Cine y Televisión

Detrás de las Cámaras: Cometieron dos errores (1968)

Detrás de las Cámaras: Cometieron dos errores (1968)

Detrás de las Cámaras: Cometieron dos errores (1968)

El reparto de Cometieron dos errores (Hang ‘Em High) (1968) Ted Post. Por orden, Inger Stevens, Clint Eastwood, Pat Hingle, Ed Begley y Ruth White durante el rodaje de la película.

La productora United Artists, que por aquel entonces fue la encargada de distribuir la trilogía de Sergio Leone en territorio norteamericano, propuso a Clint Eastwood interpretar este western, oferta que aceptó. El actor también coprodujo con su recién fundada productora Malpaso esta película.

En un principio Eastwood le ofreció el trabajo de dirección al propio Sergio Leone, pero éste no pudo aceptar por encontrarse en ese momento implicado en el rodaje de Erase una vez en el Oeste (1968) Sergio Leone.​

Este fue el primer western de producción no europea en el que actuó Clint Eastwood, en el cual tenía una marcada influencia de los spaghetti western.

Lugares de Película

Lugares de Película

Lugares de película: La Rambla Otero en la localidad de Gádor (Almería) ha sido el plató natural durante años para diferentes películas. De este modo en estos parajes se han rodado films bélicos y de aventuras.

Lugares de Película

Play Dirty (Mercenarios sin gloria) (1968) André de Toth, con Michael Caine y Nigel Davenport.


Un esercito di 5 uomini (Un ejército de cinco hombres) (1969) Italo Zingarelli con Bud Spencer y Dave Graves.

Lugares de Película


Indiana Jones and the Last Crusade (Indiana Jones y la última cruzada) (1989) Steven Spielberg con Harrison Ford y Sean Connery.

Lugares de Película

.

Superman Lives!

Superman Lives!

La historia no contada de Superman Lives! cobra vida de manera inesperada. Un tráiler filtrado mostrando una animación que reaviva el proyecto nunca realizado de Tim Burton.

Realizado por Paul B. Frieling y Lazy Droid Studio, este adelanto parece ser el preludio de una serie hecha por fans, capturando momentos de los guiones originales de Superman Lives! escritos por Kevin Smith, Dan Gilroy y Wesley Strick.

En este avance, vemos a Lex Luthor desencadenando la llegada de Brainiac a la Tierra al enviar una señal al espacio revelando la presencia de un kryptoniano en Metropolis. La representación visual muestra a Superman, con el rostro de Nicolas Cage, enfrentándose al villano cuando la nave de este aterriza en la ciudad.

Lo más impresionante es que todos los diseños de los personajes se basan en los artes conceptuales y escritos presentados en el documental The Death of Superman Lives: What happened? (2015) Jon Schnepp, que detalla el desarrollo y la cancelación de este proyecto cinematográfico.

Superman Lives!, la película que iba a ser dirigida por Tim Burton en 1998, y protagonizada por Cage, se sumergió en un viaje tortuoso que incluyó múltiples guiones, desacuerdos entre productores y directores, y una creciente preocupación por el costo de producción, estimado en más de 300 millones de dólares.

Inicialmente, Kevin Smith estuvo vinculado al guion, adaptando el icónico cómic La muerte de Superman. Sin embargo, con el paso del tiempo, el proyecto cambió de manos, incluyendo la llegada de Wesley Strick y luego de Dan Gilroy como guionistas.

La elección de Cage como Superman dividió opiniones, contribuyendo a la incertidumbre sobre el alto presupuesto y los problemas de producción que rodearon el proyecto durante más de un año. Finalmente, Warner Bros. tomó la decisión de cancelar la película.

Este adelanto inesperado revive la emoción y la curiosidad de los seguidores, presentando una versión visualmente espectacular de lo que pudo haber sido. Aunque la serie hecha por fans es un tributo a lo que pudo ser, nos permite imaginar el potencial del universo no explorado de Superman Lives!. ¿Podría este tráiler filtrado avivar el interés en una adaptación oficial en el futuro? ¡Solo el tiempo lo dirá!

