado originalmente como la frase de apertura en la película de Sonny Chiba, Karate Kiba (El Guardaespaldas), sustituyendo las palabras, «…y sabrán que yo soy el Guardaespaldas de Chiba…,» en el pasaje anterior.​

Versiones del «Breakfast Club» poster

Desde que se estrenó El club de los cinco (The breakfast Club) (1985) de John Hughes, sobre un grupo de chavales en un aula de castigo, muchos son las películas que han homenajeado, copiado y replicado la icónica postura de sus protagonistas en el póster de la película.

Versiones del "Breakfast Club" poster
Versiones del "Breakfast Club" poster
American Teen (2008) Nanette Burstein
Versiones del "Breakfast Club" poster
Riversale (Tv Serie) – Chapter Thirty-Nine: The Midnight Club
Versiones del "Breakfast Club" poster
Wonder Woman 1984 (2020) Patty Jenkins
Versiones del "Breakfast Club" poster
The Texas Chainsaw Massacre 2 (1986) Yobe Hopper
Versiones del "Breakfast Club" poster
Spiderman Homecomig (2017) Jon Watts
Versiones del "Breakfast Club" poster
Ready Player One (2018) Steven Spielberg
Versiones del "Breakfast Club" poster
The Breakfas Club XXX (2010) Lee Roy Myers

Detrás de las cámaras: Gladiator (2000)

Detrás de las cámaras: Gladiator (2000) Ridley Scott.
etrás de las cámaras: Gladiator (2000) Ridley Scott.
Detrás de las cámaras: Gladiator (2000) Ridley Scott.
Detrás de las cámaras: Gladiator (2000) Ridley Scott.

Detrás de las cámaras: Gladiator (2000) Ridley Scott. Imágenes del rodaje con el atrezo de efectos especiales en Malta. Donde se construyó una réplica de un tercio del anfiteatro de 15 metros de altura. Las partes restantes se incluyeron digitalmente en postproducción. El guion contenía una escena en la que Máximo se enfrentaba a un rinoceronte. Pero debido a la dificultad de entrenar a uno o recrearlo mediante CGI de una manera realista, se eliminó esta batalla en la cinta. 

El Guernica y la última mujer fértil

El Guernica y la última mujer fértil aparecen tratados de similar manera en dos obras muy dispares. comparten similitudes de composición «Hijos de los Hombres» (2006) de Alfonso Cuarón basada en la novela homónima de P.D. James y «2019 Tras la caída de Nueva York» (1983) de Silvio Martino explotation de Mad Max, 1990 Rescate en Nueva York, The warriors o El planeta de los simios.

El Guernica y la última mujer fértil. Hijos de los Hombtres
Hijos de los hombres (2006) Alfonso Cuarón

Hijos de los Hombres (2006)

Año 2027: el ser humano afronta su posible extinción. La humanidad ha perdido la capacidad de procrear, y el mundo se estremece ante la noticia de la muerte de la persona más joven de la Tierra, que tenía 18 años. Gran Bretaña continúa en pie cuando el caos irrumpe. Theo, un desilusionado ex-activista radical convertido a burócrata, es contratado por Julian su exmujer y líder un grupo militante que defiende los derechos de los refugiados. Theo se ve obligado a ayudar y ser el protector de la persona más buscada sobre la faz de la Tierra… la única mujer fértil.

El Guernica y la última mujer fértil. Hijos de los hombres

El Guernica y la última mujer fértil: 2019 Tras la caída de New York
2019 Tras de la caída de Nueva York (1983) Sergio Martino

2019 Tras la caída de Nueva York (1983)

Veinte años después de una guerra nuclear, en las ruinas de un mundo devastado, los supervivientes intentan perpetuar la especie humana, pero la contaminación radiactiva hace inviable la procreación. La Federación, institución gubernamental constituida por una parte de la sociedad tras la hecatombe, ha localizado a la única mujer fértil, que se convierte en la esperanza de la Humanidad. Sin embargo, la mujer se encuentra atrapada en Nueva York. La Federación pide a un mercenario llamado Parsifal que rescate a la moderna Eva a cambio de garantizarle un lugar en la nave espacial que el Gobierno fletará para iniciar una nueva era en el sistema estelar de Alfa Centauri. El mercenario acepta la misión y se dirige a Nueva York, donde debe enfrentarse a los Eurac, una facción de los supervivientes del holocausto nuclear dirigida por la cruel Ania.