Nakatomi Plaza

Nakatomi Plaza. Dónde murió cada terrorista en el interior del del edificio.

Nakatomi Plaza. Dónde murió cada terrorista en el interior del del edificio.

El rascacielos Nakatomi Plaza es mucho más que un conjunto de pisos y oficinas. Este icónico edificio se convirtió en el escenario principal de uno de los thrillers más memorables del cine: Die Hard (1988) John MacTiernan, protagonizada por Bruce Willis como el intrépido policía John McClane.

Ubicado en Los Ángeles, Nakatomi Plaza se convirtió en el escenario de un enfrentamiento explosivo entre McClane y un grupo de terroristas liderados por Hans Gruber, interpretado magistralmente por Alan Rickman.

El atrevido intento de robo durante la fiesta navideña se convierte en una batalla de ingenio, valentía y tácticas desesperadas para salvar a los rehenes y detener a los delincuentes. Pero, ¿dónde encaja la realidad en esta historia de ficción?

Nakatomi Plaza, en la realidad conocida como Fox Plaza, se erige majestuosamente en Century City, Los Ángeles. Aunque la película se filmó principalmente en este lugar, ciertos detalles y exageraciones cinematográficas marcaron la diferencia.

La arquitectura del Fox Plaza se hizo famosa como Nakatomi Plaza, y su estructura distintiva se convirtió en un símbolo perdurable de la película. Sin embargo, a pesar de la narrativa de Die Hard, no hubo tal incidente terrorista en la vida real. La película dio vida a la idea de un edificio siendo tomado por ladrones profesionales, pero la realidad es que Fox Plaza sigue siendo un lugar de negocios y oficinas, sin dramas épicos como los vistos en la pantalla grande.

A pesar de esto, la película dejó una huella indeleble en la cultura popular, estableciendo a John McClane como un ícono del cine de acción y haciendo de Nakatomi Plaza un nombre que resuena en la memoria colectiva de los amantes del cine. Más allá de la ficción, Nakatomi Plaza sigue en pie, recordándonos no solo una historia épica de Hollywood, sino también la magia del cine para transformar lugares comunes en escenarios de leyendas.

Obituario: Alphose Beni

Alphonse Beni (1946 – 12 de marzo de 2023 ) oriundo de Nkongsamba en el departamento de Moungo, región litoral de Camerún, se ha destacado como un prolífico actor y director. En su haber, una veintena de películas que ha filmado, incluida la primera película de kárate de Camerún, Cameroon Connection (1985) y The tear (2005), que atrajo a una gran audiencia en los cines de Camerún.

Obituario: Alphose Beni
Cameroon Connection (1985) Alphonse Beni

Alphonse Beni como actor y director posee una de las carreras más peculiares y singulares llegando a estatus de reputación de autor de culto en África, pese a participar en numerosas películas entre Europa y Hong Kong, su verdadera pasión fue dirigir. De familia bien situada económicamente, fanático de Bruce Lee, que quería ser estrella del cine de acción y dio sus primeros pasos en Francia donde aprendería el oficio.

Comenzó a producir y dirigir cortometrajes de ficción en 1971 Fureur au poing, Unenfant noir y pasó al formato largo en 1974 con The guys, the cops ante whores (aka Les Tringleuses) (1974) Alphonse Beni. Como pionero, es a su vez una excepción en el panorama cinematográfico camerunés. 

Obituario: Alphose Beni
Les Tringleuses (1974) Alphose Beni

Fue uno de los pocos cineastas que puede presumir de una verdadera independencia financiera frente a los organismos estatales de financiación. Sus películas se producen principalmente apelando al capital privado extranjero mediante el sistema de coproducciones con Francia, Italia o Gabón y acuerdos publicitarios con firmas comerciales que buscaban entrar en los mercados africanos.