El Guernica y la última mujer fértil: 2019 despues de la caída de nueva york

Vademecum de Her Doktor: El Barón contra los Demonios (2006)

Vademecum de Her Doktor: El Barón contra los Demonios (2006)

Ideado inicialmente como serial cinematográfico clásico, en un principio se rodó un primer corto estrenado en Sitges en 1996 llamado “Exorcio Deus Machine: La misión”. El largometraje posterior fue elaborado artesanalmente durante los últimos ocho años y parcialmente rodado en escenarios de Tenerife. Dado lo artesanal del proceso de filmación, algunos efectos tardaron semanas en elaborarse. Su responsable quería que la textura digital fruto de la animación por ordenador no se notase por preservar el aspecto añejo de la estética retro-futurista de la película.

Director: Ricardo Ribelles

Nacionalidad: Española

 

Película que deja sabor agridulce. Para dejarlo claro desde el principio, esta película es mala no sólo por su bajo presupuesto, que es perdonable, sino por la historia en sí, que deja mucho que desear y en ocasiones aburre.

Es una pena porque sus aspectos positivos son incluso sorprendentes para una producción española. Por ejemplo, el mundo creado por su autor está lleno de detalles y matices que bien se pueden consultar más detenidamente en la página web de la película. Cada personaje, aunque aparezca unos segundos en pantalla tiene un transfondo trabajado y encajable en la cronología del siglo XXI creada para esta historia. Los efectos especiales, bastante artesanales, son por veces muy atractivos por otras algo patateros. La música que no está mal del todo, se usa en exceso convirtiéndose en cansina. Excepto por el uso (cuántas veces me encuentro con esto últimamente) de la obra de Wagner “El crepúsculo de los dioses”, que siempre es bienvenido.

El guión tiene la complejidad de un cómic serio pero es quizás algo recargado para una película. La narrativa es uno de sus peores defectos, ayudado por las carencias interpretativas de sus actores, evitando en todo momento escenas que requieran cualquier gesticulación que vaya más allá que mantener el ceño fruncido o poner cara de “cantar las cuarenta”.

Los belfianos tienen un diseño estupendo, que no sé por qué me recordaron a “El quinto elemento”. El tema de los mutantes pasa algo desapercibido, incluyendo algunos otros agujeros argumentales que merecían más detenimiento, como el personaje de Alexander.

En conjunto le falta toda la parte artística. Por poner un ejemplo del estilo, un capítulo de “La bola de cristal” tenía más sensibilidad con la imagen y las palabras que esta producción. Es una pena, porque se nota que había cariño en la realización, y es un proyecto que estaba dando tumbos desde 1995. Pasará a la historia del sci-fi español pero creo que era bastante mejorable.

 

Her Doktor

Vademécum de Her Doktor: Fire a Ice. The Dragon Chronicles (2008)

Vademécum de Her Doktor: Fire a Ice. The Dragon Chronicles (2008)

Película filmada para la televisión. Es la primera producción de Media Pro Pictures que buscaba aprovechar la racha de éxitos de películas de temática fantástica en la pantalla grande, para crear un proyecto que iba más allá de la producción para televisión, desarrollando además un videojuego con el mismo nombre y una adaptación en novela escrita por Stelan Turlea, un famoso escritor de literatura juvenil de Rumania. Traducida en España como El dragón y la princesa.

Director: Pitof

Nacionalidad: Rumania

Vamos a ver… si hasta al director, Pitof, (realizador de la muy interesante “Vidocq” y del bodrio de “Catwoman”) le debió dar vergüenza y firmó con su nombre original no comercial, Jean C. Comar. Menudo fistro de película. Pitof confirma que está acabado.

La historia trata de un dragón-mantarraya que está todo el día en ascuas, que asola periódicamente un reino compuesto por cuatro componentes de la nobleza, veinte soldados y cien villanos; demografía perfecta para convertirse en el primer paraíso fiscal del medievo. Pero cuidado, que en este medievo los hermanos Lumière llegarían con sus truquitos con retraso por culpa de Gimli. Resulta que la princesa, hija de Imhotep, sale en busca de un antiguo héroe para poner remedio al susodicho problemilla incandescente, ya que, en caso contrario, ella misma será ofrecida como canapé.

Durante su búsqueda en el bosque al estilo “The Village”, se encuentra a Gimli y ambos son atacados, en una escena más que lamentable, por los hombres-hojarasca. Menos mal que acude en su ayuda el guaperas de turno que lanza cuchillos a “puñaos” que ya le hubiera gustado a Ángel Cristo contratarlo para su circo. Al poco, la princesa descubre que el lanzacuchillos es el hijo del héroe que buscaba, y que éste está muerto. Pero bueno, como aún queda mucho metraje de película por vomitar, el neo-héroe va al castillo de Imhotep a ver qué leches pasa y a probar una ballesta triple muy chula que tira inventillos de Gimli. A la vez hay una historia paralela en la que el rey Javivi, antagonista de Imhotep, que se quiere, subliminalmente, cepillar a la reina Imhotepa y quedarse con “tó”.

En este punto de la película, el espectador ya sabe a lo que se está enfrentando, y si sigue visionándola, que no diga luego que no se veía venir. Pues resulta que para matar al dragón-mantarraya de fuego lo mejor es sacar de su latencia al dragón-mantarraya de hielo que se las gasta igual que el otro. A partir de aquí, ya no hay historia, si no que se convierte en una metáfora de los créditos finales de Benny Hill en los que corretean la princesa, el neo-héroe, un traidor de la corte, y el dragón-mantarraya de hielo. La escena clímax en el acantilado, en la que el neo-héroe corretea al dragón-mantarraya de hielo llevando en su mano y lanzando al acantilado un canicazo de gasolina, es de las peores escenas que se pueden visionar considerando todos los aspectos técnicos, visuales, narrativos y diarreicos.

Técnicamente, salvo por el uso de la cámara en puntuales momentos, la película es una basura. Se nota que su director era un experto en efectos visuales, pero hasta el resultado de CGI es pobre. Si bien es cierto que los dragones están bastante bien hechos, los escenarios de exteriores y las escenas de acción son un verdadero truño. La iluminación es demasiado artificial y a menudo descuidada. El maquillaje es malísimo, pero malo, malo. Es antimaquillaje. Y ya, lo que es malo con dolor es el vestuario. No sé en qué estarían pensando para ataviar a todo el mundo con las mantillas que se usan para cubrir las mesas de los braseros. Eso sí, de todos los colores y estampados posibles. Ambientación medieval total.

Las interpretaciones… bueno… en general, los actorcillos de poca monta se defienden en algunos pasajes y en otros están simplemente patéticos. Gimli es el único que se salva. Y el que se lleva la palma por su malísima actuación es Arnold Vosloo, que interpreta al rey bueno, rectifico, que se supone que interpreta al rey bueno. Ya estaba sobreviviendo de telefilmes y series, y con este papel se ha garantizado su continuidad en ese sector. Adiós Pitof, adiós Arnold Vosloo.

Las armaduras… ¡pero qué mierda es esta! no sé qué decir, es indescriptible el nivel de cutrez. Mi padre le hizo una vez a mi hermano un escudo, para su disfraz de centurión o sarraceno (ahora no me acuerdo exactamente), pintando de plateado un tapacubos de un coche. Mi hermano lo paseó por Mahón sin problema, gloriosos ochenta. ¡Pues era mejor que las armaduras de esta película! Las armas no están tan mal en general, pero no sé para que las llevan si en los combates sólo se mueve la cámara de un lado a otro caóticamente y no se ve un simple choche de espadas. Los escenarios son escasos, pero hay que reconocer que el salón real está muy currado; aunque a veces se note el carton-piedra de los muretes.

En conclusión, “El dragón y la princesa” es una película irregular, en la que se pueden encontrar momentos aceptables de un minuto de duración total insertados en 84 minutos de basura.