Sus películas se caracterizaban, a diferencia de la mayoría de sus colegas cuyas películas se enfocaban en la realidad camerunesa a modo documental, por abordar de una forma de narración cercana al modelo de serie B occidental o asiática, adaptándose al gusto del público joven camerunés, aficionado de películas de acción. Les Mecs les flics et les p… (1974), Danse mon amour (1979) o Saint voyou (1982) son transposiciones locales de estándares occidentales, siendo el héroe de estas películas generalmente el propio Alphonse Beni.

El éxito en Camerún de las películas de Alphonse Beni se enfrentaba a situaciones como la distribución y circulación de las obras era más que aleatoria, lo que suele afectar a la carrera comercial de las producciones locales.

La historia recordará que Alphonse Beni será el único cineasta camerunés «financiable», que reembolsará los anticipos de los recibos concedidos por la FODIC, organización que además se encuentra en una situación financiera desastrosa durante la década de 1980 y ve su autoridad desafiada por muchos cineastas.

Con su llegada a Francia fue donde encontró financiación y técnicos para sus películas. Este camino le llevó a sumergirse en la ola de comedia porno erótica que floreció en las pantallas en la década de 1970. Alphonse Beni consiguió el papel principal de Black Love (L’homme qui voulait violer le monde) (1974) José Bénazéraf, una ligera comedia erótica, con su director considerado el abanderado del cine sucio porno-intelectual. Benazéraf cita a Pierre Viansson-Ponté (editora de Le Monde), pronuncia discursos sobre Truffaut y cita visualmente a Godard entre dos orgías lúgubres. La película también cuenta como intérpretes Alain Tissier, Jean Rollin. En esta película el propio Alphonse Beni está acreditado como coguionista.

Beni durante esta etapa alternará las producciones de películas eróticas que realiza en Camerún y el rodaje como actor en Francia. Su primer largometraje como director continuó su impulso en lo erótico y estrenó en 1974 Los chicos, los policías y las putas (Les Tringleuses) (1974) Alphonse Beni. Se le atribuye el guión en compañía de un tal François Camille. Es el intérprete de la película bajo el seudónimo de Alton Beni, compartiendo cartelera con Michel Charrel, y Sylvia Bourdon, futura famosa actriz porno. La película tuvo un gran éxito en Camerún.

En 1975 rueda Les Filles au soleil (Infernal penetraciones) (Les 69 posiciones) (1975) Alphonse Beni, estrenada también en vídeo en Francia bajo el título Deseo sexual. Acreditado como Alton Benny también como intérprete. Esta película cuenta con una versión una versión suave (Les Filles au soleil), y es muy difícil saber si las inserciones pornográficas se agregaron a posteriori porque son los mismos actores (en particular, Gilles Servien, quien hará carrera en el género) quienes las brindan y que encajan muy bien en la continuidad de la película. Sin embargo, el propio Beni afirmó que nunca filmó escenas duras en sus películas.

Obituario: Alphose Beni
Godefinger o Ciertos gatos no gustan de la holgura (1975) Edmond Freese

Los periodos que no está de gira por su país, aparece en algunas producciones eróticas francesas anteriores a la liberalización de la clasificación X. Le vemos en particular en Hommes de joie pour femmes viciouses (1974) Pierre Chevalier, un erótico dirigido por Pierre Chevalier bajo el apodo brasileño de Lina Cavalcanti. Rodada en 1974, la película no se estrenó en las pantallas hasta febrero de 1976. La película cuenta con escenas pornográficas que probablemente sean inserciones; la pornografía se legalizó en Francia entre el rodaje y el estreno de la película. Esta película fue cortada y remontada en la comedia La Pension des Surdoués (1980) Pierre Chevalier con Charlotte Julian como protagonista en 1980.

También participó en Godefinger o Ciertos gatos no gustan de la holgura (1975) Edmond Freese. Freese bajo el seudónimo Bob Logan, fue un director mediocre que dedicaría en la producción de comedias de estilo erótico La película se escabulló después de problemas con la censura. Una vez más, circulando una versión que incluye inserciones porno.