Her Doktor

Doce films rusos deliciosamente raros

1. Kin-dza-dza! (Кин-дза-дза!) 1986

Grotesca, irreverente y sobre todo divertida. Giorgi Danielia, director de “Mimino”, “Afonia” o “Yo paseo por Moscú”, realizó en el ocaso de su carrera su película más rara: Kin-dza-dza, una parodia de la naturaleza humana en forma de distopia cinematográfica. Vladimir Moshkov, constructor, y Gedevan Aleksidze, estudiante, son tele-transportados al planeta Kin-dza-dza por error y para volver a la tierra tendrán que cambiar fósforos por “gravidsapas”. Los diálogos de la película son tan disparatados que con frecuencia aparecen en conversaciones cotidianas. Una advertencia: no salgas a la calle después de ver Kin-dza-dza ya que corres el riesgo de abrir los brazos y gritar “ku!”.

2. Yo soy Cuba (Я Куба) 1964

“Yo soy Cuba” es a la revolución de los barbudos lo que “El Acorazado Potemkim” a lo bolchevique: una obra de arte que casi nos convence de la legitimidad del cambio de régimen. La película cuenta con una importante participación cubana, y sobre todo con dos de las figuras más importantes del deshielo cultural soviético de los 60: Mijaíl Kalatozov (director) y Evgueni Evtushenko (co-guionista). Tras la disolución de la Unión Soviética personalidades como Martin Scorsese, Francis Ford Coppola o Guillermo Cabrera Infante expresaron su admiración por una película exquisita pero olvidada por el devenir de la historia humana.

3. El hombre anfibio (Человек-амфибия) 1962

La película vendió 66 millones de tickets en 1962, para preocupación de las autoridades soviéticas. Consolidó la tendencia marcada por “Los tres mosqueteros” y “La reina de las gitanas”: la gente prefería ver películas divertidas con romances entre guapos protagonistas antes que aburridos films sobre la vida de Lenin.

La película está basada en la novela homónima de Alexánder Beliaev y se rodó en Crimea y Bakú; la historia va sobre un humano que habita en el fondo del mar y decide abandonar su hábitat natural para conquistar a su amada.

4. Sobre monstruos y hombres (Про уродов и людей) 1998

Entre “Brat” y “Brat 2”, Alexéi Balabanov realizó una película marcadamente extraña y repleta de simbología, erotismo y elementos post soviéticos. En tonos sepia y lenguaje alegórico, “Sobre monstruos y hombres” refleja las lesiones espirituales producidas por el auge del capitalismo y la decadencia social en Rusia. Una obra maestra con seductores elementos masoquistas y perversos.

5. Ciudad Cero (Город Зеро) 1988

Película desconcertante y seminal. El ingeniero Varakin se traslada de Moscú a provincias para una “komandirovka” (viaje de trabajo) y tras enigmáticos episodios descubre que no le va resultar fácil salir de allí.

6. El circo (Цирк) 1936

Las dos estrellas de los musicales soviéticas, Grigori Alexandrov (director) y Liubov Orlova (actriz) brillaron en la sui generis “El circo”. Marion Dixon, artista norteamericana, tiene que huir de Estados Unidos y Alemania, donde es perseguida por haber tenido un hijo negro. En un gesto de generosidad, será el pueblo soviético quien la acoja sin hacer distinción étnica alguna.

7. Vokalnye Parallelli (Вокальные Параллели) 2005

Producción kazajo-rusa, dirigida por Rustam Jamdamov y escrita y protagonizada por Renata Litvinova. La trama gira en torno a una joven cantante que va encontrándose con viejas glorias de la ópera soviética. No obstante, la porosa historia transpira erotismo y plasticidad, y el mayor logro de la película es su magnetismo estético.

8. Los primeros en la luna (Первые на Луне) 2005

Falso documental de Alexéi Fedorchenko sobre el supuesto intento soviético de llegar a la luna en los años 30. Durante la producción de la película algunos medios de comunicación rusos especularon sobre la autenticidad de la historia, e incluso ganó el premio al mejor documental del Festival de Venecia. “Los primeros en la luna” es una ficción en forma de documental, en la que se caricaturiza sobre la creación y destrucción de héroes durante el régimen soviético.