Más reconocido fue su pequeño papel como ministro africano en L’Etat sauvagede (1978) Francis Girod con Marie-Christine Barrault, Michel Piccoli, Jacques Dutronc y Claude Brasseur, una película que denuncia las convulsas relaciones entre Francia y África después de la descolonización.

Obituario: Alphose Beni
L’Etat sauvagede (1978) Francis Girod

De regreso a Camerún pudo dejar el erotismo, aunque no desdeñaba deslizar uno o dos desnudos en sus películas y embarcarse en producciones más gloriosas: Dance my love (Danse mon amour) (1979) Alphonse Beni, un musical de gran éxito en Camerún pero sin ningún lanzamiento en Francia.

Posteriormente en realizaría Anna Makossa (1980) Alphonse Beni con Jean-Pierre Andreani, en donde Beni asume el personaje de Baïko. Baïko se convertirá en su nombre favorito ya que lo utilizará para casi todas sus películas posteriores. Estrenada en Francia en febrero de 1980, esta película es un musical disco-funky aplastante, patrocinado por Toyota y Air Gabon.

Dos meses después la nueva producción de Beni aterriza en las pantallas francesas Saint voyou (Saint rogue ruega por nosotros) (1980) Alphonse Beni.

Aunque durante su etapa como director no contó con el aprecio de la crítica, local e internacional, Beni es una auténtica estrella en Camerún, señal de que sus producciones son aclamadas por el público. Sus películas están rodadas con competentes técnicos franceses, a menudo del mundo del erotismo setentero, y como son los casos del excelente Roger Fellous que trabajó para Claude Mulot El sexo que habla (1977)Tom DeSimone; Max Pécas Brigada de la noche (1985) o Jean-Marie Pallardy Fuego blanco (1984).

Durante esta época para financiar sus proyectos recurre masivamente al patrocinio y la colocación de productos., especialmente en el importador local de Toyota. Del mismo modo en Cameroon Connection, es recurrente la aparición de VAT 69. En Black Ninja, definitivamente hay una escena de interrogatorio basada en patrocinadores: en una oficina calurosa, el policía ninja Alphonse Beni y su sospechoso pasan el tiempo bebiendo Evian y Perrier, limpiándose con pañuelos Kleenex y fumando Gitanes mientras hacen toneladas de ellos.

En 1982, dirigió Coup dur (1982) Alphonse Beni, un thriller en el que no dudó en reciclar pura y simplemente un documental sobre el entierro de un jefe tribal, para luego continuar con la que sigue siendo quizás su mayor película: Cameroon Connection (1985) Alphonse Beni, donde aparece junto a Bruce Le y la aparición en escena del modisto Paco Rabanne que resulta ser peor actor que profeta del fin del mundo. Esta se trata de una coproducción franco-camerunés que ofrece nada menos que la presencia de Bruce Le, el clon más famoso de Bruce Lee.

Bruce Le ya había filmado en Francia Bruce Strikes Back (1982) Bruce Le con la ayuda en la dirección del productor André Koob y Jean-Marie Pallardy. Siguió siendo amigo de Koob. Conociendo a muchos técnicos del mundo del cine B francés y la mitad de la película rodada en Francia, es fácil adivinar cómo terminaron compartiendo cartel junto a Beni.

Ese mismo año, se estrenó African Fever (1985) Alphonse Beni una serie de clips en el contexto de una cursi investigación policial, que pretendía ser un tributo a la música africana antigua, en donde aparece su esposa Suzanne Beni, con quien compartiría pantalla en varias películas.

Al año siguiente junto a Gordon Mitchel, Romano Kristoff y Richard Harrison ruedan Three Men on fire (Terror Force Commando) (1986) Richard Harrison. Romano y Richard habían estado de gira con Bruce Le en el pasado y esto les llevó a conocer a Beni. Nuevamente, la influencia de amigos mutuos que trabajan en el cine B, como el productor canadiense Dick Randall que había dirigido a Richard Harrison en Hong Kong para aparecer junto a Bruce Le en Duelo del Dragón y el Tigre (1980) Bruce Le. De hecho, Richard Harrison conoció a Beni en el mercado de cine de Cannes y quedó impresionado por su entusiasmo y su carisma.

Obituario: Alphose Beni
Cartel alemán de Threee Men on Fire (1986) Richard Harrison

En esta película, coproducida por Beni, es una serie B empaquetada honestamente a pesar de una cruel falta de medios. Alphonse Beni vuelve a interpretar al inspector Baïko y su mujer Suzanne le vuelve a dar la línea (un rodaje que parece haber sido muy familiar ya que los tres hijos de Richard Harrison llegaron a interpretar pequeños papeles). Sin embargo, Harrison tuvo una sorpresa durante el rodaje de la parte africana supervisada por Alphonse. No pudo encontrarle ninguna arma para las escenas de acción. Algo que no importó, ya que fue el propio Richard quien trajo algunos de Italia pero tuvo que estar un tiempo para convencer a la aduana (no informada de la naturaleza de la carga) de que solo era atrezo de un rodaje.

Fue la última película que filmó en África por aquella época. La crisis económica que se produjo a mediados de los años 80 en Camerún triplicó el precio de las entradas, al mismo tiempo provocó una caída general de los salarios, y obligó al Estado, en suspensión de pago, a una política de restricción. Los cines fueron cerrando uno a uno y pronto verían la competencia de los videoclubes, luego de la televisión por cable y más tarde de la piratería. La producción cinematográfica camerunesa se redujo a un goteo a fines de la década de 1980. Los cineastas recurrieron a la televisión o, como Alphonse Beni, se exiliaron. Y para Beni, el exilio es Hong Kong.

Fue por consejo de Richard Harrison que Beni habría ido a comprometerse con los reyes del cut-up: el director Godfrey Ho y su productor Joseph Lai, jefe de IFD. Se dice que Richard los presentó en el mercado de películas de Cannes, donde él y Alphonse fueron a vender Terror Force Commando. Conocían las producciones de IFD ya que Harrison había filmado películas de ninjas en Hong Kong el año anterior con este excelente equipo y sin sospechar que se encontraría en un abrumador 2 en 1, Harrison en aquella época se preparaba para realizar una nueva sesión de filmación en Hong Kong y se lleva a Beni con él.

Black Ninja (aka Ninja Silent Assassin) (aka Ninja Operation: Knight & Warrior) (1987) Godfrey Ho

Entre 1986/87 que encontramos a Alphonse Beni en los créditos de Black Ninja (aka Ninja Silent Assassin) (aka Ninja Operation: Knight & Warrior) (1987) Godfrey Ho donde, junto a Harrison aparece vestido con un elegante mono ninja amarillo canario, copiosamente doblado por un especialista chino, para todas las escenas de lucha, Beni muestra casi cero habilidades marciales.

Utilizando los métodos de producción «2 en 1» que se han convertido en la marca registrada casi mafiosa de IFD, Ninja Silent Assassin se edita en parte a partir de imágenes de una película ya existente, el thriller taiwanés Nu tai bao (1983) Chen-Kuo Chao cuyos derechos compraron Joseph Lai. Alphonse quedará muy contento con la película, que presentará, no sin audacia, como una gran coproducción «chino-estadounidense» (pero al fin y al cabo, Richard Harrison es estadounidense y la película se produjo en Hong Kong).

Obituario: Alphose Beni

Durante su exilio en Hong Kong participó en otras tres películas basadas en el mismo modelo, pero esta vez sin pasar por el estudio IFD y su jefe, Joseph Lai, para trabajar directamente con los técnicos chinos que conoció en Black Ninja, como el director de fotografía Raymond Chang Hai. aparecerá así el cartel de Top Mission (1987) Charles Lee Chiu, donde en realidad aparece 15 minutos de ninja rojo, el tiempo para completar el 2×1 con la película filipina Diablo Force (1986) William Mayo. Fue acreditado como Alfons Beny y Chris Kelly.