9. Polvo (Пыль) 2005

Otra película desconcertante, aunque en este caso con un tono post-moderno y low-fi. Grabada con cámara digital y sin apenas presupuesto, el resultado es admirable y el monólogo final de Piotr Mamonov es de los que no se olvidan. Dirigida por Serguéi Loban y con guión de Marina Potapova, la historia va de un obeso de 24 años que se vuelve adicto a unas pantallas donde aparece musculoso y delgado.

10. Síndrome de astenia (Астенический синдром) 1989

Película incómoda de ver a pesar de la seducción estética de sus imágenes. Kira Muratova muestra la fatiga del pueblo soviético a través de varias historias cargadas de decadencia y debilidad humana.

11. Particularidades de la pesca nacional (Особенности национальной рыбалки) 1998

Antes de conseguir el éxito comercial con “Kukushka”, Alexander Rogozhkin realizó varios ensayos cinematográficos con el argumento común “Particularidades nacionales” de la política, la caza o la pesca. Esta última es la más divertida: un joven investigador finés interesado en la tradición rusa de caza y pesca participa en una excursión organizada por militares y policías en Karelia. Durante el largo fin de semana no logran pescar ni un pez, pero acaban con 15 cajas de vodka.

12. Ménage à trois (третья мещанская) 1927

En un pequeño piso de Moscú vive una joven pareja; sin embargo el marido no presta mucha atención a su mujer y ésta no soporta las tareas domésticas. Tras encontrarse con un viejo amigo sin alojamiento, el marido invita a éste a que duerma unos días en el sofá de su casa. La historia a tres acabará con un aborto, tema por primera vez mostrado en el cine. Dirigida por el lituano Abram Room, y prohibida en Inglaterra, la película retrata la clase urbana soviética y sus comportamientos sexuales con una franqueza desconocida en la época.

By Fran Martínezes.rbth.com

En twitter: @fm_fronteraazul

OBITUARIO: PANNA RITTIKRAI.

OBITUARIO: PANNA RITTIKRAI.

Panna Rittikrai falleció el 20 de julio de 2014 (nacido en 1961 en la provincia de Khon Kaen , Tailandia ) es un tailandes coreógrafo de acción de artes marciales, director de cine , guionista y actor.

Fue líder del equipo Stund Muay Tailandés, es más conocido por su trabajo como coreógrafo de artes marciales y de acción, anteriormente Panna habían trabajado durante décadas como un actor, acróbata y director de cine de películas de acción clase B en Tailandia.

“Usted probablemente nunca haya oído hablar de mis películas”, dijo Panna al Bangkok Post en una entrevista del 2004. “Son populares entre los conductores de taxis y los vendedores y guardias de seguridad. Mis fans son gente leal » tambien, ponen los colchones en el suelo y la bebida luz de la luna para ver mis películas al aire libre. ”

Panna se inició en el negocio del cine en 1979 como un preparador físico para los actores en Bangkok . Aprender un poco de el cine e inspirado por las películas de y , así como trucos visto en las peliculas de James Bond, Panna volvió a Khon Kaen y formó su propio equipo de especialistas, el Muay Tailandés Stunt y se puso a hacer películas. La primera fue Kerd ma lui (Nacido para luchar), que rehizo en 2004. Con más de 50 títulos en su filmografía, que se remontan a finales de 1970, decenas de sus películas están disponibles en el formato VCD en los mercados a través de Tailandia.

Panna también realizó coreografías en la comedia de acción, “El guardaespaldas“ (2004), que protagonizó y fue dirigido por el actor cómico tailandes Petchtai Wongkamlao, así como en “Chocolate”, una película dirigida por Prachya Pinkaew protagonizada por la artista marcial, Yanin Vismistananda. Co-protagonizó también la pelicula “Los guerreros del fuego” (2006) comedia de acción de artes marciales de protagonizada por Dan Chupong. El remake de “Born To Fight“ (2004).

Internacionalmente es conocido por su trabajo en la trilogia Ong-Bak junto a su pupilo Tony Jaa, junto al que co-dirigió Ong-Bak 2 y tercera parte.