La producción de Top Mission (1987) Charles Lee Chiu, está firmada por «Henry Lee», que no es un seudónimo de Godfrey Ho como hemos creído durante mucho tiempo, sino el director chino Charles Lee Chiu, que trabajaba a sueldo en la IFD. Godfrey Ho está presente en la producción donde sirvió como intermediario entre Alphonse Beni y el equipo chino, actuando como productor ejecutivo (se le atribuye a Godfrey Strong) a través de una estructura que montó especialmente para la ocasión, StrongFilm Productions. Para complicar aún más las cosas, la película fue distribuida internacionalmente por la firma Filmark de Hong Kong de Tomas Tang, un importante rival de la firma IFD de Joseph Lai.

Obituario: Alphose Beni
Top Mission (1987) Godfrey Ho

Alphonse Beni todavía rueda dos: Power Force (1991) Charles Lee Chiu a través de Godfrey Ho y Fire Operation (1986) Godfrey Ho es una verdadera película de Frankenstein que incorporaría secuencias de Manhunt, Black Ninja y Top Mission en la edición de Godfrey Ho que continúa desempeñándose como productor ejecutivo, esta vez con su nombre real, a través de su firma GodfreyFilm Productions. Power Force se distribuirá a través de Filmswell International Limited, otra estructura creada por Godfrey Ho; y fueron sus últimas películas filmadas en Asia.

Después de la década de 1990 de regreso a Camerún, sigue siendo una figura popular pero algo controvertida en el cine local. No renuncia al Séptimo Arte e invierte en la gestión de cines en Douala. La debilidad financiera de la industria local lo obligó a la inacción durante diez años, pero no perdió las ganas de volver a tomar la cámara en la mano.

Así, en 2005, finalmente estrenó un nuevo largometraje, The Tear (La déchirure) (2005) Alphose Beni. Una película más arraigada a las realidades del país donde dibuja el retrato de una gran familia camerunesa con problemas, dividida entre la fe en Dios y la brujería tradicional. El arreglo financiero parece haber sido problemático. La película está interpretada por actores no profesionales (se dice que algunos son tan malos que fueron abucheados durante el preestreno) y mezcla gran comedia, misticismo religioso y vena social.

Al mismo tiempo, Alphonse también apareció en películas ajenas: así, en 2006, apareció en el thriller Emeraudes (2006) Isidore Modjo. Con el tiempo, Beni parece haberse convertido en una especie de figura tutelar del popular cine camerunés. En todo caso, se alegra de que como verdadero cinéfilo, Beni pueda seguir satisfaciendo su sueño de hacer cine. En 2007, prosiguió su anterior éxito con La Déchiure 2: parfait amour (2007) Alphose Berni, de la que volvió a ser protagonista y director.

Posteriormente estrenó Red Bad Boys (2008) Alphonse Berni, posteriormente en 2011, Beni cambia de registro con Las viudas voluntarias (2011) Alphonse Berni, la historia de tres amigas madres que deciden liquidar a sus maridos alcohólicos, veleidosos y violentos. Luego en 2016 y 2017 regresó detrás y frente a la cámara para las películas The Spider Women, The Spider Women 2 y sobre todo They Ate My Son, adaptación de una exitosa obra de teatro que cuestiona el choque de culturas entre la ciencia occidental, las creencias tradicionales. y la charlatanería de ciertos sinvergüenzas en el África del siglo XXI. Un proyecto difícil de poner en marcha y cuyo lanzamiento sigue siendo confidencial.

Una vez retirado de los rodajes, en 2019, Alphonse Beni ganó el premioYES PAPAen el Festico 2019 por su trabajo y su carrera, luego en 2021, el Ecran d’Honneur en el festival Ecrans noirs. Así en noviembre de 2021, fue honrado con una Pantalla de Honor otorgada por el Festival Screens Blacks. En enero de 2023, se desempeñó como presidente del jurado de cortometrajes en la novena edición del festival Yarha en Yaundé.

Muy discreto en su vida privada, Alphonse Beni vivió unos años alejado de los focos y los brillos. Murió el 12 de marzo de 2023 a causa de una enfermedad.

Obituario: Alphose Beni
Alphose Beni